Newtral


El 10-N evalúa el liderazgo de Albert Rivera en Ciudadanos
Siguiente

El 10-N evalúa el liderazgo de Albert Rivera en Ciudadanos

La formación naranja podría perder más de la mitad de sus diputados, según apuntan los últimos sondeos, en unas elecciones que podrían revertir la trayectoria ascendente del partido

Albert Rivera se enfrenta a la campaña electoral más difícil de su carrera. Cuando saltó al tablero político nacional en 2015, las encuestas dispararon a Ciudadanos en intención de voto. Hoy, a menos de una semana de la cita con las urnas, el clima de incertidumbre arrojado por los sondeos contrasta con la ilusión de hace cuatro años. La formación naranja podría perder más de la mitad de los 57 diputados obtenidos el 28-A. La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, ha salido en defensa de Rivera y ha negado los supuestos movimientos internos para apartarle de la presidencia del partido.

Lo más importante

Albert Rivera afronta el reto de mantener fieles a los 4.136.600 votantes que depositaron su confianza en Ciudadanos el 28-A. En dichas elecciones, la formación naranja cosechó los mejores resultados de su historia, al pasar de los 3,1 millones de votos y 32 diputados de 2016 a los 4,1 millones y 57 escaños. Pero los sondeos propios y externos calculan que más de un millón de las personas que en abril escogieron la papeleta de la formación naranja hoy están desmovilizados, no tienen claro su voto o se decantan por la abstención.

Bajo la presión de las encuestas y de la posible debacle electoral, la dirección de Ciudadanos ha tratado de rebajar la tensión. Rivera ha argumentado que a su electorado le cuesta movilizarse en las campañas y que las urnas siempre han otorgado mejores resultados a Ciudadanos que los que apuntan los sondeos.

En la campaña electoral, el partido naranja ha lanzado el lema “Sí se puede” con las esperanzas puestas en una remontada. Para escalar en los sondeos, el equipo de campaña también confía en la actuación de Rivera en el debate televisivo del pasado lunes.

¿Cuál es el contexto?

“Si se confirman las encuestas, ¿asumiría responsabilidades políticas?”, preguntaron a Albert Rivera en la entrevista de Los Desayunos de TVE del 10 de octubre. Según el promedio de encuestas, Ciudadanos podría perder incluso más de la mitad de los 57 escaños obtenidos en abril.

Rivera no clarificó si dimitirá de su cargo al frente del partido de cumplirse los pronósticos de los sondeos, pero insistió en que a él, “al contrario que a otros líderes”, le importan “un bledo” el sillón y el cargo. “Vengo de la sociedad civil, soy abogado, trabajé antes de la política. Hay otros candidatos que no han trabajado nunca. Yo puedo estar en política porque me apasiona y estoy por eso, no me mueve ni el apego a un sillón ni un cargo, es este país. Nunca he tenido ese apego”, contestó.

Sobre los supuestos movimientos internos en el partido para moverle la silla a Rivera y la posibilidad de cogerle el testigo en la dirección de Ciudadanos, la portavoz naranja en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, ha defendido el liderazgo “indiscutible” de su presidente al frente de la formación a pesar de los malos augurios de las encuestas. “En el PP y PSOE hay movimientos internos. En Podemos, ni te digo. Nosotros somos un equipo y el único liderazgo indiscutible dentro del partido es el de Rivera. Queda Albert para rato”, señaló.

¿Qué hay que tener en cuenta?

El macrobarómetro de octubre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado el 29 de octubre otorga a Ciudadanos el 10,6% de las papeletas, lo que se traduciría en 27 a 35 diputados. El partido liderado por Rivera quedaría lejos del 15,86% de votos y de los 57 diputados que ganó el 28-A. En la horquilla más alta de la encuesta del organismo público, Ciudadanos perdería 22 escaños y, en la más baja, 30.

Según el barómetro, el partido se desplomaría en Catalunya, su principal feudo de votos. En Barcelona, Ciudadanos se dejaría dos de los cuatro escaños que obtuvo en abril y no lograría el escaño por Tarragona.

La encuesta del CIS también apunta que un 13,7% de los españoles que aseguran que no van a votar el 10-N lo hicieron por Ciudadanos en los anteriores comicios de abril.

El sondeo de la institución que preside José Félix Tezanos pronostica a Ciudadanos una caída menor que la mayoría de sondeos. Según la encuesta de 40dB para El País, Ciudadanos perdería 7,6 puntos y pasaría del 15,9% de votos al 8,3%. Esta bajada dejaría a la formación naranja en 14 diputados, 43 asientos menos en el Congreso, y empataría con Esquerra Republicana, que perdería un escaño con respecto al 28-A.

La encuesta de Sondaxe para La Voz de Galicia otorga a Ciudadanos 18 diputados y la del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (Gesop) para El Periódico, entre 17 y 13.

Desde 2015, Ciudadanos ha crecido fundamentalmente con ex votantes del Partido Popular y su base electoral es de derechas en un 89%, según ha señalado la encuesta de octubre de NC Report para La Razón. Los principales movimientos de votantes de Ciudadanos, según el sondeo, se producen con las otras dos formaciones del bloque conservador: PP y Vox. El voto que recibe o entrega a la izquierda no es significativo y representa el 11% de los votantes.

#Fact

Albert Rivera acumula 13 años ininterrumpidos como presidente de Ciudadanos desde que se fundó en 2006. La formación no ha conocido otro líder y, desde que se convirtió en un partido nacional en 2014, ningún dirigente le ha disputado la presidencia. Una dimisión de Rivera llevaría al primer relevo en la historia de Ciudadanos.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente