Newtral
ERC en la antesala de los Presupuestos
Siguiente

ERC en la antesala de los Presupuestos

El pleno del Congreso somete a votación este jueves la flexibilización de la senda de déficit y el aumento del techo de gasto del 3,8% con respecto a 2019. Los primeros pasos de un trámite que puede asegurar la legislatura

Foto | Mariscal (EFE)

Son días clave para garantizar la continuidad de la legislatura. El Gobierno de Pedro Sánchez pone a prueba su capacidad para amarrar apoyos y dar los primeros pasos hacia el trámite de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en un calendario en el que se suceden citas decisivas para la resolución del conflicto catalán y en tiempos de precampaña. Todo está conectado en una cadena de acontecimientos que sigue este orden:

  • Martes, 25 de febrero: votación de la proposición de ley socialista para reformar la Ley de Estabilidad Presupuestaria que busca retirarle al Senado el derecho al veto de la senda de déficit.
  • Miércoles 26 de febrero: Mesa de diálogo entre gobiernos entre el Ejecutivo central y el Govern de la Generalitat recogido en el acuerdo del PSOE y ERC.
  • Jueves 27 de febrero: Debate en el Pleno del Congreso del techo de gasto y el nuevo objetivo de déficit del 1,8% del PIB para este año.
  • Sábado 29 de febrero: El Consell per la Repùblica con Carles Puigdemont en el centro organiza en Perpiñán un acto que amenaza con convertirse en un mitin de JxCAT.

Lo más importante

El techo de gasto o límite de gasto no financiero es el primer paso para tramitar de las cuentas. Se trata del mecanismo que sirve para limitar el gasto de las Administraciones Públicas, esto es: el Estado central sin contar con la Seguridad Social, las comunidades autónomas y los ayuntamientos. En esta fase previa también se deben aprobar los objetivos presupuestarios de déficit y deuda pública. Es importante aclarar que el techo de gasto no es lo mismo que la regla de gasto, un instrumento fiscal para controlar el gasto público, vinculado a la recaudación de impuestos. 

¿Cuál es el contexto?

El Ejecutivo de Sánchez acordó en el Consejo de Ministros del 11 de febrero fijar el techo de gasto de 2020 en 127.609 millones, un 3,8% más que el presupuesto base de 2019. La ministra portavoz y titular de Hacienda, María Jesús Montero, anunció además que la senda de estabilidad para 2020 fija el límite del déficit en el 1,8% del PIB, frente al 0,5% inicialmente previsto y defendió que estos objetivos son realistas y acordes a los planes del Ejecutivo en lo relacionado con el gasto social. 

Al igual que en la investidura, el Ejecutivo necesita del apoyo o abstención de ERC y JxCAT. Sin embargo, estos partidos han aprovechado para lanzar una queja por la no devolución del IVA pendiente de 2017 y lo que consideran una insuficiente atención a las comunidades autónomas. Pero aparte, pesa el trasfondo político de la Mesa de diálogo del miércoles y según Efe, no se prevé que los republicanos se pronuncien al respecto hasta que finalice el encuentro. Las fuerzas que ya han anunciado su voto en contra son PP, Ciudadanos y VOX al considerar que el proyecto del Gobierno solo dispara el déficit.

¿Qué hay que tener en cuenta?

De acuerdo con Efe, el PSOE puede solicitar que se tramitara la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria por el procedimiento de urgencia para agilizar la aprobación de la senda del déficit. De esta manera, el Senado no podría bloquearla. La tramitación del límite de gasto no financiero tiene un funcionamiento distinto al procedimiento de las demás leyes que llegan al Parlamento porque es necesario que haya mayoría simple en ambas Cámaras, aunque el Senado tiene derecho de veto.

De manera que si el proyecto tiene luz verde en el Congreso pero no en el Senado, el techo de gasto y los objetivos del déficit no prosperarían. Esto es así desde la reforma de la ley aprobada en 2012 por el Gobierno del PP, introducida con el argumento de querer dar más poder a la Cámara Alta, según explicó la entonces vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría. Históricamente, los populares han sido fuerza principal en el Senado.

#Fact 

En el primer Gobierno de Sánchez, el que siguió a la moción de censura, tanto ERC como el PDeCAT apoyaron los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública para 2019-2021 y el techo de gasto para 2019. No obstante, estos mismos partidos frenaron después la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y hubo que prorrogar las cuentas de 2018.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente