Newtral
Trump se pone ahora del lado de los ‘dreamers’
Siguiente

Trump se pone ahora del lado de los ‘dreamers’

Tras años de lucha contra el programa DACA, para quienes llegaron a EEUU siendo niños, Trump dice ahora que lo regularizará, abriendo el camino a la ciudadanía a este colectivo conocido como los ‘dreamers’

Foto: EA POOL | EFE

Desde su creación en 2012, el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, o DACA por sus siglas en inglés, otorga protección temporal frente a la deportación a los jóvenes sin papeles, también llamados dreamers (soñadores), que entraron en Estados Unidos de forma irregular con sus padres.

DACA equivale a un certificado de identidad, acceso a la seguridad social y un permiso de trabajo renovable por dos años, aunque no ofrece ningún estatus legal migratorio ni abre camino a la plena ciudadanía.

Para poder optar al programa, los requisitos son:

  • Haber llegado al país con menos de 16 años y antes de 2007.
  • Carecer de antecedentes penales.
  • Estar escolarizados o licenciados por el Ejército.

La postura en contra del programa que Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha mantenido durante su mandato, podría cambiar en las próximas semanas, según sus recientes declaraciones.

Lo más importante

El pasado viernes 10 de julio, Donald Trump anunció en una entrevista con Telemundo, la cadena estadounidense en español,  que en las próximas semanas va a “hacer una gran ley de inmigración” y que “uno de los aspectos de la ley será (el programa) DACA”, ofreciendo así “un camino a la ciudadanía” a los 660.000 beneficiarios de este programa.

¿Cuál es el contexto?

  • Trump ha tratado de eliminar el programa desde que está en la Casa Blanca:

En junio de 2012, tras fallidas negociaciones entre republicanos y demócratas de una reforma de la ley inmigratoria que otorgaba la residencia legal a los dreamers, Barack Obama, mandatario estadounidense entonces, decidió actuar unilateralmente creando DACA.

En septiembre de 2017, Trump, ordenó que cesasen las renovaciones de permisos temporales de trabajo para los beneficiarios del programa. De este modo, anuló el decreto de Obama, alegando que adoptar la vía ejecutiva para una decisión de tal magnitud era “ilegal” e “inconstitucional”, y dio seis meses al Congreso para llegar a una solución. Él mismo explicó que el problema no son estos jóvenes, sino el efecto llamada que su regularización supone.

En enero de 2018, comenzaron las querellas en los tribunales de los dreamers contra el decreto de Trump. Aunque varios tribunales federales de distrito exigieron que se renovasen los permisos de trabajo, la administración de Trump continuó bloqueando a aquellos que solicitaban DACA por primera vez.

Para eliminar el decreto de su antecesor judicialmente, Trump pidió la intervención del Tribunal Supremo de Justicia.

  • La sentencia del Supremo:

En junio del año pasado, el Tribunal Supremo decidió ocuparse de la disputa sobre la validez del decreto. En noviembre, tuvo lugar una audiencia durante la cual el Supremo escuchó los argumentos de ambas partes

El pasado 18 de junio, en una decisión ajustada, cinco votos a favor contra cuatro, el Supremo ratificó los fallos de las cortes inferiores en contra de la decisión de Trump, tachándola de “arbitraria y caprichosa” por no ofrecer una justificación legal. De esta forma, el alto Tribunal se opuso a que Trump suprimiera el programa DACA.

  • Los dreamers como cambio de moneda de Trump:

Durante las negociaciones de enero de 2018 y de 2019, Trump reclamó al Congreso financiación para su polémico muro en la frontera con México a cambio de protecciones temporales para los beneficiarios del DACA, provocando cierres del gobierno que no resultaron ni en financiación para el muro ni legislación para DACA.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Existen contradicciones en las declaraciones de Trump que crean incertidumbre sobre la posible ciudadanía que Trump concedería a los dreamers.

  • En un par de semanas, el mandatario estadounidense ha pasado de calificar la sentencia del Supremo de “horrible” y “motivada políticamente” y tuitear que su gobierno “tendrá que empezar el proceso de nuevo, a anunciar la posible legalización de los dreamers.
  • En la misma entrevista, Trump utilizó de manera intercambiable las palabras “orden ejecutiva” y “propuesta de ley”, aunque solo la última requiere mayoría en el Congreso.
  • Trump anunció que emitirá un decreto sobre DACA, un programa que no concede la ciudadanía a los beneficiarios, y que firmará una propuesta de ley que de paso a la ciudadanía. La Casa Blanca aclaró después que Trump apoya una solución legislativa para DACA que potencialmente incluya la ciudadanía pero no la “amnistía”.
  • La administración de Trump criticó a Obama por utilizar el poder ejecutivo para impulsar DACA. Sin embargo, ahora quiere emitir una orden ejecutiva sobre DACA.
  • No está claro que el presidente pueda otorgar unilateralmente a jóvenes sin papeles un estatus legal permanente con acceso a la ciudadanía. El senador republicano Ted Cruz afirmó que el presidente no tiene ninguna autoridad para abrir paso a la ciudadanía mediante una orden ejecutiva.  

El comportamiento de la administración no aporta indicios sobre la decisión que tomará:

  • A pesar de la sentencia del Supremo y de la carta de 35 senadores exigiendo al Departamento de Seguridad Nacional que la “cumpla inmediatamente”, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) sigue sin aceptar aquellas solicitudes presentadas por primera vez.
  • A principios de julio, senadores demócratas también le pidieron que retirara de su página web la frase “la sentencia no tiene una base legal”, algo que el organismo aún no ha hecho.
  • El Supremo falló contra Trump porque la manera de eliminar DACA era ilegal, sugiriendo así que el presidente tiene autoridad para anular el programa si lo hace con justificaciones legales sólidas. Sin embargo, el pasado 13 de julio fue la fecha límite para presentar una petición para una segunda audiencia y Trump no lo hizo.

#Fact

Trump tomará la decisión que asegure su reelección en las presidenciales de noviembre.

  • El presidente republicano ya tardó ocho meses en ordenar la rescisión del programa, una medida que prometió desde su llegada a la presidencia, por temor a las consecuencias políticas. Según una encuesta de Morning Consult y Político, 75% de los estadounidenses apoya el programa, incluyendo un 68% de republicanos.
  • Según las encuestas de intención de voto, Joe Biden, candidato demócrata, obtendrá la mayoría de votos en las elecciones.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente