Newtral
Gripes que no eran tales: así circuló el coronavirus antes de lo creído
Siguiente

Gripes que no eran tales: así circuló el coronavirus antes de lo creído

El nuevo coronavirus se camufló entre miles de casos de gripe en China durante todo enero. Un estudio sugiere que los contagios en todo Wuhan estaban produciéndose desde el arranque de 2020.

Ambulancia en Wuhan, China. | Foto: Efe

Arrancaba el invierno. Y, con él, las típicas gripes estacionales que se concentran en diciembre y enero en el hemisferio norte. En la ciudad de Wuhan, la más grande de la China interior, empiezan a llegar a los hospitales subidas repentinas de fiebre, toses y dolores de garganta a principios de octubre. Lo normal, a ojos de los médicos. Quizás, visto desde el presente, no lo era tanto.

Poco antes de acabar el año, ya se habían disparado las urgencias pediátricas. La gripe estaba viniendo fuerte este año. Pero llama la atención cómo, con el paso del tiempo, unas cuantas terminan en neumonías bilaterales (en los dos pulmones). Y no precisamente en niños.

La población mayor, vulnerable, pero mejor preparada para las gripes, estaba llegando con cuadros complicados a lo largo de enero. Un poco antes, el 31 de diciembre, oficialmente se reconoció el primer grupo de 27 casos de una neumonía atípica.

Loading…

Todos habían pasado por el mercado de mariscos y animales vivos de Wuhan. Pero un estudio publicado este martes en Nature Microbiology demuestra que el virus estuvo circulando mucho más allá del mercado y sus visitantes durante semanas, camuflado entre las gripes estacionales. Y en toda la metrópolis wuhanesa, de más de 11 millones de habitantes.

640 muestras que se creían de gripe

El trabajo, liderado por Man-Qing Liu, del Centro de Control de Enfermedades de Wuhan, se fijó en las 640 muestras que le tomaron a pacientes diagnosticados de gripe o similar entre el 6 de octubre de 2019 y el 21 de enero de 2020.

Las muestras formaban parte del programa de vigilancia de la gripe, como se hace también en España. Los pacientes, de dos hospitales nacionales centinela de la gripe en Wuhan, eran 315 hombres y 325 mujeres de entre 9 meses y 87 años de edad.

En nueve de los casos, se ha podido confirmar que no era gripe lo que tenían, sino COVID-19. Semanas antes de que siquiera tuviera nombre su enfermedad. «Las muestras de garganta fueron positivas para el ARN del SARS-CoV-2 por PCR cuantitativa, lo que sugiere que había transmisión comunitaria del coronavirus en Wuhan a principios de enero 2020», aseguran los autores en su paper.

Aunque la proporción es realmente baja, dentro de la muestra, es importante destacar que la primera falsa gripe de las 640 analizadas es del 4 de enero.

Es decir, si seguimos los modelos epidemiológicos, esa persona podría haberse contagiado hasta una semana antes. Y, en este caso, sin haber entrado en contacto directo con el mercado considerado la zona cero de la epidemia.

A mediados de enero, la frecuencia de los ahora positivos de SARS-CoV-2 había superado la del virus de la gripe.

«Aunque el tamaño de la muestra semanal fue pequeño, parece que la enfermedad de COVID-19 se expandió gradualmente entre los casos de supuestas gripes durante enero», explican los autores. «En la última semana de observación, la frecuencia de casos positivos de SARS-CoV-2 había superado la del virus de la influenza entre el grupo de pacientes mayores de 30 años».

Man-Quin y su equipo sugieren que para el arranque de enero, el virus ya se había diseminado lejos del foco inicial y se estaba contagiando entre personas. Esa confirmación no llegó hasta el día 21, según la OMS.

«Los dos hospitales centinela en Wuhan eran centros públicos de gran reputación con grandes poblaciones de captación. Estaban ubicados en el centro de la ciudad y se podía acceder fácilmente desde toda el área metropolitana a través del transporte público».

Está por ver si actuaron como subfocos de contagio. O, simplemente, representan cómo ya había pacientes de distritos bien alejados entre sí.

El trabajo publicado ahora fue realizado, en realidad, a lo largo de enero. Fue entregado a Nature el 4 de febrero y ha estado siendo revisado y editado por otros expertos.

17 Comentarios

  • Yo el 26 de octubre de 2019 volví de Nepal y a la semana empecé con síntomas como tos seca, leve fiebre, pulmones llenos de flema que no podía expulsar, falta de apetito, etc, en fin, síntomas compatibles con la COVID-19. Lo intenté remediar sin ir al médico, pero como no se me pasaba, fui a urgencias. Allí me dijeron que era bronquitis. Me recetaron amoxicilina y ventolín y más o menos en 15 días logré recuperarme. También, un día de los que estaba ya mejor, haciendo deporte me tuve que parar porque me ahogaba, cosa que nunca me había pasado, pues fue en un momento que no era de máximo esfuerzo, estaba bajando una cuesta con la bici. En cuanto tenga oportunidad intentaré hacerme el test de anticuerpos. No tengo constancia de que infectara a nadie.

  • De repente me puse con fiebre alta y mucha tos, perdí el olfato y el gusto, mi médico me diagnóstico neumonia, era raro, no había pasado una gripe ni un resfriado. Estuve casi dos meses enferma. Me pasó en noviembre y soy de España. Cada día tengo más claro que pudo ser el coronavirus

    • Yo estuve enfermo con todos los síntomas. Más de 20 días desde noviembre hasta diciembre soy de España twmjien. Estoy seguro que era covid. Nunca he tenido gripe en mi vida

  • A mi me pasó lo mismo. El 24 de noviembre tuve que ir a urgencias por
    fiebre improvísa, una fuerte tos seca, dolor de cabeza, vertigos, se me fue por completo el olfato por primera vez en mi vida.
    Yo temía que se pudiera tratar de de H1N1, pero la doctora que me visitó no pudo averiguarlo y pensó más bien en una simple gripa. No me hicieron pruebas de ningun tipo. No me acuerdo cuantos días me duraron los sintomas, posiblemente unos diez días.
    Sospecho que hubiera podido ser una forma leve de Covid19.
    Es posible?
    Tengo 57 años, soy de Querétaro, México.

  • Yo soy de la Ciudad de México y también tuve tos, cubre de 38.5 que no cedía con nada, dolor de huesos y cabeza, perdí olfato y gusto , vértigo, problemas de visión, mucha tos que fue de con moco a seca, falta de coordinación, después de casi cuatro semanas súbitamente cedió pero yo quedé muy débil. Mi esposo también tuvo catarro y mucho moco pero sin dolores y sin fiebre ambos habíamos recibido la vacuna de influenza estacional en noviembre. Habrá Sido Covid-19? Aquí en México? Será posible saberlo?

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente