Newtral
España, el país de la OCDE con más trabajadores en empleos con riesgo de contagio por COVID-19
Siguiente

España, el país de la OCDE con más trabajadores en empleos con riesgo de contagio por COVID-19

Un 56% de los trabajadores en España tienen empleos con riesgo de contagio, según un informe de la OCDE



Garantizar la seguridad de los trabajadores es uno de los objetivos principales a seguir a corto plazo para limitar la propagación del virus y estas últimas semanas España ha tenido varios ejemplos de cómo el entorno laboral está siendo un foco importante de brotes. 

España es el país de la OCDE, según un informe de la propia organización, con la proporción de trabajadores en empleos con riesgo de contagio más alto, con un 56%, seguido de países como Eslovaquia, Irlanda y Grecia. Por el contrario, los países con menor riesgo son Luxemburgo, con un 39%, República Checa y Estonia.

La Organización Mundial de la Salud habla de tres niveles de riesgo dependiendo de las características de tu trabajo: riesgo de exposición bajo, medio y alto. 

Los trabajadores con un riesgo bajo son aquellos que realmente no requieren un contacto estrecho o frecuente con el público en general (visitantes, clientes…) o también con otros compañeros de trabajo. 

El riesgo de exposición medio se da en trabajos que sí requieren ese contacto estrecho o frecuente con el público en general pero no con personas de las que se sabe o se sospecha que están infectadas de COVID-19.

Y por último, el riesgo de exposición alto lo encontramos en trabajos que sí requieren ese contacto estrecho con personas de las que se sabe o se sospecha que están infectadas por el virus de la COVID-19, así como con objetos y superficies posiblemente contaminadas también. Además de los centros de salud, estamos hablando de trabajos como transporte de personas infectadas, la prestación de servicios domésticos o atención domiciliaria a personas con COVID-19.  

También hay trabajos que si bien no son de cara al público, implican riesgo de contagios. Es el caso de los los trabajadores más precarios, no solo por sus condiciones laborales en el centro de trabajo sino también fuera de él. Por ejemplo los trabajadores de los mataderos, muchos extranjeros, personas migrantes y protagonistas de importantes focos de brotes. 

“Las condiciones de trabajo de las personas en los mataderos, en las salas de despiece, son muy duras: trabajan en temperaturas bajas, con altos índices de humedad y además muy cerca entre ellos”, explica Alicia Buil, secretaria del sector alimentario de UGT Catalunya. 

“Para mantener este ambiente necesario para que la carne no se estropee demasiado rápido se utilizan equipos de aire acondicionado que reciclan el aire, que es una forma de crear aerosoles que también es un problema” , asegura Salvador Peiró, Portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS). 

Fernando Simón fue preguntado por esta cuestión en rueda de prensa y aseguró que “desgraciadamente, los trabajadores de los mataderos son personas de grupos sociales desfavorecidos y mantienen unas condiciones de transmisión más fáciles, no solo en el matadero sino también fuera”

En España hemos visto importantes brotes en mataderos, cientos de contagiados en varios de ellos en Lleida, en Huesca pero también en temporeros… Y lo mismo ocurre fuera de nuestras fronteras. En Alemania se dieron cientos de contagios en un matadero a mediados de junio.  

El caso de los temporeros no es tan su lugar de trabajo, porque es al aire libre, sino como sus condiciones de vida: juntos y en viviendas precarias. “Conviven juntos en malas condiciones, en barracones u otros centros de este tipo”, asegura el doctor Peiró.

En esa misma línea se pronuncia Buil, que denuncia que según el Convenio Agropecuario de Cataluña se les debería proporcionar una vivienda digna a los que vivan a más de 70 kilómetros de la explotación agrícola, “algo que no se está cumpliendo”. 

Es importante hacer hincapié, por lo tanto, en las medidas de seguridad en el empleo, que tienen que ver no solamente con tu estancia en el centro de trabajo sino también con el trayecto que haces para ir, por ejemplo. 

Sanidad explica que en estos casos es ‘preferida el transporte individual’, pero que si viajas en transporte público, hay que guardar la distancia de seguridad y usar mascarilla. Una vez en el centro de trabajo, es importante que en todo momento se guarde la distancia de seguridad de 2 metros entre compañeros. Y también la empresa debe ofrecer los productos de higiene necesarios para poder seguir las recomendaciones individuales: jabón, solución hidroalcohólica y pañuelos desechables.

1 Comentario

  • Pero si la unión europea es lo que nos habéis dejado… turismo, bares y …lo que sigue. Qué queréis. Encima nos lo refregais diciendo que contagiamos más. Y la OMS… que ya no se aguanta ni ella sola y no se la cree ni ella misma.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente