Newtral
Desigualdad económica: Así se busca la redistribución de la riqueza
Siguiente

Desigualdad económica: Así se busca la redistribución de la riqueza

Un aumento del 0,5% del impuesto de la riqueza sería suficiente para crear 117 millones de puestos de trabajo, según Oxfam Intermón. Sin embargo, solo el 4% de la recaudación fiscal mundial procede de estos impuestos

Shutterstock

La desigualdad entre hombres y mujeres se acentúa entre la población pobre o de rentas más bajas, frente a los ricos. Un problema de género, radica en uno de clase. Así lo refleja el informe «Tiempo para el cuidado» de Oxfam Intermón: «Las empresas están sujetas a un nivel impositivo extremadamente bajo, lo cual permite a los más ricos aprovecharse de los beneficios obtenidos por aquellas empresas de las que son los principales accionistas».

Este nivel impositivo del que habla hace referencia a los impuestos a los que hacen frente las empresas por sus beneficios y su actividad económica. Al igual que los que existen para las personas. Un sistema que, entre otras cosas, sirve para llevar a cabo una redistribución de la riqueza.

[La casa como una fábrica industrial: este es el valor económico de los cuidados]

Así, una manera de paliar el desajuste económico que se da entre ricos y pobres en nuestra sociedad es mediante los impuestos directos. Gravámenes como el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) o el Impuesto sobre el Patrimonio recaen sobre las manifestaciones directas de la capacidad económica de los contribuyentes. Es decir, son personales y progresivos. La idea es que quien tenga o ingrese más, aporte más.

Solo el 4% de la recaudación fiscal mundial procede de los impuestos sobre la riqueza, según Oxfam Intermón

“Un incremento de tan solo el 0,5% adicional en el tipo del impuesto que grava la riqueza del 1% más rico de la población, permitiría recaudar los fondos necesarios para invertir en la creación de 117 millones de puestos de trabajo en sectores como la educación, la salud y la asistencia a las personas mayores, entre otros, acabando así con los déficits de cuidados en estos ámbitos”, asegura en el Informe «Tiempo para el cuidado» de Oxfam Intermón.

Sin embargo, como denuncian, tan solo el 4% de la recaudación fiscal mundial procede de los impuestos sobre la riqueza, según datos del informe de Oxfam ¿Bienestar público o beneficio privado?.

España: impuesto dividido en cinco tramos

En España, el impuesto del IRPF se divide en cinco tramos en función de los ingresos. Aunque tiene una parte que es Estatal y otra de las comunidades autónomas, se puede decir que el primer tramo impositivo es hasta 12.450 euros y es del 19%. Esta cantidad es progresiva cuando van aumentando los ingresos: del 24% el siguiente tramo, 30% el siguiente, 37%, y 45% de 60.000 euros en adelante.

Hay que tener en cuenta que, aunque se superen los 60.000 euros de ingresos —que correspondería con el quinto tramo, gravado con el 45%— no todo el dinero tendrá que hacer frente a este porcentaje. Así, los primeros 12.450 euros tributarán al 19%, los 7.750 euros siguientes (hasta llegar a los 20.200 euros) lo harán al 24%. Y así progresivamente.

El nuevo gobierno de Pedro Sánchez busca incrementar «dos puntos los tipos impositivos sobre la base general para los contribuyentes que tengan rentas superiores a 130.000 euros y cuatro puntos para la parte que exceda de 300.000 euros». Por otra parte, el tipo estatal sobre las rentas de capital se incrementará en 4 puntos porcentuales para dichas rentas superiores a 140.000 euros.

En el caso del impuesto sobre el Patrimonio, en España está regulada por la Ley 19/1991, de 6 de junio de Impuesto sobre el Patrimonio, que está cedido a las comunidades autónomas y cada una fija una cantidad exenta de pagar este tributo. A modo general, se aplica por defecto el mínimo exento estatal de 700.000 euros y solo lo rebajan ciertas comunidades.

La economista Bibiana Medialdea denuncia a Newtral.es que desde la crisis «ha habido años de avance de la desigualdad económica». «En patrimonio, esperanza de vida y condiciones de calidad de la vida… Igual que creo que estamos avanzando en igualdad de género, estamos avanzando en desigualdad socioeconómica», sentencia.

Fuentes:

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente