Newtral
Es falso que un tribunal estadounidense haya desenmascarado “el fraude de las vacunas”
Siguiente

Es falso que un tribunal estadounidense haya desenmascarado “el fraude de las vacunas”

La publicación viral tiene su origen en EE.UU., pero grupos antivacunas la están difundiendo por más países y en diferentes idiomas con el mismo contenido falso.

Nos habéis hecho llegar a nuestro servicio de verificación de WhatsApp (+34 682 58 96 64) un post de Facebook que asegura el gobierno estadounidense ha estado aprobando vacunas sin realizar controles de calidad durante 32 años. Es falso.

El post asegura que el Departamento de Salud ha estado engañando a la población estadounidense sobre la eficacia y seguridad de las vacunas. En newtral.es ya desmontamos todos los bulos que los antivacunas tratan de extender. Las vacunas son seguras, y gracias a ellas se han llegado a erradicar ciertas enfermedades.

El fake se creó por unos documentos perdidos

El bulo fue desmentido en abril de 2019 por el fact-checker estadounidense PolitiFact que, como Newtral, forma parte del International Fact-Checking Network. Según PolitiFact, el bulo se originó a raíz de una petición realizada al Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos (HHS en sus siglas en inglés) por parte de la Red de Acción de Consentimiento Informado (ICAN), el principal grupo antivacunas de Estados Unidos.

Algunas versiones del bulo, como la que circula en español, acompaña el texto con una imagen maquetada con la primera página de la demanda que presentó ICAN ante un tribunal en Nueva York. Esa captura de pantalla del documento, solo prueba que se ha interpuesto una demanda contra el Departamento de Salud, no por qué ni cuál fue el resultado.

Este grupo de presión pidió al HHS unos informes administrativos que el departamento había presentado ante el Congreso. El HHS no consiguió encontrar esos informes, por lo que el ICAN concluyó que el Departamento de Salud estaba obligando a los niños a vacunarse sin haber realizado el monitoreo de seguridad adecuado.

Sin embargo, no hay ninguna evidencia de que el Departamento de Salud haya admitido que nunca ha monitoreado la seguridad de las vacunas en los últimos 32 años. Todo lo contrario, se trata de un largo proceso que está descrito en la propia web del Departamento.

Antes de su utilización en pacientes, las vacunas son testadas en laboratorio durante años, incluyendo pruebas con voluntarios. De acuerdo al Gobierno estadounidense, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) trabaja estrechamente junto a la compañía que produce el fármaco vigilando que este sea seguro, potente, puro y estéril. Las agencias federales continúan la monitorización de las vacunas incluso tras su comercialización.

Además, el HHS realizó en 2008 una revisión exhaustiva de su método de evaluación de seguridad para las vacunas, disponible en su web de manera pública.

Ni crimen, ni castigo

El fake también asegura que, gracias al supuesto tribunal que “ha desenmascarado el fraude”, las empresas ya no podrán obligar a sus trabajadores a vacunarse. Esto también es falso: un empresario no puede obligar a los trabajadores a ponerse una vacuna; tampoco el propio Departamento de Salud. El Gobierno de EE.UU. únicamente exige la vacunación obligatoria a aquellos que se matriculen en la escuela pública (aunque los Estados permiten excepciones por asuntos médicos, religiosos o filosóficos). En líneas generales, la decisión de vacunarse para los ciudadanos estadounidenses es voluntaria, al igual que en España.

Por último, debido a que no existe ningún fraude, tampoco hay ningún funcionario que vaya a ser juzgado bajo el Código de Núremberg, como se dice en el bulo. Este código de ética médica recoge diez principios bajo los que debe regirse la experimentación médica con seres humanos. Las vacunas disponibles en el mercado no son un experimento, son una medicina que cumple con todas las regulaciones sanitarias.

El bulo, originado en Estados Unidos, se ha extendido a otros países además de España, como Alemania, Francia o Italia, país en el que hasta hay una petición en Change.org con más de 100.000 firmas que busca acabar con las vacunas en niños.

Fuentes:

Relacionados

Más vistos

Siguiente