Newtral
El tramo final de la equiparación salarial se enquista
Siguiente

El tramo final de la equiparación salarial se enquista

El Gobierno tiene la intención de desembolsar el tercer tramo de esta cuantía que prometió en febrero, pero sindicatos policiales y asociaciones de la Guardia Civil no llegan a un acuerdo sobre cómo debe repartirse

Foto: EFE/Kiko Huesca

En noviembre de 2017, policías y guardias civiles lanzaban un ultimátum al entonces ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, para que concretara plazos y cuantías de la anunciada equiparación salarial con las policías autonómicas. Las amenazas de los cuerpos de seguridad del Estado consistían en manifestaciones y concentraciones si no se atendían sus reclamaciones. 

No sería hasta marzo de 2018 cuando Zoido conseguiría apagar el fuego con un acuerdo de incremento salarial de 807 millones de euros que aceptarían los sindicatos de la Policía Nacional y las asociaciones de la Guardia Civil y que sería dividida en tres tramos con el fin de que fuera progresiva. A fecha de hoy, se han repartido dos de los tres tramos. 

Su ahora sucesor, Fernando Grande-Marlaska anunció tras el cese de Pérez de los Cobos que llevaría a cabo el reparto del tercer tramo “un compromiso del propio presidente del Gobierno”, destacaba cuando realizó el anuncio. El ministro rechazaba que la fecha elegida para realizar este anuncio tuviera relación con la salida del coronel Pérez de los Cobos: “Estas cosas no se hacen en un día”.

Lo más importante

El Gobierno prevé ahora desembolsar, un total de 247 millones de euros que se traducirán, según el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una subida del 20% en las nóminas de los policías nacionales y guardias civiles. Sin embargo, no hay acuerdo entre ambos cuerpos sobre cómo debe hacerse el reparto. 

  • Durante las últimas semanas, desde que Hacienda aprobó el desembolso, se han producido numerosas reuniones en el Ministerio del Interior entre los representantes de la Administración y los de los agentes. 
  • Asociaciones de Guardia Civil y sindicatos policiales, por su parte, se han aferrado a sus respectivas posiciones, que pasan por recuperar el terreno perdido los primeros y por poner en duda los criterios de reparto los segundos.

¿Cuál es el contexto?

Sindicatos de Policía y asociaciones de Guardia Civil llevan desde finales de la década de los 80 pidiendo la igualdad en los salarios entre el ámbito nacional y los de ámbito regional.

  • En 1992, con el Gobierno de Felipe González, José Luis Corcuera, entonces ministro de Interior, suscribió con los sindicatos de la época un acuerdo que nunca llegó a hacerse efectivo.
  • En sus primeras elecciones, José María Aznar hizo una promesa electoral dirigida a «la dignificación de las Fuerzas de Seguridad del Estado» y a rectificar la situación mantenida por el gabinete socialista para equiparar sus salarios con los de los policías autonómicos. Tampoco llegó.
  • En 2005, se firmó un acuerdo con los cinco sindicatos de la Policía Nacional de la época para una «progresiva» equiparación salarial con las policías autonómicas y que se aplicaría también a los agentes de la Guardia Civil. Sin éxito. 
  • En 2012, con Mariano Rajoy en el poder y todavía bajo los estragos de la crisis económica de 2008, miles de policías y guardias civiles volvieron a manifestarse para denunciar el “maltrato” y “desprecio” de los gobiernos tanto del PSOE como del PP hasta entonces.

¿Qué hay que tener en cuenta?

  • En el primer tramo (2018), la Guardia Civil se llevó el 59% del presupuesto total previsto para esa fase y la Policía, el 41% restante. En el segundo tramo (2019), los guardias civiles recibieron en el segundo tramo el 57,28%. Los policías, por su parte, se embolsaron el 42,72.
  • Según informa El Confidencial, las asociaciones de la Guardia Civil reclaman rescatar la división del primer tramo (59-41%). Los sindicatos de la Policía Nacional plantean el acuerdo en que sus agentes no merecen menos del 55-45%.
  • El Ministerio del Interior decidió ponerse como límite el 26 de julio para tomar una decisión, plazo que ya ha expirado.

 #Fact 

Interior adjudicó a Ernst&Young Abogados SLP en julio de 2018 el contrato para la realización de un estudio comparativo de las retribuciones y puestos de trabajo existentes en la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra. La multinacional fue una de las seis empresas que pujaron por el encargo, siendo la suya la segunda oferta más económica (120.516 euros, incluido el IVA) de las presentadas, tal y como queda reflejado en el Boletín Oficial del Estado.

Descárgate Pronóstika

iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente