Newtral
El Supremo marcó el camino con la sentencia de la Manada al tribunal de la Arandina
Siguiente

El Supremo marcó el camino con la sentencia de la Manada al tribunal de la Arandina

La pena para cada uno de ellos es de 14 años de prisión y otros 24 por ser cooperadores necesarios del delito de sus compañeros

Foto | EFE/Santi Otero

La Audiencia Provincial de Burgos ha condenado a los tres exjugadores de fútbol de la Arandina a 38 años de cárcel por un delito de agresión sexual contra una menor de 16 años. La pena para cada uno de ellos es de 14 años de prisión y otros 24 por ser cooperadores necesarios del delito de sus compañeros. La condena es muy superior a la de otros casos de violaciones múltiples ya que la Fiscalía y el tribunal han atendido a la llamada que el Tribunal Supremo llevó a cabo el pasado mes de julio, cuando elevó la condena a los miembros de la Manada.

En su fallo, el Supremo condenó a los miembros de la Manada por un delito de violación continuada, frente a la condena de la Audiencia de Pamplona, que era por abuso sexual. Pero en su sentencia fijó un criterio que ya se había utilizado en otros juicios por violación múltiple: el de cooperación necesaria.

«El tribunal constata, igualmente, el error en la calificación jurídica de la sentencia de instancia que consideró concurrente un único delito continuado, cuando por la pluralidad de intervinientes y de actos agresivos, la correcta calificación, de acuerdo a reiterados precedentes de la Sala, hubiera sido considerar a los acusados autores y partícipes de una pluralidad de delitos de agresión sexual. Este extremo no ha sido objeto de impugnación y, consecuentemente, el principio acusatorio impide pronunciarnos al respecto», subrayó el Supremo tras anunciar la condena de La Manada. No se les llegó a condenar, pero fijó el criterio.

En el caso de La Manada, el Supremo remarcó que la «correcta calificación» hubiera sido considerar a los cinco condenados autores de «una pluralidad de delitos de agresión sexual» y no de un delito continuado de agresión sexual, como pidieron las acusaciones. Sin embargo, ninguna de las acusaciones solicitó este supuesto, aunque ya existían condenas similares por este tipo de casos.

Es decir, en casos de violaciones múltiples se puede acusar y condenar a cada uno de los acusados como autores de su agresión y de la que hubieran cometido los otros participantes, en este caso como cooperadores. Lo que se ha traducido en que a cada uno de los exjugadores de la Arandina se les considera culpables de tres agresiones sexuales —una como autores y dos como «cooperantes necesarios»—, mientras que a los de La Manada de Pamplona se les condenó por una sola violación.

Intimidación ambiental

«En la llamada ‘intimidación ambiental’, debe haber condena de todos los que en grupo participan en estos casos de agresiones sexuales múltiples porque la presencia de otra u otras personas que actúan en connivencia con quien realiza el forzado acto sexual forma parte del cuadro intimidatorio que debilita o incluso anula la voluntad de la víctima para poder resistir, siendo tal presencia, coordinada en acción conjunta con el autor principal, integrante de la figura de cooperación necesaria del apartado b) art. 28 Código Penal».

La intimidación ambiental entronca la cooperación necesaria de los jugadores de la Arandina para haber sido condenados por tres violaciones cada uno, y no una. La «intimidación ambiental» y la «doctrina de la cooperación necesaria», como apunta también la sentencia, son dos cuestiones relevantes para que la pena de cárcel para cada uno de los tres acusados —los tres, exjugadores de La Arandina Club de Fútbol— sea de 38 años.

1 Comentario

  • Largaos de España, es un pais opresor.
    Hay muchos países aquí en Sudamerica donde podeis vivir en libertad,

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente