Newtral
Revuelta feminista de cara al 8M: «Menos pin parental, más educación»
Siguiente

Revuelta feminista de cara al 8M: «Menos pin parental, más educación»

Centenares de feministas se han manifestado en Madrid para exigir educación afectivo sexual en las aulas. La asamblea feminista de Madrid convocaba esta acción como previa al 8M, en la que las manifestantes han coreado contra el «veto parental» que propone Vox

Revuelta feminista en Madrid en Febrero| N.L.

“Me casé a los 21 y me quedé embarazada a los pocos meses. Yo quería ir a Londres a abortar, no deseaba ser madre, pero mi marido me dijo que ni loca”, cuenta Amalia, de 62 años, rodeada de pancartas que claman por los derechos reproductivos de las mujeres.

A su izquierda está Marina, de 19. “Hace un año, una amiga me contó que quería abortar y me di cuenta de que no sabía cómo acompañarla en el proceso, de que en el instituto no nos habían enseñado nada de esta movida. No sabía si teníamos que ir al ambulatorio, al hospital o qué”, explica.

La distancia entre ambas, hoy, solo era generacional. Juntas, como parte del movimiento feminista, han exigido frente a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid educación afectivo sexual en el currículo escolar.

Según la Comisión 8M de Madrid, que ha preparado actividades de febrero a marzo de cara al 8M, “la Consejería es un símbolo” de su reclamo: “Frente a la obsesión de Vox por imponer el pin parental [o veto parental], nosotras no solo rechazamos esta propuesta, sino que queremos que el sistema educativo sea más feminista”.

Así, las dos integrantes de la Comisión 8M encargadas de leer el manifiesto han señalado que se pretende “cambiar un enfoque negativo, centrado en los riesgos y peligros [terror sexual], por una educación que hable de los derechos sexuales y reproductivos, del placer y del disfrute, de la autoestima, de la diversidad sexual, el consentimiento y las relaciones con respeto”.

En este sentido, Carmen, activista feminista de la asamblea de Arganzuela, señalaba que “el verdadero adoctrinamiento es aquel que en las escuelas pretende imponer una norma que excluye a gais, lesbianas, bisexuales y personas trans”. “La ideología de género [expresión que emplea la ultraderecha] no es la feminista, es la machista”.

“Hay que enseñar diversidad sexual. En las aulas no se enseña a las chicas a odiar a los hombres, sino la importancia del consentimiento para prevenir abusos y agresiones«, apuntaba la Comisión 8M en su comunicado oficial.

«Revuelta feminista» frente a «huelga feminista»

Durante la lectura del manifiesto, las voceras han destacado que “frente a un momento histórico en el que se cuestionan los avances conseguidos”, la reivindicación pasa por entender que “la infancia es sujeto de derecho y las mujeres somos dueñas de nuestros cuerpos, nuestros deseos y nuestras decisiones”. “No pararemos hasta que estas dos ideas sean reconocidas y practicadas en todos los ámbitos”, han añadido.

Esta manifestación, que comenzaba este sábado 22 de febrero en Sol bajo el lema “Si sacan la educación sexual de las aulas, nosotras la llevaremos a las calles”, ha sido convocada por la Comisión 8M de Madrid como una de las actividades de lo que este año han bautizado como “revuelta feminista”: esto es, un mes reivindicativo que trata de deslocalizar la lucha feminista del 8M y ampliarlo en el calendario.

Este año, la ausencia de consenso a nivel estatal sobre si convocar o no huelga el Día Internacional de la Mujer (como los dos años anteriores) ha llevado a las asambleas feministas de los distintos territorios a decidir qué discursos querían visibilizar.

[Por qué no hay convocatoria de huelga estatal este 8M: preguntas y respuestas]

En el caso de Madrid, cuyo lema de cara al próximo 8M es “Con derechos, sin barreras, feministas sin fronteras”, la Comisión ha querido poner el acento en “cuestiones como el racismo, la violencia sobre los cuerpos, o las condiciones laborales de mujeres migrantes y racializadas”.

«Menos pin, más educación»

Previo a la manifestación, diferentes activistas distribuidas por los barrios madrileños han colgado en bocas de metro y de cercanías carteles en los que renombraban las estaciones (una acción que han bautizado como “Operación Araña”). Así, por ejemplo, la línea 5 era “Educar en diversidad” y las línea 6 y 7, “Educación antirracista” y “Yes, we fuck”, respectivamente.

Durante la hora en la que ha transcurrido la manifestación, las participantes han cantado consignas como “Escucha, hermana, aquí está tu manada” o “Sola, borracha, quiero llegar a casa”. Pero la jornada ha estado marcada por el rechazo a la propuesta del “veto parental”. “Menos pin, más educación”, “Fuck pin”, “No al pin medieval” son algunos de los lemas que se podían leer en las pancartas o que las manifestantes han coreado.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente