Newtral
La Unión Europea no subvenciona al Gobierno por cada denuncia por violencia de género
Siguiente

La Unión Europea no subvenciona al Gobierno por cada denuncia por violencia de género

La Comisión confirma a newtral.es que no tienen ningún programa específico de subvenciones para los Estados miembros destinado a combatir la violencia de género

Vuelve a difundirse en redes sociales una publicación de 2011 bajo el título “Cada vez que se realiza una denuncia falsa por maltrato, la Unión Europea subvenciona al Gobierno español con más de 3.000 euros”. Esta información es falsa tanto hace nueve años como a día de hoy. 

Ni hay ayudas específicas ni más dinero “cada vez” que hay denuncia

La Unión Europea no da ayudas específicas para combatir la violencia de género a los Estados miembros, tal y como han confirmado desde la Comisión a Newtral.es. Ni, por tanto, prima con una cuantía extra “cada vez que se realiza” una denuncia, sea falsa o real. Por tanto, no existe ningún fundamento sobre el que sostener la afirmación “a más denuncias, más dinero” por parte de la UE. 

Proyectos para combatir la violencia hacia niños, jóvenes y mujeres

Desde 1997 hasta la fecha, a nivel europeo solo cuentan con un programa que otorga subvenciones a proyectos concretos que pueden presentar tanto organizaciones no gubernamentales como autoridades públicas de los países miembros para combatir la violencia hacia niños, jóvenes y mujeres.

El volumen de denuncias no condiciona los fondos destinados

A finales de la década de los 90, la UE puso en marcha el programa ‘Daphne’, orientado a financiar proyectos dedicados a la lucha contra la violencia ejercida contra niños, adolescentes y mujeres. Este proyecto se renovó en dos ocasiones (Daphne II y Daphne III) hasta el año 2013. La noticia que estamos verificando se publicó en 2011, por lo tanto durante la vigencia de este programa.

En la nota de prensa que se publicó en el momento de su lanzamiento en 1997, dan algunos ejemplos de proyectos que el programa busca financiar y que son aquellos relacionados contra la pornografía infantil, el entrenamiento de fuerzas y cuerpos de seguridad sobre cómo tratar con víctimas de una violación, programas en contra de la explotación de las mujeres y los niños o que aborden la violencia contra las empleadas domésticas, entre otros. 

Es decir, el objetivo de estos programas era fomentar y financiar proyectos concretos de organizaciones, tanto públicas como privadas. Era un proceso en el que, desde la Comisión aseguran, el número de denuncias por violencia de género país no es un factor que se tuviese en cuenta. De hecho, puede consultar todos los proyectos que han recibido financiación durante esos años y en adelante en la página de la Comisión Europea.

Protección de datos, de minorías o consumidores

A partir de 2014, ‘Daphne’ quedó integrado en el programa ‘Derechos, Igualdad y Ciudadanía’, dentro del cual la lucha contra la violencia de género se convirtió en un “objetivo específico”, explican desde la Comisión Europea. Este programa surgió “para fortalecer la igualdad de género, combatir cualquier forma de discriminación y luchar contra el racismo”. 

En sus bases también recogen que, entre otras prioridades, se encuentran “los derechos del niño, la plena inclusión de los gitanos en la sociedad europea, los derechos de los consumidores y la protección de datos personales”. 

Control de las ayudas

Tanto por parte del Ministerio de Hacienda, como desde la propia UE, se establecen distintos controles sobre el uso de estas ayudas públicas. La Ley General de Subvenciones española establece el régimen jurídico de los fondos otorgados desde la UE.

Además, los controles por parte de la Unión vienen recogidos en el artículo 12 del Reglamento por el que se establece el programa ‘Derechos, Igualdad y Ciudadanía’. Se explica que se aplicarán “medidas preventivas contra el fraude, la corrupción y cualquier otra actividad ilegal”, como, por ejemplo, controles efectivos o la recuperación de las cantidades abonadas indebidamente, cuando se detecten irregularidades.

También se añade que tanto la Comisión como el Tribunal de Cuentas tienen facultades para auditar a todos los beneficiarios de subvenciones. La Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) puede realizar investigaciones, incluyendo controles y verificaciones con el fin de detectar “fraude, corrupción u otra actividad ilegal”.

Fuentes

Relacionados

Más vistos

Siguiente