Newtral
Termina la primera semana del plan piloto de turismo en Baleares: “ha sido una gran campaña, hemos estado en todos los medios internacionales”
Siguiente

Termina la primera semana del plan piloto de turismo en Baleares: “ha sido una gran campaña, hemos estado en todos los medios internacionales”

El programa piloto prevé la llegada casi 11.000 turistas alemanes a Mallorca, Menorca e Ibiza entre el 15 y el 30 de junio

Cati Cladera | EFE

Trabajadores aplaudiendo a turistas alemanes a su llegada a Mallorca y muchos medios nacionales e internacionales retransmitiendo este momento. Laura Malone estaba allí, aplaudiendo, y la explicación que le da a ese gesto es más ordinaria que cinematográfica.

“El lunes fue muy emocionante, los trabajadores lo estaban esperando”, cuenta al borde del llanto Laura Malone, jefa de comunicación de RIU Hotels & Resorts, la cadena propietaria de dos de los tres hoteles que albergan a los turistas alemanes del programa piloto de apertura de corredores turísticos en las Islas Baleares.

Pocas horas separaban el pintoresco recibimiento a los turistas alemanes con la noticia de la vuelta a sus puestos de trabajo del 95% de la plantilla fija o discontinua de estos hoteles.

Un destino excepcional

En total está previsto que lleguen a las islas 10.900 ciudadanos alemanes entre el 15 y el 30 de junio, siempre y cuando en sus lugares de origen no haya más de nueve casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, según el criterio publicado en la Orden ministerial para la regularización de programa piloto de apertura de corredores turísticos seguros

Un corredor turístico que cancela algunas órdenes anteriores, como la de la prohibición de la circulación, o la cuarentena de 14 días estipulada para las personas que lleguen del extranjero. 

Cuando acabe esta primera semana habrán aterrizado en las islas 3.500 ciudadanos alemanes. El plan inicial era que llegasen 2.000 turistas, pero se decidió aumentar esa cifra después de la primera reunión del Comité de Seguimiento, que evalúa el cumplimiento de las medidas de seguridad establecidas durante este proceso de recuperación turística. 

Un destino seguro

Dichas medidas incluyen los controles de temperatura a la llegada al aeropuerto, o los protocolos de higiene de las aerolíneas, y los hoteles. En el hotel Riu, por ejemplo, ya no se reparten panfletos, las mascarillas son el básico del outfit veraniego y las actividades organizadas que suponen contacto físico se han cancelado. 

Las marcas en suelo y paredes guían a los turistas, también a la hora del desayuno. Café, guantes y mascarilla. “Hemos marcado unos caminitos para que los clientes no se crucen, pero nos hemos dado cuenta de que en el bufet de uno de los hoteles se hacía un poco complejo, por eso ahora lo hemos cambiado”, cuenta Malone a Newtral.es.

Conscientes de que esta primera avanzadilla de visitantes iba a servir para darse cuenta de los detalles que había que “pulir”, en el Riu destacan el fácil seguimiento de las medidas por parte de los clientes: “la primera vez a lo mejor te despistas un poco, pero la gente viene muy acostumbrada porque la pandemia la hemos vivido en todo el mundo a la vez y no son cosas distintas que lo que te piden en casa”.

Preparados para un rebrote

“La situación está absolutamente controlada”, aseguraba esta semana en TV3  la presidenta de Baleares, Francina Armengol. Las autoridades isleñas aseguran que no ha habido ninguna incidencia. 

En Newtral.es hemos preguntado al Servei de Salut balear por los datos de seguimiento epidemiológico, pero no harán públicos el número de llamadas realizadas a los turistas hasta la semana que viene. Las autoridades sanitarias insulares han reforzado la atención primaria y cuentan con un equipo de rastreo de 150 sanitarios.

Palma de Mallorca es la ciudad que acogerá a la mayor parte de los casi once mil turistas alemanes. “Las medidas de seguridad se van cumpliendo y funcionan”, dice Elena Navarro, regidora de Turisme, Sanitat i Consum del Ayuntamiento de Palma. “Si hay un rebrote, estamos preparados”, cuenta la regidora a Newtral.es

Conscientes de los rebrotes anunciados los últimos días en China, Singapur o Euskadi, los hoteles RIU también depositan su confianza en el buen funcionamiento de los protocolos de aislamiento y seguimiento: “está previsto que pueda suceder, lo importante es estar preparados”, dicen.

El destino económico de las islas

Con el primer vuelo que aterrizó en Mallorca, directo desde Frankfurt y cargado de turistas, el Govern empezaba a “ver a luz”. “Hoy podemos decir que las Islas Baleares son seguras, y empezar a reactivar una parte fundamental de nuestra economía como es el turismo”, declaraba la presidenta Armengol en rueda de prensa.

Con estas islas del Mediterráneo convertidas en el primer destino español que se abre al turismo internacional, parece que la pandemia empieza a dar una tregua, aunque solo del 0,91% del total de visitas que recibieron en la misma quincena de junio del año pasado. 

El paro en las islas ha crecido interanualmente un 92%, y unas 152.000 personas están afectadas por un ERTE, de las cuales el 75,5% están en Mallorca. Desde el lunes y debido a este plan piloto, muchos de los empleados de los tres hoteles del proyecto se han incorporado a su trabajo. 

Después de cincuenta años, terremotos, incendios, alertas de Tsunami y hasta el atentado terrorista de Túnez, en Riu nunca se habían enfrentado a “nada como esto”. “Nada nos había obligado a cerrar todos los hoteles en menos de tres semanas y a enfrentarte a la situación de ingresos cero”, cuenta Malone.

“Con la llegada de los turistas alemanes estamos facturando un 30% más, y he podido llamar a dos de mis trabajadores que estaban en ERTE”, cuenta el dueño de un bar muy cercano a los hoteles donde se alojan los turistas, en primera línea de la mallorquina Playa de s’Arenal.

Un incremento en las ventas que, de mantenerse, le permitiría recuperar a sus empleados y vivir holgadamente: “¿dónde hay que firmar para que se mantenga el plan piloto durante todo el año?”, se pregunta este hostelero, al mismo tiempo que denuncia, preocupado, que algunos locales “se están saltando las medidas de distanciamiento y seguridad”.

Con el cese inminente del estado de alarma y de las restricciones a la circulación, esta prueba piloto germano-balear llega a su fin antes de lo que se esperaba cuando se concibió. “Tenemos puesta la mirada en el 21 de junio, y aunque de momento la conversión a reservas es lenta, las visitas a las webs de baleares se han disparado”, dice la regidora Navarro. 

Para Tui, touroperador alemán que ha participado en el corredor turístico entre Alemania y Baleares, esta semana se ha demostrado que “las vacaciones pueden empezar de nuevo”. Explican a Newtral.es que se vendieron todas las plazas para los vuelos de este programa piloto en menos de 36 horas, y que hay un alto número de reservas, tanto para los meses de septiembre y octubre como para 2021.

Desde Riu Hoteles & Resorts admiten que con esta prueba piloto no han “ganado dinero”, pero sí ha tenido un impacto positivo: “ha sido una gran campaña de público no solo para Mallorca, también para todo el turismo”. “Llevamos una semana saliendo en la prensa internacional”, concluye Malone.

Un destino amable

En mayo las previsiones económicas auguraban una caída de más del 30% del PIB balear. Los datos de Exceltur y del Govern daban por perdida la temporada turística, aunque con el plan piloto, el cese del estado de alarma y la apertura del espacio Schengen, en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca están convencidos de que este año el verano va a empezar, aunque sea en julio.  

Navarro ve esta prueba piloto como una inversión de futuro y como un mensaje “muy positivo” de Palma de Mallorca, de Baleares, y de España, dirigido a Europa: “está quedando claro que somo un destino turístico seguro y, además, amable”, por no someter a excesivas molestias a los visitantes, explica.

Lo de “amable” lo toma prestado de un turista alemán que, en bañador, en la playa y con una cerveza, empleó esa palabra para definir la nueva normalidad estival de este viejo destino turístico. 

1 Comentario

  • Seguro que no tardaremos en ver un rebrote de contagios en Mallorca, y estado de alarma otra vez, basta ver lo que pasa en otros paises despues de aflojar la alarma.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente