Newtral
¿Qué es el Estado de Alarma y cómo se aplica? Preguntas y Respuestas
Siguiente

¿Qué es el Estado de Alarma y cómo se aplica? Preguntas y Respuestas

Ante el agravamiento de la situación por la expansión de contagios por COVID-19, repasamos los instrumentos al alcance del gobierno para centralizar una respuesta y endurecer las medidas

Congreso de los Diputados

¿Qué es el Estado de Alarma?

Está recogido en el artículo 116 de la Constitución Española para situaciones excepcionales como desastres naturales, catástrofes, paralización de servicios básicos o crisis sanitarias: “El estado de alarma será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado por el Consejo de Ministros por un plazo máximo de quince días, dando cuenta al Congreso de los Diputados”.

Si el gobierno quiere prorrogar los 15 días previstos, tendrá que pedir autorización al Congreso de los Diputados que convocar un pleno con debate y votación,

¿Existen precedentes en España?

Sí. En el año 2010 el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero decretó el Estado de Alarma ante la huelga de controladores aéreos. El 4 de diciembre el entonces portavoz del Ejecutivo, Alfredo Pérez Rubalcaba, compareció para informar de la activación del decreto a unas horas de que comenzara el puente de diciembre y con todo el espacio aéreo paralizado. El Gobierno calificó la actitud de los controladores de “chantaje”.

Tras 42 días, la situación volvió a normalizarse. Los controladores aéreos de todo el país fueron acusados ante los tribunales de sedición y de abandono de cargo público. De las 22 causas que se pusieron en marcha, casi todas fueron archivadas y 1 está a la espera de sentencia aún.

El mismo artículo de la Constitución prevé además los estados de Sitio y Excepción: “La decisión de declarar el estado de sitio la toma el Congreso de los Diputados por mayoría absoluta, a propuesta exclusiva del Gobierno”

Además “el estado de excepción será declarado mediante decreto acordado en Consejo de Ministros, previa autorización del Congreso de los Diputados.” El ministerio de Defensa indica en sus comunicaciones oficiales que la Ley Orgánica 4/1981 no prevé intervenciones específicas de las Fuerzas Armadas en los estados de alarma y de excepción, lo que no quiere decir que tales circunstancias no incidan también en la Administración Militar.

En esas circunstancias el Gobierno, que dirige la política militar y de la defensa, asumirá todas las facultades extraordinarias previstas en la Constitución y en la Ley Orgánica de Estados de Alarma, de Excepción y de Sitio, y designará la autoridad militar que, bajo su dirección, haya de ejecutar las medidas que procedan.

¿Pueden suspenderse las elecciones vascas y gallegas? 

El profesor de Derecho de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) Ernesto Pascual asegura que “no hay previsión legal de ningún tipo” para una posible cancelación de elecciones ni en la Constitución ni en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG): “Votar es el derecho máximo de la democracia y en ningún caso se ha contemplado el poder eliminarlo”. 

Esta postura también la comparte Ignacio Lago, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Pompeu Fabra: “Hasta donde yo sé, no hay ningún escenario previsto en la Ley”.

Ante este ‘vacío legal’, son varias las opciones que se están planteando en caso de que fuera necesario suspender los comicios autonómicos de Galicia y Euskadi previstos para el próximo 5 de abril.  

Posibilidades de cancelar las elecciones 

El Consejo de Ministros no podría aprobar un decreto rey al respecto, dado que el artículo 86.1 de la CE prohíbe expresamente que este tipo de normas afecte a los “derechos, deberes y libertades del Título I”, entre los que se incluye el derecho al voto, ni al “derecho electoral general”. 

Descartada esta vía, se plantea la posibilidad de que el Gobierno aplique el estado de alarma, regulado en la Ley Orgánica 4/1981 y reservado para “circunstancias extraordinarias” en las que sea “imposible el mantenimiento de la normalidad”. 

Entre las circunstancias en las que la norma contempla que se aplique el estado de alarma se incluyen “crisis sanitarias, tales como epidemias y situaciones graves”. Sin embargo, entre las posibles medidas que el Ejecutivo pudiera adoptar no se recoge en ningún caso la suspensión o aplazamiento de unas elecciones.

Además, Ernesto Pascual alerta del precedente que la decisión podría generar en un futuro: “Abre un precedente que, quizá, en otra situación podría ‘matar’ nuestra democracia a través de este elemento”. 

El experto de la Pompeu Fabra también presenta dudas respecto a la aplicación del estado de alarma. Reconoce que es la posibilidad “más fácil”, sin embargo apunta a que “cualquier decisión exigiría la participación de los jueces” por un motivo fundamental: “Se trata de una interpretación de la ley y habría que determinar si es admisible”.

La opción de reformar la LOREG mediante real decreto tampoco sería posible, como confirma Ernesto Pascual, dado que “los decretos tienen un rango inferior a las leyes orgánicas” y la posibilidad de hacerlo por el cauce habitual -por la vía legislativa en las Cortes- podría llevar meses. Además, en este punto, se plantearía la incógnita de cómo sería esa tramitación, dado que ambas Cámaras han paralizado su actividad, por ahora, debido al coronavirus. 

Retrasar la cita electoral del 5-A

Por otro lado, Ignacio Lago expone la posibilidad de que se retrasen las elecciones autonómicas en País Vasco y Galicia a la fecha en la que deberían haberse celebrado –septiembre de 2020– si Urkullu y Feijóo no las hubieran adelantado: “Se podrían aplazar y celebrarlas dentro de unos meses todavía en los plazos que marcan la legalidad”. 

En este punto, difiere el profesor de la UOC, que no ve posible este escenario: “Si solo se hubiera hecho el anuncio, como en Cataluña, se podrían haber retractado, pero una vez convocadas estamos ante un lío legal porque han empezado a correr los plazos”.

Celebrar  los comicios, pero con medidas de prevención 

Ante este escenario, Ernesto Pascual considera que en el caso de que no se pudiera suspender o retrasar legalmente las elecciones, otra solución sería celebrarlas pero con una serie de mecanismos que redujeran al máximo las posibilidades de contagio
Como medidas, propone “dividir al electorado en varios días y franjas horarias” para que cada elector fuera a votar con ‘cita previa’ -como en el médico- y evitar, así, las colas y  concentraciones. También señala la opción de potenciar el voto por correo y dar la posibilidad de que ese sea utilizado de “forma masiva”.

37 Comentarios

  • Estoy en Malaga y me han despedido de mis 2 trabajos y quiero volver ami primera residencia en autobus puedo hacerlo

  • Vivo sola y quisiera ir a casa de un amigo a pasar el resto del tiempo de aislamiento. Vivimos en distintos pueblos de Malaga. ¿Puedo hacerlo o me multarian? ¿Hay alguna forma de justificarlo?

  • De lunes a viernes trabajo y resido fuera de mi comunidad autónoma. ¿Puedo volver el fin de semana a mi lugar de residencia?

1 2 3 9

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente