Newtral


75 años de la desaparición del autor de ‘El Principito’
Siguiente

75 años de la desaparición del autor de ‘El Principito’

Antoine de Saint-Exupéry, escritor y aviador, fue abatido en la Segunda Guerra Mundial

31 de julio de 1944. Antoine de Saint-Exupéry desaparece en una misión de reconocimiento sobre el Mediterráneo al sudeste de Francia. En 2008 Horst Rippert, un expiloto de 88 años de Luftwaffe, la fuerza aérea de la Alemania nazi, confiesa haber abatido el avión en el que iba el autor de El Principito: “Si hubiese sabido que era Saint-Exupéry, no le habría abatido jamás”. 

Avión Lockheed P38 F5B Lightening

Antoine Marie Jean-Baptiste Roger de Saint Exupéry era el tercer hijo de un familia de siete de la aristocracia francesa de principios del siglo XX. Nació con el cambio de siglo en Lyon, pero viajó por medio mundo: sobre todo Europa, África y América del Sur. 

Durante la Segunda Guerra Mundial el piloto se incorpora como voluntario de las fuerzas francesas del norte de África. Pero un día como hoy en 1944 desaparece en un avión modelo Lightning P38 en una misión de reconocimiento de la zona ocupada de Francia que parte de la isla de Córcega. No se le vuelve a ver. 

Sobre la desaparición de Saint-Exupèry se especularon muchas posibilidades, desde un fallo mecánica, el derribo de otro avión, la captura por los nazis, el suicidio, un desmayo e incluso se pensó que podría haber fingido su propia muerte. Pero la realidad es menos escandalosa.

El misterio se reabrió en 1998, cuando un pescador llamado Jean-Claude Bianco encontró un brazalete oxidado de plata con el nombre de Saint-Exupéry y de su mujer, Consuelo, a 200 kilómetros de las costas de Marsella. Tanto la prensa francesa como la familia del novelista le acusaron de falsificar pruebas, pero un submarinista profesional de Marsella llamado Luc Vanrell decidió apoyarle. Así se inició la búsqueda del avión hundido.  

Pulsera de plata de Antoine de Saint-Exupéry

De las partes del avión a la confesión Rippert

Luc Vanrell focalizó la búsqueda del avión de Saint-Exupéry entre la costa de Calanques y la Isla de Riou, la zona en la que el pescador había dicho que había encontrado el brazalete. Así encuentra parte del tren de aterrizaje y de la cabina del avión que pilotaba Saint-Exupéry.  No es hasta finales de 2003 cuando el gobierno francés interviene y confirma que por el número de serie el avión es el del escritor, y que el motivo del siniestro debió ser el choque del mismo con el mar, lo que lo habría despedazado en varias partes. 

La hipótesis no extrañó. Antoine de Saint-Exupéry encontró su pasión por la aviación con apenas doce años, cuando voló por primera vez en el campo de aviación de Bellièvre. Desde entonces viajó por medio mundo, primero en el servicio militar y después en distintos servicios postales. De hecho, sus experiencias en esos viajes -entre ellas algunos accidentes- enriquecen algunas de sus obras literarias más conocidas, como Correo del Sur de 1929 o Vuelo nocturno de 1931

Pese a ello, el submarinista Vanrell siguió indagando. Así contactó con un historiador alemán llamado Lino von Gartzen y a través de los archivos de Luftwaffe realizó hasta 1.200 entrevistas a pilotos alemanes y sus familias. De esta forma llegó a Horst Rippert, un expiloto alemán que, según explicaron Vanrell y Von Gartzen en su libro Saint-Exupéry, el último secreto, nada más encontrarle les dijo: «Pueden dejar de investigar ahora porque yo derribé a Saint-Exupéry”.

Actualmente los restos del avión se encuentran en un espacio dedicado al escritor y aviador en el Museo del Aire y del Espacio a las afueras de París. 

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente