Newtral


El ‘match’ electoral con municipales y autonómicas favorece la participación en las europeas
Siguiente

El ‘match’ electoral con municipales y autonómicas favorece la participación en las europeas

 

Ni una, ni dos. Este domingo veremos en los colegios electorales las tres urnas -más en algunas partes de España- de las elecciones al Parlamento Europeo y de las autonómicas y municipales. No es la primera vez que pasa, ocurrió en 1987, en 1999 y lo volvemos a vivir en 2019. Si miramos los datos históricos de participación, vemos cómo los récords de votos en nuestro país para las europeas se han dado los dos años en los que los españoles escogían a sus europarlamentarios, además de a presidentes autonómicos y alcaldes.

Las elecciones europeas son los comicios en los que menos votamos los españoles. Ni la mitad de la población de España participa, de hecho, solo el 27% de los jóvenes de 18 a 24 años fueron a votar en nuestro país en las elecciones de 2014.  A raíz de esto, el Parlamento Europeo se ha volcado con iniciativas como ‘Esta vez voto’ para animar a los jóvenes a ir a las urnas.  

En la anterior cita electoral europea participaron el 43,81% de los españoles. Aunque es la tónica general de estas elecciones en el siglo XXI, no siempre ha sido así. La primera vez que España eligió representantes europeos fue en 1987. Entonces decidió el futuro como europarlamentarios de Manuel Fraga o del recién fallecido Eduardo Punset el 68,65% de la población. En las dos siguientes elecciones la participación disminuyó bruscamente (54,82% en 1989 y 59% en 1994), pero en 1999 aumentó hasta el 63%.  

 

A pesar de ese impulso, la participación de los españoles en la elección del hemiciclo europeo no siguió creciendo: en los comicios de 2004, 2009 y 2014 se desplomó y frenó en torno al 44%. ¿Y qué pasa en el resto de Europa? ¿Votan más o menos que en España? La respuesta es que en los últimos años estamos solo un poco por encima de la media, aunque hay que tener en cuenta que en Bélgica, Bulgaria, Chipre, Grecia y Luxemburgo es obligatorio votar y eso aumenta la participación total. A la cola del ranking participativo de las últimas elecciones se encuentran República Checa y Eslovaquia, donde el voto no llegó al 22%.   

Sin sorpresas en las municipales

La participación de los españoles en las elecciones municipales ha sido constante desde la primera vez que votamos a nuestros concejales, en 1979. Entonces acudió a las urnas el 62,51% de la población, y en los últimos comicios -los de 2015- lo hizo casi el 65%.  

Los años en los que más personas acudieron a votar fueron 1987 y 1995. En ambas citas casi el 70% del censo visitó un colegio electoral. En el 87 fue el PSOE el que logró mayor representación a nivel municipal, mientras que en el 95 fue el PP el que tiñó por primera vez el mapa de azul.

1 Comentario

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente