Newtral


De política y gestos: Vox y el lugar en el hemiciclo de la tercera fuerza
Siguiente

De política y gestos: Vox y el lugar en el hemiciclo de la tercera fuerza

El 3 de diciembre es la sesión constitutiva del Congreso. En la de la anterior legislatura, Vox protagonizó uno de los momentos de la jornada al madrugar para sentarse justo detrás de Pedro Sánchez.

Congreso de los Diputados

La sesión constitutiva de las Cortes en la anterior legislatura, celebrada el pasado 21 de mayo, dejó varios momentos inolvidables. Los políticos catalanes Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull -aún entonces en prisión preventiva– llegaron acompañados por la policía a prometer la Constitución por imperativo legal, algunos de ellos ocuparon los sitios del expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y otros dirigentes, el PP veía reducido su espacio habitual en el Congreso, cedido en parte a los naranjas y los 24 diputados de Vox se estrenaron en la Cámara baja. 

En medio del baile de sillas, la anécdota más comentada fue la usurpación de la ultraderecha de la fila que está detrás de la bancada azul, que suele reservarse a los miembros del Gobierno en funciones. El 3 de diciembre echará a andar la XIV legislatura, que sigue a las elecciones del 10N.

Lo más importante

En su puesta de largo hace seis meses, los representantes electos de Vox llegaron poco antes de las 7:20 de la mañana, aunque la sesión arrancaría más de dos horas después, para coger sitio. En concreto, el sitio de los socialistas ubicados justo detrás de Pedro Sánchez. Santiago Abascal se sentó en el lugar de la portavoz del grupo socialista, Adriana Lastra, y un avezado José Zaragoza (PSC) logró colarse en un despiste de los verdes entre Abascal e Iván Espinosa de los Monteros. “Los tengo rodeados”, bromeó. 

En esta ocasión, Vox llega con más del doble de diputados, 52 escaños, y como tercera fuerza del hemiciclo con algo más de trayectoria parlamentaria acumulada durante la segunda legislatura más corta de la historia, de 126 días de duración.

¿Cuál es el contexto?

La liturgia de la sesión constitutiva del 3 de diciembre será la siguiente. A las diez de la mañana, hora de inicio, los diputados y diputadas deben haber ocupado ya un escaño. Después se formará la Mesa de Edad, que preside el diputado de mayor edad y los dos más jóvenes. A continuación, se elige al presidente de la Mesa del Congreso, un trámite por el que cada representante escribe un nombre y lo deposita en una urna; después será el turno de los cuatro vicepresidentes y los cuatro secretarios. [Puedes leer aquí sobre los sueldos de quienes ocupen las Mesas del Congreso y Senado]

En la anterior legislatura, conformaron la Mesa el PSC (1), Unidas Podemos (1), PSOE (2), PP (2), Cs (2), En Comú Podem (1). Justo en este punto los partidos comienzan a debatir públicamente sobre qué grupos deben y no deben estar representados en los 9 miembros de la Mesa. El PSOE y Unidas Podemos intentan tender un “cordón sanitario” para excluir a Vox, pero el PP no quiere participar, mientras que Ciudadanos, con 10 escaños, se postula para ocupar un puesto y evitar que así lo haga algún partido nacionalista en su lugar (ERC obtuvo tres diputados más que los naranjas). 

¿Qué hay que tener en cuenta?

En la sesión constitutiva los diputados electos no tienen todavía un sitio asignado por norma. Llegan, precisamente, a presentar sus credenciales, y hasta que no se conforma la Mesa del Congreso no se configuran tampoco los grupos parlamentarios. Una de las primeras decisiones de este órgano rector es determinar cuál será la ubicación de cada uno, en una composición de la Cámara aún más compartimentada si cabe que la anterior. 

Tradicionalmente, a la manera de la Revolución Francesa, el PP se ubicaba en la parte derecha, el PSOE en la izquierda y los partidos nacionalistas e independentistas en el centro. Según esta lógica, Vox podría estar ubicado a la derecha del PP, pero se trata justo de un extremo en el que solía sentarse el presidente del Gobierno en periodos populares. En la legislatura pasada, la Mesa del Congreso confinó a los diputados de Vox en el ‘gallinero’, la parte alta con columnas donde solían ser enviados los grupos más pequeños o los diputados de formaciones grandes en horas bajas. Pero es que en esta ocasión la formación cuenta con 52 diputados y diputadas. 

#Fact 

En la XI legislatura, la más corta (entre el 13 de enero y el 3 de mayo de 2016), y en la que el bipartidismo había quedado superado, el ‘gallinero’ se lo repartieron entre Podemos-En Comú Podem-En Marea, el Grupo Mixto y Ciudadanos. Es decir, parte de la entonces llamada nueva política estuvo confinada en la parte más aislada de las cámaras.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente