Newtral
El fondo de reconstrucción, la condición para los presupuestos europeos
Siguiente

El fondo de reconstrucción, la condición para los presupuestos europeos

Países Bajos, Suecia, Austria y Dinamarca se muestran reticentes a dar luz verde al plan de recuperación pospandemia, que necesita un apoyo unánime

Foto: Etienne Ansotte | Web Comisión Europea

Bruselas acogerá la cumbre de la UE los días 17 y 18 de julio, que reunirá a los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros para que cierren un acuerdo sobre los presupuestos comunitarios de 2021-2027 y el plan de recuperación económica pospandemia.

  • El viernes 10 de julio, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, propuso reducir a 1,074 billones de euros el presupuesto, un recorte del 2,36% de las cuentas planteadas al principio.
  • No obstante, propuso mantener el fondo en 750.000 millones de euros (500.000 millones en subvenciones a fondo perdido y 250.000 millones en préstamos) pero endureció las condiciones del control de ayudas.

La aprobación de los presupuestos necesita la unanimidad de los 27 miembros, un escenario difícil de prever dada la resistencia de los llamados socios ‘frugales’: Países Bajos, Suecia, Austria y Dinamarca.

Este lunes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha iniciado una gira por La Haya, Estocolmo y Berlín para convencer a los ‘frugales de que también les interesa un acuerdo simétrico entre los países.

Lo más importante

  • ¿Cómo se financiará el fondo? La Comisión Europea propuso un aumento sustancial y temporal del techo de gasto del presupuesto comunitario del 1,2%, límite actual, al 2% de la Renta Nacional Bruta (RNB). Se utilizaría el margen entre el gasto real, que actualmente equivale al 0,904% de la RNB, y el nuevo techo, para emitir la mayor deuda conjunta de la historia del club para financiar la recuperación en los próximos años.
  • ¿Cómo se amortizará esa cantidad y se devolverá los intereses? Bruselas propone a los estados miembros hacerlo con la creación de nuevos impuestos: la tasa al carbono en frontera, los derechos de emisión, la tasa digital o un impuesto a las grandes corporaciones.
  • ¿Cuáles son los tres grandes pilares del plan de recuperación que plantea la jefa del Ejecutivo Comunitario, Ursula Von der Leyen? 
  1. Un Fondo de Resistencia y Recuperación recogiendo aproximadamente 80% del fondo y un complemento al fondo de cohesión que se repartirá proporcionalmente al impacto de la pandemia, para financiar reformas.
  2. El 15% del dinero captado se destinará al reinicio de la actividad económica a través de un Instrumento de Apoyo a la Solvencia para respaldar a las empresas más perjudicadas por la pandemia, así como de un Fondo de Inversión Estratégica para fortalecer las cadenas de valor.
  3. Un nuevo programa, EU4Health, recibirá un 5% para fines sanitarios.

¿Cuál es el contexto?

  • En febrero, los Veintisiete fracasaron en su intento de pactar los primeros presupuestos tras el Brexit. Los cuatro países frugales exigieron recortar unos presupuestos diseñados para cubrir el socavón de 75.000 millones de euros que deja la retirada de Londres.
  • La crisis económica provocada por el coronavirus implica un aumento de los presupuestos, alimentando así la resistencia de los halcones presupuestarios.
    • Después de la ausencia de la UE en los primeros meses de la crisis del COVID-19, Alemania y Francia reafirmaron su compromiso a mediados de mayo impulsando un fondo de recuperación de medio billón de euros financiado con una emisión de deuda conjunta.
    • A finales de mayo, la Comisión Europea mejoró el plan franco-alemán sumando a los subsidios a fondo perdido 250.000 millones de euros, formando así un paquete de 750.000 millones de euros.
    • El bloque de los países frugales se volvió a oponer a los otros miembros en el primer intercambio que los Veintisiete mantuvieron el 19 de junio sobre la propuesta de la Comisión para crear un fondo de reconstrucción. Reclaman que la ayuda se canalice solo a través de préstamos reembolsables en vez de subsidios, que el plan se acote temporalmente y que los beneficiarios reformen la estructura de sus economías.
    • El 29 de junio, en su primera reunión presencial después del estallido del COVID-19, Merkel y Macron acentuaron la urgencia de aprobar el fondo y escenificaron la unidad y liderazgo del eje franco-alemán de nuevo.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Bruselas dispone de varias bazas para convencer a los cuatro frugales:

  • Holanda, Suecia, Austria y Dinamarca son beneficiarios netos del mercado interior. Macron, el presidente de Francia, les recordó que el fondo “no es solo una cuestión de solidaridad, sino también de interés propio” ya que si el acuerdo de financiación se basase solo en créditos, como estos países proponen, ciertos estados miembros se sobreendeudarían, lo que pondría en riesgo el mercado interior y les perjudicaría a los que más
  • Bruselas impondrá a los países auxiliados un plan de ajustes para garantizar que el gasto contribuye a su competitividad y modernización.
  • Según Angela Merkel, el desafío puede convertirse en un punto de inflexión para reformar Europa, algo que también defienden Heiko Maas y Arancha González Laya, respectivos ministros de Asuntos Exteriores de Alemania y España. Para salir de la crisis, reducir los costes futuros y evitar próximas recesiones se necesita inversión para estimular la economía, más que ahorros. Estas inversiones no se centrarían solo en la recuperación del pasado sino también en los grandes retos del futuro, argumentan. También es la oportunidad de reforzar la cohesión y solidaridad que fundaron la UE y se perdieron en los últimos años. 

Mientras que el formato virtual de las reuniones de los Veintisiete durante el confinamiento facilitó el atrincheramiento de los países frugales en sus posiciones de partida, el reencuentro, en el que se podrá negociar a varias bandas, puede abrir la vía hacia el acuerdo.

Merkel, que desde hace dos años lideraba ya junto a Macron la transformación de una UE  que se enfrentaba a amenazas existenciales como el Brexit y los populismos, ha asumido el 1 de julio la presidencia de turno de la UE que se encarga junto al presidente del Consejo Europeo de forjar el consenso de los socios. La prioridad de la canciller alemana es pactar el plan de recuperación europea.

La victoria del ministro irlandés Donohoe, candidato apoyado por los frugales, y la derrota de Nadia Calviño, ministra española y apuesta del eje franco-alemán, en la elección del presidente del Eurogrupo, cambia el escenario en las negociaciones de los presupuestos europeos.

#Fact

Dado que los subsidios se asignarían según el impacto de la pandemia en cada país, España sería el segundo mayor receptor después de Italia, captando 140.000 millones de euros entre unos 77.000 millones de subsidios y 63.000 millones de préstamos, el equivalente al 11% del PIB.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente