Newtral
El rastro genético y las ‘gripes raras’ adelantan la circulación del coronavirus en España
Siguiente

El rastro genético y las ‘gripes raras’ adelantan la circulación del coronavirus en España

Las sucesivas secuencias del genoma del coronavirus ‘español’ delatan que debió de estar circulando silenciosamente desde mediados de febrero como mínimo. Esto concuerda con el comportamiento de la epidemia de gripe, que pudo enmascarar casos de COVID-19.

Los caminos del contagio del SARS-CoV-2 por sus mutaciones | Nextstrain

Hace justo ahora un mes, el doctor Fernando GonzálezCandelas, pionero en la secuenciación del genoma del coronavirus en Valencia alertaba en Newtral.es: «hemos visto al menos dos entradas del SARS-CoV-2 en nuestra comunidad». Hoy sabemos que son no menos de 15 en toda España. Hubo muchos ‘pacientes cero’. Que es tanto como decir ninguno.

La rama ancestral del coronavirus ‘español’ se sitúa en Shangái, en una persona analizada el 1 de febrero, y que debió de contagiarse varios días antes.

Esto ya nos da pistas de que ya desde la mitad del mes el virus debió de estar circulando sin detectarse por España, según concluye un estudio preliminar publicado en un borrador por investigadores del Instituto de Salud Carlos III y el Hospital Clínic de Barcelona.

El coautor del estudio José Alcamí (ISCIII) explica «el SARS-CoV-2 tuvo en España multitud de entradas» conforme a lo visto en los 28 primeros genomas del virus analizados. Las muestras se tomaron en los hospitales de La Paz, Ramón y Cajal y 12 de Octubre (Madrid), Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía, Galicia y País Vasco, además de las primeras de Valencia.

El estudio ha realizado análisis filogenéticos y filodinámicos para estimar el origen temporal y geográfico más probable de los diferentes clados o grupos genéticos parecidos que marcan la evolución biológica de un organismo. Es decir, como cambia o muta el patógeno.

Al menos dos de estas entradas del virus dieron lugar a «la aparición de conglomerados transmitidos localmente, con la posterior difusión de uno de ellos a otros seis países por lo menos», destaca el estudio, pendiente de ser revisado por otros colegas expertos.

Coronavirus camuflados en gripes de febrero

El origen de los estos clados, según la investigación, se estima en España alrededor del 14 y el 18 de febrero de 2020, respectivamente, «con una posible ascendencia» de uno de ellos del caso de Shanghái.

Esto concuerda con otra perspectiva: la clínica. Si, como explica González-Candelas, «la secuenciación genética nos ofrece la evolución de la epidemia desde el punto de vista del virus», los casos que llegan a los hospitales nos la ofrecen desde el punto de vista sanitario.

Evolución de la epidemia de gripe en España 2019-20 | CVE ISCIII

El Instituto de Salud Carlos III también se encarga de monitorizar las anuales epidemias de gripe. Recoge datos de todos los hospitales y elabora informes semanales de evolución. Por regla general, por encima de 50 casos por cada 100.000 habitantes se ha considerado que estamos dentro del umbral epidémico.

Este año, por así decirlo, ‘ha costado’ salir de ahí. Aunque la curva de casos nunca es simétrica, llama la atención que la de este año no se abandona hasta la octava semana de 2020 y tras un aplanamiento en el descenso.

Esto podría sugerir que un número de esos diagnósticos de gripe enmascarasen casos de COVID-19. Algo que advierte también un trabajo centrado en Cataluña y firmado por el farmacoepidemiólogo Daniel Prieto-Alhambra (Universidad de Oxford) según el cual, entre 1.800 y 14.000 casos se habían diagnosticado como gripe y eran coronavirus, según el preprint.

Varios trabajos preliminares atribuyen excesos de ‘gripe’ registrados a casos de COVID-19 no diagnosticados, tanto en Cataluña, como en Estados Unidos o China.

A una conclusión así llegó un equipo Chino que observó que las gripes de enero empezaron a dispararse extrañamente entre población de avanzada edad en los hospitales de Wuhan.

Según su tesis, defendida en Nature Microbiology, el virus debió de estar circulando mucho antes de los previsto. Detectaron 9 casos de COVID-19 entre muestras de gripe de principios de enero que no eran tales, es decir, no había en ellas virus de la influenza, sino SARS-CoV-2, que había pasado desapercibido.

Las alrededor de 1.600 secuencias conocidas provienen de un ancestro común que data del Wuhan de finales de noviembre de 2019.

Preguntado al respecto, el responsable del CCAES Fernando Simón ha apuntado que «si juntamos la información de la evolución genética del virus, con la información epidemiológica, sí que sabemos que el incremento importante de la epidemia en la segunda semana de marzo se debe a transmisiones e infecciones que se produjeron en la última semana de febrero», ha detallado.

El incremento de la epidemia en la segunda semana de marzo se debe a transmisiones que se produjeron en la última semana de febrero

Fernando Simón, CCAES

Eso, ha dicho Simón, es «coherente» con el estudio pero no implica necesariamente que ese virus fuera el que circulara en España en ese momento. Con todo, ha reconocido este jueves que «es posible» y «muy seguro» que en España se hubieran dado casos asintomáticos de coronavirus que no detectaron las autoridades sanitarias.

El hecho de que haya infectados en España por los tres clados –que son variantes del coronavirus que se parecen entre ellos, explica Alcamí– quiere decir que, “al menos, ha habido tres entradas diferentes porque son muy distintos”.

Estos tres clados tienen secuencias similares a virus detectados en Alemania, Reino Unido, Italia, Holanda y Noruega, lo que nos habla de la diseminación de los diferentes clados del coronavirus por toda Europa, agrega.

El presidente de la Sociedad Española de Virología, Albert Bosch, cree que el coronavirus SARS-CoV-2 «probablemente hace tiempo que circula entre nosotros enmascarado por la coincidencia con la temporada de gripe», porque, según asegura, «hay una proporción demasiado elevada de casos asintomáticos como para ser un virus reciente».

No fue sólo el Atalanta-Valencia

En cuanto a la transmisión, del estudio se desprende que puede que ser por gente que vino del extranjero, pero también por personas que estuvieron en contacto con otros que sí habían estado fuera del país, y cita como ejemplo el partido de fútbol a mediados de febrero entre el Atalanta y el Valencia, jugado en Milán. De hecho no hay datos genéticos claros de Italia.

Alacamí explica el caso de dos ancianos en la Comunidad de Valencia muertos por neumonía en febrero y que después se confirmó que tuvieron COVID-19.

“Es decir, -señala el experto- los primeros casos no fueron detectados, porque eran muy pocos o no había la sospecha. Eso lo sabemos ahora”.

El estudio sugiere además que desde España el coronavirus se pudo diseminar hacia Estados Unidos, Holanda, Chile, Brasil, Georgia y Francia.“Es un poco la dinámica de las epidemias, somos fuente y destino de infección”, agrega Alcamí, en declaraciones a Efe.

En todo el mundo se están secuenciando los coronavirus de los pacientes de cada país, datos que se incluyen en una gran base datos que permite trazar el viaje de cada virus. “Si tengo un virus de una persona en Madrid puedo saber si vino de Italia, de China o Alemania”.

Además se puede trazar el tiempo porque el virus original tiene una secuencia en su RNA que, a medida que se va multiplicando y va pasando a otras personas, produce mutaciones. Por el momento, ninguna permite deducir que esté cambiando a peor «desde el punto de vista patológico o epidemiológico».

Según explica González-Candelas, «este virus de ARN muta mil veces menos que el de la gripe o el del VIH». Eso, en principio, es una buena noticia, ya que hace más fácil encontrar una vacuna duradera. «Aún así es mucho más rápido que otro de sus parecidos».

14 Comentarios

  • A finales de enero principios de febrero me puse con fiebre muy alta y dolor de ovarios fui a urgencias y me hicieron cultivo no salio nada, pase una noche malísima y al día siguiente fui al nedico de cabecera me volvió a escoltar y yo malísima me dijeron vete al hospital que es pendiz. Cual mi sorpresa q me repitieron cultivo y placa de tórax ningún médico me detectó la neumonía con la ocultación, tengo mis dudas de si lo he pasado porque a los pocos días mi marido.

  • Me vacunaron de la gripe el 25 de noviembre y cuatro dias despues empece a enfermar. A primeros de diciembre tenia bronquitis fuerte con mucosidad de color y estuve tomando antibioticos hasta 12 dias y subiendo la dosis pq no se iba. La bronquitis mas fuerte que he tenido. Al final del proceso estuve dos dias expulsando bastante sangre con la mucosidad, me hicieron placas y no se veia nada raro. El medico me dijo que seria alguna vena rota. Todo esto fue la primera quincena de diciembre, demasiado pronto para covid ¿no? pero muy fuerte.

  • Tuve que ingresar en el hosp, tras tres dias de fiebre altisima, 39,9°,dolor de cabeza, cansancio, dilor de garganta, y tos seca, pero solo de forma puntual. Tras estar aislada como posible (alt probabilidad) posirivo en Covid-19, las pruebas, dieron negativo. Aún sigo ingresada por neumonia, que por lo visto tiene su origen en un flemon, que no me pude tratar cuan se declaró el confinamiento

  • yo me vacuno todos los años de la gripe, el 20 de diciembre creía que era un resfriado, las peores navidades de mi vida, nunca he tenido una tos tan persistente sin expulsar nada, no pase de 37 grados, de normal no paso de 36 no le di importancia pero estuve casi 40 días hasta que se me pasó.

    • Estuve enfermo de covid a finales de enero. Empezó doliéndome la garganta y en un día el pecho. Mucha fiebre, cansancio, tos, dificultad para respirar y a los días una densa y verduzca mucosidad que salía desde lo más profundo del pecho.

    • Yo he tenido tos seca muy molesta, que no me dejaba ni dormir, desde finales de enero a finales de marzo. Sin fiebre, pero muy rara porque nunca había tenido una infección de garganta que no acabara evolucionando hacia una congestión nasal. La comida no me sabía a nada, pero lo achacaba a que comía sin sal para combatir la hipertensión. Total, que no sé qué ha sido, pero cada día sospecho más de haber sido uno de los casos muy leves de covid19

    • A mí me pasó lo mismo a mediados de Enero, empecé con tos, y el pecho cargado, escalofríos, mucho dolor dos días después de garganta,junto con «pitos» en bronquios ( pensé si sería una bronquitis), raro además me salieron aftas en la lengua y encías y cuando ya pensé que se pasaba una especie de gastritis con falta de apetito ( la lengua sucia amarilla) así otra semana..nunca he tenido ni catarro, ni gripe así..

    • Yo sufrí durante mucho tiempo un episodio igual de tos sin pecho con mucosidad, conozco muchas personas a las q les pasó lo mismo.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente