Newtral
La pobreza por la COVID-19 traerá más trabajo infantil en todo el mundo tras dos décadas de avances
Siguiente

La pobreza por la COVID-19 traerá más trabajo infantil en todo el mundo tras dos décadas de avances

Según alertan desde UNICEF y la OIT, millones de niños se verán obligados a trabajar por la crisis que está generando la pandemia en las familias más vulnerables



La COVID-19 va a tener innumerables consecuencias y una de ellas será un aumento importante del trabajo infantil. “La pandemia arrastrará a muchas familias a tener que enviar a sus hijos e hijas a trabajar, y cuando hablamos de trabajo infantil, hablamos de condiciones de explotación alarmantes”, explica a Newtral.es Rocío Vicente, especialista en programas y trabajo infantil de UNICEF España. 

Esto se traduce en que se va a ver a los niños “como una mano de obra barata y más fácil para lograr algún recurso para traer a casa”, alerta João H. Diniz, líder regional de World Vision para América Latina y El Caribe. 

UNICEF y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertan en un informe reciente que por primera vez después de 20 años de progresos puede aumentar el trabajo infantil. Desde el año 2000 y hasta el último dato disponible de 2016, este problema se había reducido en 94 millones de niños y niñas. 

Causa y efecto de la pobreza

Mil millones de personas en el mundo, según la ONU, viven ya en barrios marginales, asentamientos o viviendas inadecuadas y el confinamiento y los diferentes bloqueos por la pandemia han paralizado sus medios, ya muy precarios, para ganarse la vida. 

“Habida cuenta de las graves consecuencias de la pandemia en los ingresos de las familias, muchas de estas, al no tener apoyo alguno, podrían recurrir al trabajo infantil”, afirma Guy Ryder, Director General de la OIT.

Menor trabajando en un taller de costura en India. Fuente: Shuterstock

La pobreza viene de la mano del trabajo infantil. Estos hogares, para sobrevivir, usan todo lo que tienen a su alcance, incluido los niños Los datos indican que por cada punto porcentual que aumenta la pobreza en el planeta, el trabajo infantil sube 0,7 puntos porcentuales, según la OIT. 

“El trabajo infantil es causa y efecto de la pobreza, están directamente ligamos”, asegura a Newtral.es John Dombkins, de la Organización Internacional del Trabajo. 

“Es más, una vez que los niños empiezan a trabajar, como son trabajos precarios y temporales, es muy difícil salir de esta situación. Por eso el trabajo infantil llama a la pobreza, y no solo para el presente sino también para el futuro”, relata Rocío Vicente. 

152 millones de niños y niñas en el mundo

En cifras globales actuales: se calcula que casi 152 millones de niños y niñas son víctimas ya del trabajo infantil en todo el mundo y casi la mitad, 72,5 millones, ejercen alguna de las peores caras que tiene: esclavitud, trata, trabajo forzoso o reclutamiento para conflictos armados. 

En algún lugares, como en América Latina, el trabajo infantil “tiene un aspecto cultural”, asegura João H. Diniz. Es decir, “la gente cree que el hecho de que un niño o una niña trabaje es bueno porque para su desarrollo, cuando no es cierto. El trabajo infantil compromete y aprisiona al niño en su sobrevivencia hoy y en el futuron, impidiendo su desarrollo. Es terrible”. 

Por regiones, África ocupa el primer lugar donde más niños y niñas trabajan, con 72 millones. Asia y el Pacífico ocupan el segundo lugar con 62 millones. 

Estas regiones, África, Asia y el Pacífico juntas alcanzan la cifra de casi nueve de cada diez niños en situación de trabajo infantil en todo el mundo y la población restante se divide entre América (11 millones), Europa y Asia Central (6 millones) y los países  árabes (1 millón). 

La importancia de la educación 

Hay 3 pilares jurídicos muy importantes en la lucha contra el trabajo infantil. El primero es la Convención sobre los Derechos del Niño. El tratado de las Naciones Unidas más ratificado de la historia. Los más de 190 estados que la han ratificado tienen que rendir cuentas sobre su cumplimiento. 

El segundo y tercero son dos Convenios de la OIT, el 138 y 182. Les exige a los países que fijen una edad mínima de admisión al empleo, 15 años y que establezcan políticas nacionales para la eliminación del trabajo infantil, entre otras cosas, incluido sus peores caras, como la esclavitud. 

La educación es clave para frenar esta tendencia. “El trabajo infantil le roba a los niños la infancia. La educación es el pilar de todo. Es fundamental que un niño esté en la escuela, que aprenda y adquiera conocimientos y eso ayudará a huir de la explotación y la esclavitud”, insiste Rocío Vicente, de UNICEF. 

A más escuelas cerradas, más trabajo infantil. Incluso cuando se reanuden las clases después de su cierre por la pandemia, es posible que algunos padres ya no puedan permitirse mandar a sus hijos a la escuela.

Hay, por eso, cuatro claves importantes en la luchar contra el trabajo infantil, según las organizaciones: reducción drástica de la pobreza, acceso a una educación de calidad y pertinente, dar empleo de calidad a los adultos responsables de los niños y de la niñas y cabar con las normas sociales que legitiman el trabajo infantil.

Y por último, como recuerda Rocío Vicente, además «tomar conciencia social» contra el trabajo infantil, también «desde las empresas» se tiene que perseguir este problema y por eso son importantes «los marcos jurídicos de protección».

1 Comentario

  • He visto el video y me sigue pareciendo impresionante, como me lo parecia antes, que a estas alturas del siglo XXI, sigamos con esa lacra. Ya fuera de gobiernos, políticas rancias, especuladoras, racistas, dictatoriales, etc… dónde está la iglesia? Esa que predica evangelios por el mundo intentando convencer de que su dios es el único y verdadero, esa que vive sin pagar impuestos y con una renta anual disparada, q tiene posesiones, esa que tiene todos los privilegios, esa que se llama, Catolica Apostólica Romana? Vamos a dejarnos en paz de sandeces y exijamos que estos «señores» de la iglesia empiecen a hacer su trabajo que es predicar la palabra de su dios, ese tan bueno que daba ee comer a los pobres.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente