Newtral
El horizonte electoral de Torra, en manos del Supremo
Siguiente

El horizonte electoral de Torra, en manos del Supremo

En el caso de Artur Mas, el Supremo tardó nueve meses en responder el recurso. Torra necesitaría que lo hiciera en cuatro para poder volver a presentarse a unas hipotéticas elecciones de diciembre de 2021

Andreu Dalmau / EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) condenó este jueves al president de la Generalitat, Quim Torra, a un año y medio de inhabilitación para el ejercicio de empleo y cargo público por desobediencia –dos meses menos de los que solicitaba la Fiscalía- y 30.000 euros. En la sentencia, la sala civil y penal del TSJC se tacha de “recalcitrante y reiterada” la actitud “desobediente” de Torra al incumplir la orden de la Junta Electoral Central de retirar los lazos amarillos de los edificios públicos antes de las elecciones del 28 de abril. 

Lo más importante

Esta condena de inhabilitación para cargo público local, autonómico, estatal y europeo no es firme; Torra no será inmediatamente cesado de la Presidència de la Generalitat. Por el contrario, puede recurrir al Tribunal Supremo esta decisión, y esa es su voluntad pese a la desconfianza que le suscita la Justicia española. “Mi defensa presentará un recurso contra la sentencia sencillamente para volver a solicitar un derecho, el de elevar una cuestión prejudicial a instancias europeas”, dijo en un acto solemne en el Palau de la Generalitat. 

¿Cuál es el contexto?

Aunque la sentencia no sea firme, el artículo 6.2 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) indica que no se podrán presentar a las elecciones los condenados a penas de inhabilitación por delitos de rebelión, terrorismo, contra la Administración Pública o contra las instituciones del Estado, entre los que se enmarca la desobediencia, aunque el fallo no sea en firme.

Como expuso Newtral.es en este artículo explicativo, Torra solo podría presentarse como candidato a las elecciones si la respuesta al recurso llega antes de julio de 2020, de esta forma se encontraría ante una condena inferior al tiempo faltante antes de agotar la legislatura -siempre que no haya adelanto electoral- en diciembre de 2021. En noviembre, no obstante, el president Torra afirmó que no contempla presentarse a la reelección en las próximas autonómicas. 

¿Qué hay que tener en cuenta?

El expresidente de la Generalitat Artur Mas se vio en una situación similar hace dos años, cuando el TSJC le condenó a dos años de inhabilitación por organizar la consulta del 9N en 2014. Después, la pena quedó rebajada a un año y un mes, pero Mas no pudo presentarse a las elecciones porque el TSJC estableció que las penas comenzaran a contar desde que que el Supremo dictó sentencia firme el 23 de enero de este año. La inhabilitación de Mas concluirá el 23 de febrero de 2023.

En aquella ocasión, Mas fue condenado por el TSJC el 13 de marzo de 2017 y decidió recurrir ante el Supremo la sentencia condenatorio una semana después. El Alto Tribunal decidió rebajar las penas impuestas por el TSJC para equipararlas con las impuestas contra el exconseller y exportavoz Francesc Homs, una respuesta que llegó nueve meses más tarde que la sentencia.

#Fact 

El 19 de diciembre de 2019 pasará a la historia como una fecha doblemente relevante para los líderes independentistas catalanes: además de la inhabilitación de Torra por no retirar los lazos amarillos se conoció el fallo del Tribunal de Justicia de la UE sobre la inmunidad del líder de ERC, Oriol Junqueras, como eurodiputado electo, a pesar de que nunca recogió su acta al estar encarcelado en la prisión de Lledoners y no ser autorizado para viajar a Bruselas.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente