Newtral


La ley de violencia de género, a examen
Siguiente

La ley de violencia de género, a examen

¿Te has preguntado cuántos juzgados de violencia de género hay en tu provincia? ¿Sabes que la ley contra la violencia de género obliga a que haya más juzgados de los que en realidad hay? Te contamos este y otros aspectos de la Ley con datos

Grafismo: Newtral

Este reportaje forma parte de un especial de Newtral por el 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Puedes leer también: Entrevista con la médica forense Eva Bajo | Entrevista con la trabajadora social Flor Redondo | Entrevista con la jueza Lara Esteve


En 2004, España implementó la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. Uno de los aspectos más avanzados de la ley, además de comenzar a contabilizar oficialmente a las mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas, fue la especialización del ámbito judicial.

Dos de las herramientas más relevantes en este sentido son los juzgados especializados en violencia de género y las Unidades de Valoración Forense Integral (UVFIs).

Los juzgados especializados, o Juzgados de Violencia sobre la Mujer, se diferenciarían de otros juzgados (los de Primera Instancia, Instrucción o de lo Penal) en que solo investigan delitos de violencia de género. Esto permite, según explica la jueza Lara Esteve a Newtral, «tratar con más tiempo cada caso» y, además, «se produce menos acumulación de trabajo, algo importante para que las víctimas tengan una respuesta adecuada a tiempo».

[Aquí puedes leer una entrevista más extensa a la jueza Lara Esteve]

Las UVFIs serían los órganos especializados en los que estos juzgados exclusivos se apoyan para instruir la causa con toda la información posible y un análisis muy pormenorizado del contexto, tanto de las víctimas (mujeres y menores en el caso de que los haya) como de los presuntos agresores. 

A pesar de que la Ley 1/2004 obliga a crear estos juzgados específicos y estas unidades, la implementación es incompleta. Y las diferencias territoriales son notables.  

Juzgados especializados en violencia de género

«En cada partido [judicial] habrá uno o más Juzgados de Violencia sobre la Mujer», indica expresamente la Ley Integral contra la Violencia de Género de 2004. 

Un partido judicial es una «geografía» —o unidad territorial— creada específicamente para distribuir la administración de justicia. Pueden estar integrados por uno o varios municipios limítrofes de la misma provincia.

Así, en España hay 429 partidos judiciales, según datos del Ministerio de Justicia. Esto significaría que según la Ley 1/2004, debería haber 429 juzgados especializados en violencia de género —uno por cada partido judicial—.

Sin embargo, el número total de estos juzgados exclusivos en todo el territorio nacional es de 106, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Es decir, solo un 25% del total de juzgados que España debería haber creado en estos 15 años desde que se implementó la ley.

Como se puede observar en el mapa, hasta 16 provincias carecen de un juzgado especializado: Huesca, Teruel (Aragón), Ávila, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora (Castilla y León), Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo (Castilla-La Mancha), Cáceres (Extremadura), Lugo y Ourense (Galicia).

La Comunidad de Madrid es la única que cumple la ley en este sentido: tiene 21 partidos judiciales y 23 Juzgados de Violencia sobre la Mujer. 

«La implementación de estos juzgados deja bastante que desear», explica a Newtral la fiscal especializada en violencia de género Susana Gisbert.

«Es grave que no haya, al menos un Juzgado de Violencia sobre la Mujer en cada provincia», explica la fiscal

«La solución que se dio para que en cada partido judicial hubiese un juzgado que llevase esta causa específica fue destinar juzgados que ya existían —como los de Primera Instancia e Instrucción— para este propósito. Es decir, asignarles esas competencias, que se sumarían a las que ya de por sí tenían», añade la fiscal.

Esta situación, según Gisbert, dista mucho de la ideal: «No son juzgados especializados, así que la carga de trabajo es mucho mayor. Imagínate la logística: tienen que atender a la víctima de un robo, un caso de tráfico de drogas o un desahucio… Un caso de violencia de género no tendrá prioridad per se porque dependerá de la carga de trabajo, cosa que no pasaría en un juzgado especializado, que solo tiene una única competencia».

«Es grave que, 15 años después de la creación de la ley, no haya, al menos un Juzgado de Violencia sobre la Mujer en cada provincia», puntualiza la fiscal.

Unidades de Valoración Forense Integral (UVFIs)

«El  Gobierno y las Comunidades Autónomas que hayan asumido competencias en materia de justicia organizarán en el ámbito que a cada una le es propio los servicios forenses de modo que cuenten con Unidades de Valoración Forense Integral».

Esto es lo que dice la Ley 1/2004 en su Disposición adicional segunda. A diferencia de lo que indica respecto a la creación de juzgados exclusivos de violencia de género —uno por cada partido judicial—, en este caso no especifica el número de UVFIs que debería haber por partido judicial.

Sin embargo, expertas como la fiscal Susana Gisbert, la jueza Lara Esteve o la trabajadora social Flor Redondo —que ejerce en un Juzgado de Violencia sobre la Mujer en Madrid— apuntan de manera unánime que «lo ideal para el correcto funcionamiento sería una unidad por cada juzgado exclusivo».

Por tanto, si debería haber un juzgado de violencia de género por partido judicial (429), debería haber también 429 de estas unidades.

«Hasta ahora, prácticamente no había ni una por partido judicial, parece que poco a poco se están implantando y se está empezando a cumplir la ley, pero aún estamos en fase embrionaria», señala la fiscal Gisbert.

Como se puede observar en el mapa, ni una sola Comunidad Autónoma supera el 34% de implementación.

La Comunidad de Madrid no tiene ni una sola Unidad de Valoración Forense Integral. Esto se debe a que existen equipos psicosociales —71 en total— que hacen valoraciones pero no solo para violencia de género, sino también para otros casos como divorcios, abusos sexuales a menores o custodias. Por tanto, no son específicas ni trabajan según la metodología que debería tener una UVFI.

¿Y cuál sería esta metodología? Según explica la trabajadora social Flor Redondo a Newtral, «una UVFI tendría obligatoriamente una trabajadora social, una psicóloga y una forense que trabajarían para un juzgado de violencia de género y lo harían de manera conjunta».

[Aquí puedes leer una entrevista más extensa a la trabajadora social Flor Redondo sobre la labor de las UVFIs]

Según trasladan a Newtral desde la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid, «se está trabajando en este sentido para crear las UVFIs lo antes posible». Para ello, el actual Instituto de Medicina Legal debería constituirse primero como Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLCF). Ese apellido —Ciencias Forenses— permite incluir las figuras de psicólogos y trabajadores sociales en este organismo. Y una vez se hace eso, se pueden formalizar las UVFIs, que siempre son dependientes de los IMLCF.

El gran escollo para el correcto funcionamiento de la Ley 1/2004 no es solo la escasa implantación de estas unidades, sino el modus operandi de las mismas: las unidades están pensadas para que solo evalúen casos de violencia de género, pero a día de hoy, en muchas Comunidades Autónomas, los trabajadores hacen otro tipo de evaluaciones.

Por ejemplo, el psicólogo forense de la UVFI de Cantabria informa a Newtral de que ayudan «a otros juzgados con casos que no tienen nada que ver con violencia de género». «Debería ser una prioridad la violencia de género, pero a esto se suman otros casos de otra índole para los que nos piden ayuda porque faltan manos».

Ocurre lo mismo en Baleares, Extremadura, Galicia, Castilla-La Mancha y Castilla y León, según ha podido comprobar Newtral a través de las correspondientes Consejerías de Justicia.

Y desde el IMLCF de Toledo y Ciudad Real informan a Newtral de que «en la UVFI de Toledo el psicólogo está de baja y no se ha contratado a nadie para que le sustituya, así que el equipo está incompleto».

Radiografía de juzgados y UVFIs

Fuentes

  • Ley Integral contra la Violencia de Género (Ley 1/2004)
  • Consejo General del Poder Judicial (listado oficial de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer)
  • Delegación del Gobierno para la Violencia de Género
  • Institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses de diferentes Comunidades Autónomas
  • Cartografía de los partidos judiciales que hay en cada Comunidad Autónoma y en cada provincia según datos del Ministerio de Justicia
  • Consejerías de Justicia de diferentes Comunidades Autónomas
  • Lara Esteve, jueza especializada en violencia de género
  • Susana Gisbert, fiscal especializada en violencia de género y portavoz de la Fiscalía Provincial de Valencia
  • Flor Redondo, trabajadora social en un Juzgado de Violencia sobre la Mujer (el número 5 de Madrid)

Puedes leer también: Entrevista con la médica forense Eva Bajo | Entrevista con la trabajadora social Flor Redondo | Entrevista con la jueza Lara Esteve

13 Comentarios

  • Magnífico trabajo, os agradezco el esfuerzo de documentación, y sólo lamento que los comentarios no hagan justicia a este valioso dossier. Ánimo y adelante !
    Un periodismo como este es lo que necesitamos para tomar decisiones inteligentes !

    • En toda España España entera no hay ningún juzgado contra la violencia de mujeres contra los hombres no hay ningún juzgado ni uno no existe el primero soy yo soy maltratado mi mujer me ha puesto dos denuncias falsas tengo pruebas tengo grabaciones tengo testigos tengo llamadas no hay justicia es muy grave en este país es muy grave es muy grave en este país es un país machista contra los hombres es una vergüenza lamentablemente meter la gente en la cárcel no es la solución queremos solución en este paísla solución pasa por la igualdad la combina para la mujer y para los hombres así tiene que ser igual para todos pero por desgracia no dice si para las mujeres no pasa nada para para los hombres hay que condenar esto es terrible justicia machista contra los hombres franquistas una cosa más si hay alguien en este país quiero poner en contacto conmigo aquí estoy le doy mi teléfono cuando quieras donde quieras la hora que tú quieras esto es terrible una justicia machista junta los hombres a mí me han quitado mi casa mis hijos y todo por una denuncia falsa ahora no víctima la víctima soy yo no es la mujer el maltratado soy yo no eres la mujer

  • ¿Donde esta la autocritica a dicha normativa, tras su fracaso año tras año, a pesar del presupuesto asignado?¿A donde va el dinerito?

    • A los chiringuitos políticos de amigotes,amiguitas adeptos sectarios a la verdadera víctima apenas la llegan recursos.

  • El problema está identificado, si hay algo que está muy claro es que los maltratadores no están locos, así que no se a qué viene lo de las investigaciones psiquiatras.

    NOS AGREDEN, NOS VIOLAN
    Y NOS MATAN SOLO POR SER MUJER

    • No creo que maten a las mujeres por el hecho de su género ,más bien se trata de personas sin autocontrol ,inmaduros y quieren perpetuar su poder sobre las mujeres y sus hijos y todo lo que ponga en peligro su dominio

    • Y que hacemos cuando te acusan en falso la violencia no tiene genero se de lo que hablo porque lo sufro y nadie te ayuda el telefono de violencia si llamas y eres hombre no te atienden eso se llama discriminacio por ser hombre no te entregan a tu hija para poder disfrutar con ella el tiempo y no pasa nada penoso penoso penoso yo me separo de mi mujer no de mis hijos pides ayuda en el juzgado de arganda del rey ayuda a la guardia civil de arganda y carabaña te dicen que saben que soy inocente porque conocen y llevan el caso pero dicen que eres una victima de las leyes que hay ahora mismo te mueres de rabia y impotencia .
      Que sea lo que Dios quiera tengo la conciencia muy tramquila .
      A mi ñiña la quiero y amo con locura y no puedo verla.

  • «Por el mero hecho de ser mujer»
    La subnormalidad más grande de este siglo, atrás quedan decadas de investigaciones psiquiatricas para descubrir los verdaderos móviles e incentivos que tiene un hombre para matar a su pareja reduciendolo todo a un concepto absurdo.
    Si no se identifica correctamente el problema, jamás se podrá solucionar.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente