Newtral
Trump y Twitter: ¿Qué es la sección 230 y por qué estás oyendo hablar de ella?
Siguiente

Trump y Twitter: ¿Qué es la sección 230 y por qué estás oyendo hablar de ella?

El presidente de EE.UU, Donald Trump firma una orden ejecutiva para limitar la inmunidad de las redes sociales ante las consecuencias legales de los contenidos que publican los usuarios

Donald Trump firma la orden ejecutiva este jueves en la Casa Blanca. Foto: Flickr

El presidente de Estados Unidos Donald Trump ha realizado una última ofensiva a las redes sociales después de que Twitter calificara por primera vez dos de sus tuits como «potencialmente engañosos».

A través de una orden presidencial firmada este jueves, el mandatario plantea cambios legales para responsabilizar a las compañías tecnológicas como Google, Twitter o Facebook por el contenido que se publica en sus plataformas. La orden «para prevenir la censura digital» modificaría —o revocaría, según las palabras del presidente—la sección 230 de la ley de Decencia de las Comunicaciones, a cinco meses de las presidenciales de noviembre. 

«¡Este va a ser un gran día para las redes sociales y la imparcialidad!», escribió el líder estadounidense en un tuit de su red social este jueves, con más de 80 millones de seguidores. Poco después, anunciaba en la Oficina Oval de la Casa Blanca su última ofensiva contra las grandes compañías tecnológicas, que acusa de sesgo progresista.

El presidente pide nuevas regulaciones para privar a las plataformas de su actual inmunidad frente a posibles litigios por los contenidos publicados y por su libertad a la hora de moderarlos. “Estamos aquí hoy para defender la libertad de expresión de uno de los mayores peligros”, ha dicho.

¿Qué dice la sección 230 de la ley de Decencia de las Comunicaciones?

El apartado al que se refiere Trump, la sección 230, tiene apenas 26 palabras. Esta norma federal de 1996 se creó para proteger a las nuevas compañías de internet de responsabilidades legales, en una época en que aún no existía Google y en la que Mark Zuckerberg tenía apenas 11 años.

“Ningún proveedor o usuario de un servicio de ordenadores interactivo deberá ser tratado como el publicador o emisor de ninguna información de otro proveedor de contenido informativo”, establece la ley.

El apartado considera que empresas como Facebook, Twitter y Google son plataformas y no editores de contenidos y por ende, les exime de responsabilidad sobre las publicaciones de sus usuarios. Es decir: no son responsables de lo que uno publica en las redes sociales. Por otro lado, también permite a estas empresas vigilar y moderar el contenido cuando viola sus normas, sin temor a demandas judiciales. 

Así, la sección 230 protege a las compañías tecnológicas de dos maneras. Por un lado les garantiza inmunidad sobre lo que se publica en las plataformas con excepción de contenido que promueve el tráfico sexual y que viola derechos de autor. Por otro, les permite escrutar y eliminar contenido sin miedo a ser demandadas.

¿Por qué la quiere derogar Trump?

El anuncio del mandatario llega dos días después de que Twitter —la herramienta que usa como principal vía de comunicación— decidiera calificar por primera vez dos de sus tuits como «potencialmente engañosos».

Los mensajes del presidente afirmaban que las papeletas electorales por correo llevarían a un fraude generalizado, después de que California estudiara esta opción en caso de que la pandemia impida celebrar los comicios de noviembre con normalidad.

Twitter agregó entonces una advertencia debajo del tuit, en la que recomienda a los usuarios buscar información contrastada. «Obtén los datos sobre votos por correo», se puede leer. 

La reacción de Trump no se hizo esperar. Amenazó con cerrar las redes sociales y acusó a Twitter de interferir en el proceso electoral. “Las grandes tecnológicas hacen todo lo que les permite su considerable poder para censurar de cara a las elecciones de 2002. ¡Nunca sucederá!”, advirtió en otro mensaje.

Según el presidente, los gigantes tecnológicos  “silencian las voces conservadoras” y  «reciben un escudo de responsabilidad sin precedentes basado en la teoría de que son una plataforma neutral, que no lo son». 

Manifestantes y policías en Minneapolis, Minnesota, este jueves. | Foto: Craig Lassig (Efe/Epa)

Este viernes, Twitter ha señalado otro tuit del presidente por infringir las normas de uso y hacer una «apología de la violencia». En vez de bloquear el contenido, decidió dejarlo visible por el «interés público» que suscitó.

En el mensaje, Trump sugiere una intervención militar ante los disturbios en Minneapolis por el asesinato de George Floyd, el afroamericano que murió tras ser detenido e inmovilizado por la policía en esta ciudad. 

¿Solo la critica Trump?

El debate sobre la reforma de esta legislación no es nuevo. Tanto demócratas como republicanos han mostrado su preocupación por los límites de la norma. 

Por una parte, republicanos como el senador de Texas Ted Cruz denuncian que las compañías puedan retirar contenido sin temor a ser demandadas, lo que según ellos les permite actuar de manera parcial. 

Mientras, otros detractores critican que las plataformas no hacen lo suficiente en contra del discurso de odio y permiten que se publique información falsa o engañosa, por ejemplo con temas relacionados con la salud pública.

En diciembre de 2019, Bernie Sanders dijo por ejemplo que «los gigantes tecnológicos y las plataformas digitales no deberían gozar de inmunidad cuando permiten a sabiendas que circule contenido que promueve y facilita la violencia». 

¿Qué implicaría modificar la sección 230?

En la orden ejecutiva, el Gobierno propone que reguladores federales como la comisión federal de comercio puedan sancionar a compañías tecnológicas sobre los criterios que usan para moderar contenidos. La normativa actual se basa en que las empresas realizan esas funciones «de buena fe». 

Así, la orden abre el camino a que cualquier usuario pueda emprender medidas legales si considera que las razones por la que su cuenta ha sido suspendida o su mensaje borrado son discriminatorias o no se basan en la «buena fe». 

El decreto también propone limitar el gasto federal en publicidad en estas plataformas y coordinar la acción de los fiscales generales de los estados para que actúen contra posible abusos.  

¿Se puede modificar la sección 230? 

En primer lugar, cualquier intento de regulación de estas plataformas necesitaría del apoyo del Congreso. Un cambio legislativo como el que propone el mandatario tendría implicaciones en la libertad de expresión, blindada por la primera enmienda de la Constitución, según señalan algunos expertos.

Uno de los autores de la norma, el senador demócrata del estado de Oregon Ron Wyden, ha dicho que la orden de Trump sería «totalmente ilegal». En un comunicado, resumido en su cuenta oficial de Twitter, el político asegura que la ley no incluye mención a la neutralidad política. «No dice que compañías como Twitter estén obligadas a llevar información errónea sobre el voto, especialmente del presidente», señala. Wyden recuerda a continuación que la primera enmienda tiene como fundamento «proteger la expresión que resiste la tiranía de los que están en el poder».

Robert McDowell, un excomisionado republicano de la Comisión Federal de Comunicaciones, cree que establecer nuevas reglas para regular cómo las compañías moderan contenidos podría violar la primera enmienda y ser anticonstitucional.

Por su parte, Jessica Rosenworcel, también de la Comisión Federal de Comunicaciones, dijo en un comunicado que «un decreto que convertiría a la FCC en la policía del discurso del presidente no es la respuesta”. En su reacción a la orden de Trump, defendió la primera enmienda y alertó de que «la historia no será amable con el silencio». 

¿Qué dicen las grandes tecnológicas?

Facebook y Twitter registraron caídas en bolsa —un 1,6% y un 4,4% respectivamente— tras el anuncio de Donald Trump este jueves, según recoge Reuters

El director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, defendió la acción de su empresa y asumió su responsabilidad en una serie de mensajes publicados en la red social. 

Al contrario, el creador de Facebook Mark Zuckerberg se distanció de la medida adoptada por la red social de Dorsey en una entrevista en la cadena de televisión Fox News. «Creo que tenemos una política distinta a la de Twitter en esto» afirmó Zuckerberg. «Creo firmemente que Facebook no debería ser el árbitro de la verdad de todo lo que la gente dice en línea», señala en la citada entrevista.

Fuentes

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente