Newtral


Conexión Sánchez-Revilla por la vía rápida del AVE
Siguiente

Conexión Sánchez-Revilla por la vía rápida del AVE

El Partido Regionalista de Cantabria buscará consolidar el 10-N su diputado en el Congreso de los Diputados, el primero que logra en la Cámara Baja

Al margen de un socio preferente que no fue, el PSOE tuvo en la XIII Legislatura un socio único. Doblemente único: fue el único partido que apoyó la investidura de Pedro Sánchez y contaba con solo un diputado. Se trata del Partido Regionalista de Cantabria. Ambas formaciones firmaron un acuerdo según el cual los socialistas se comprometían al “impulso de las infraestructuras de competencia estatal en Cantabria, como las conexiones ferroviarias de Alta Velocidad de Santander con Madrid y Bilbao, la mejora y modernización de las Cercanías Ferroviarias y de la Red de Carreteras del Estado en esa comunidad autónoma”.

¿Por qué es importante?

PRC y PSOE tienen una historia de acuerdos autonómicos que, por primera vez, han llevado al Congreso de los Diputados. De obtener representación en Cantabria el 10-N, el PRC fácilmente prolongaría el acuerdo que firmó en julio con el PSOE para la investidura de Sánchez. Aunque se trataría de un solo diputado -al menos, según lo que indican los sondeos-, los márgenes para recabar apoyos del PSOE hacen que cada escaño cuente. Y la presencia del PRC en las urnas de unas generales supone un doble beneficio electoral para el PSOE: la posibilidad de tener un apoyo extra y, por la distribución de escaños por circunscripción, una dificultad extra para que Unidas Podemos obtenga representación en Cantabria. Lo explicamos en el siguiente punto.

¿Cuál es el contexto?

Cantabria es una de las Comunidades Autónomas en las que el multipartidismo ha desbordado la representación. A la región le corresponden cinco diputados en el Congreso, por lo que compiten seis fuerzas: PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos, Vox y PRC. Por imperativo matemático, al menos una de ellas se quedará sin escaño. El 28-A fueron Vox, con casi 40.000 votos, e Unidas Podemos, con algo más de 36.000.

Aunque ganó en las autonómicas del 26-M, el PRC no tiene en las generales el fuelle que tiene en los comicios regionales. Si el 26 de mayo recibió más de 122.000 votos, un mes antes, en la convocatoria general, se quedó en 52.000. Cabe recordar que, tradicionalmente, el PRC no ha competido por tener un representante en el Congreso. Presentó candidatura, sin obtenerla, en 1993 y en 2011. 2019 fue su particular interpretación del dicho ‘a la tercera va la vencida’.

¿Qué hay que tener en cuenta?

La reivindicación, por parte del PRC, de una línea de alta velocidad ferroviaria para Cantabria podría catalogarse de histórica. La demanda de una conexión de AVE entre Santander y Madrid ha formado parte del ideario regionalista a lo largo de los últimos 20 años. El compromiso firmado por el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, con el PRC para la investidura de Sánchez se vertebraba en torno a la cuestión ferroviaria.

#Fact

Aunque Miguel Ángel Revilla ha sido presidente de Cantabria entre 2003 y 2007 y desde julio de 2015 hasta la actualidad, el PRC solo ha ganado unas elecciones autonómicas: las del pasado 26 de mayo. En 2003, el PRC fue el tercer partido en las autonómicas, pero un acuerdo con el PSOE, segunda fuerza más votada, llevó a Revilla a la presidencia y desalojó al PP. El acuerdo se reeditó en 2015, esta vez con el PRC como segunda fuerza y con el PSOE como tercera. Y también se reeditó en 2019, aunque los de Revilla ya negociaron, también con el PSOE, como primera fuerza en votos en Cantabria.


10-N: ¿Mantendrá el PRC el escaño que logró en las elecciones de abril?
Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente