Newtral
Duelo por París entre Anne Hidalgo y Rachida Dati
Siguiente

Duelo por París entre Anne Hidalgo y Rachida Dati

La actual alcaldesa socialista pierde el liderazgo en los sondeos contra la exministra conservadora tras el escándalo Griveaux

Fotos: Flickr del Partido Socialista y web del Parlamento Europeo | Montaje: Newtral.es

Las elecciones municipales de París se presentan reñidas. La actual alcaldesa, Anne Hidalgo competirá por la reelección el 15 de marzo contra su principal contrincante en las encuestas, la exministra Rachida Dati. Ya se vieron las caras hace seis años, pero ahora la pugna es distinta.

El liderato sostenido que ostentaba en los sondeos la regidora del Partido Socialista (PS) se ha trastocado súbitamente tras el escándalo sexual del diputado y ahora excandidato macronista, Benjamin Griveaux. La caída en desgracia del hombre de confianza del presidente y su precipitada sustitución por la ex ministra de Salud, Agnès Buzyn, ha atomizado el voto centrista y ha propiciado una correlación de fuerzas favorable a la candidatura conservadora de Dati, cabeza de lista de Los Republicanos (LR). Por primera vez en meses, la que fue titular de Justicia con Nicolas Sarkozy se ha puesto por delante de la alcaldesa en el duelo por el Hôtel de Ville.

Lo más importante

La campaña electoral gira en torno a un punto cardinal que acapara toda la atención mediática: la contaminación. Hidalgo y Dati defienden dos modelos de ciudad diametralmente opuestos para los próximos seis años.

La promesa insignia de la actual alcaldesa se llama “París a 15 minutos”. De ser reelegida, transformará la capital para que todas las personas tengan todo lo necesario a solo un cuarto de hora de su casa: tiendas, supermercados, colegios e incluso el centro de trabajo.

Para ello, Hidalgo aboga en su programa por una capital ecológica y 100% accesible para las bicicletas en 2024. En este sentido, propone reducir el número de plazas de aparcamiento para coches y peatonalizar muchas de las vías más transitadas de la ciudad. Hidalgo plantea igualmente limitar el acceso a la urbe y solo permitir coches de los residentes, autobuses eléctricos, vehículos de emergencias y taxis.

Asimismo, para solucionar el problema de la suciedad en la capital, la candidata socialista promete aumentar el gasto público y el número de empleados de limpieza.

Por su parte, Dati critica la visión “cortoplacista” de la alcaldesa. Coincide en que es una necesidad reducir la contaminación de París, pero no comparte su anhelo de “echar a los coches” de la ciudad. “Está en contra del coche. Al principio, contra los vehículos contaminantes, y ahora que son limpios, sigue. Quiere una ciudad 100% en bici, nada de coches, pero hay que llevar a los niños al cole e ir a trabajar. Mata la ciudad. París no puede ser solo una ciudad museo donde pasear en bicicleta”, manifestó la exministra, en declaraciones recogidas por El Mundo.

Dati insiste en que la delincuencia es también un problema serio en la capital. “Quiero ser la alcaldesa de la seguridad”, expresó el año pasado. En su programa, la candidata conservadora propone una Policía municipal armada y un mayor número de cámaras de seguridad.

¿Cuál es el contexto?

El adelantamiento de Dati a Hidalgo en los sondeos electorales se produce cinco días después del escándalo Griveaux. El 14 de febrero, La República en Marcha (LREM), el partido del presidente de Francia, Emmanuel Macron, vio lastradas sus ambiciones electorales en París por un vídeo de contenido sexual protagonizado por su candidato, quien presentó su renuncia horas después de la filtración en redes. Hasta entonces, Griveaux era tercero en los sondeos con el 15% de la intención de voto, por detrás de Hidalgo (25%) y de Dati (19%). Detrás de la difusión del vídeo se encuentra el artista ruso Piotr Pavlenski, refugiado en Francia, que asegura haberlo obtenido de una “fuente” con la que Griveaux, casado y padre de tres hijos, mantenía una “relación consentida”.

El escándalo fue un duro golpe para el partido de Macron, que ya se presentaba a las elecciones en condiciones adversas. Meses antes del escándalo sexual, el objetivo de la formación centrista de “acabar con la guerra de clanes” en la capital se veía dificultado por la emergencia de una segunda candidatura dentro del propio partido: la del matemático Cédric Villani. Tras un flujo y reflujo de roces fortuitos y conversaciones intensas para intentar poner fin a una guerra fratricida que amenazaba con dividir el voto macronista, el presidente de la República y su formación decidieron expulsar a Villani del partido por su negativa a retirarse de la contienda electoral.

La candidatura que Griveaux dejó vacante fue asumida por la hasta ahora ministra de Salud, Agnès Buzyn, quien renunció a su cargo el 16 de febrero para presentarse a las elecciones. La nueva aspirante centrista decidió devolver su cartera ministerial para que su departamento “tenga alguien al frente que pueda dedicarse plenamente” a sus funciones, en un momento en que, además de la crisis por el coronavirus procedente de China, está pendiente la tramitación parlamentaria de la reforma de las pensiones y se multiplican las protestas del personal de los hospitales.

¿Qué hay que tener en cuenta?

El sistema electoral francés es uninominal mayoritario a dos vueltas. En los comicios municipales, que se celebran cada seis años, los electores votan listas cerradas en cada circunscripción. Para ser nombrado alcalde en primera ronda, el candidato más votado debe superar el 50% de las papeletas. En caso contrario, los dos candidatos principales se enfrentan en una segunda vuelta. Los franceses votarán el 15 de marzo en la primera vuelta y el 22, en la segunda.

París ha sido feudo socialista en las últimas dos décadas. Hidalgo tomó en 2014 el relevo de Bertrand Delanoë, que ocupaba la Alcaldía desde 2001. En estas elecciones, sin embargo, no se presenta con la etiqueta del Partido Socialista ni muestra el símbolo del puño y la rosa en ningún cartel. Su plataforma se llama París en Común, siglas bajo las que acude junto a aliados del Partido Comunista Francés (PCF) y algunos disidentes de LREM.

La primera encuesta en intención de voto tras el escándalo Griveaux impulsa a Dati cinco puntos porcentuales (25%) y la coloca por delante de Hidalgo (23%). Igualmente, el 40% de los parisinos tiene buena opinión de la ex ministra de Justicia, frente a un 55% que tiene una visión negativa. El balance es parecido para la actual inquilina del Hôtel de Ville: 41% y 56%, respectivamente.

El sondeo electoral, realizado por el Instituto Odoxa para Le Figaro, también confirma que la sustitución de Griveaux ha tenido buena acogida entre los partidarios del presidente. Buzyn no solo supera en intención de voto a su predecesor (17% frente a 16%), sino que es mucho más apreciada que él. La ex ministra de Salud cuenta con un 45% de opiniones positivas entre los parisinos, cuando el diputado solo recibía el 22% (26% antes del escándalo). El 86% de los votantes de LREM considera el cambio una buena elección.

Todos estos datos se refieren a la primera vuelta de las elecciones. Para el balotaje, Hidalgo cuenta con mayores reservas de voto que Dati. La actual regidora podría pactar con el candidato ecologista, David Belliard, que obtendría el 14% de las papeletas, según la encuesta de Le Figaro. También atraería a parte del electorado izquierdista de La France insoumise (Francia insumisa), cuya candidata, Danielle Simonnet, cuenta con el 7% de intención de voto. Dati, en cambio, tan solo podría aspirar a recoger parte del 4% de los que declaran que votarán a la lista de extrema derecha de Serge Federbusch, apoyada por la Agrupación Nacional de Marine Le Pen.

#Fact

Tanto Hidalgo como Dati proceden de familias modestas y son hijas de inmigrantes. La actual alcaldesa nació en Cádiz hace 60 años y se crió en un barrio obrero de Lyon, donde sus padres, españoles, llegaron en 1962. Rachida Dati, de padre marroquí y de madre argelina, creció en una barriada popular de Chalon-sur-Saône.

Hidalgo es alcaldesa de París desde abril de 2014, la primera y única mujer en la historia en ocupar dicho cargo. Siete años antes, tras la victoria de Sarkozy en las presidenciales de 2007, Dati fue nombrada ministra de Justicia y se convirtió en la primera figura política de origen magrebí en desempeñar un puesto en el Gobierno.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente