Newtral


Pablo Casado: “Que se ponga en marcha la ley de partidos y se ilegalicen los CDR”
Siguiente

Pablo Casado: “Que se ponga en marcha la ley de partidos y se ilegalicen los CDR”

El líder del PP, Pablo Casado, insiste en que en Cataluña hay una “kale borroka” que protagonizan los CDR y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene que ilegalizarlos usando la ley de partidos. Son muchas las veces que ha insistido en esa idea en mítines, intervenciones en prensa y actos de partidos. “Aplique la ley de partidos, ilegalice a los CDR”, espetó el sábado en un acto en Extremadura, dirigiéndose al presidente del Gobierno. “Que se ponga en marcha la ley de partidos y se ilegalicen los CDR, porque no se puede aguantar la violencia ni que hagan propaganda de la violencia”, repitió el domingo desde Catalunya. Sin embargo, su argumento es FALSO por varios motivos.

Los Comités de Defensa de la República surgieron en 2017 y bajo el nombre de Comités en Defensa del Referéndum, como medio para organizar a personas que querían “defender” la celebración del referéndum del 1 de octubre. Surgieron a nivel local y organizados por barrios, y se ponían en contacto a través de las redes sociales.

 

Los CDR no son partidos

Los CDR, por tanto, no son partidos políticos: no están constituidos como tal y no aparecen en el registro del Ministerio del Interior en el que están obligados a inscribirse todas las formaciones políticas.

El artículo 10 de la Ley de partidos políticos recoge que, “además de por decisión de sus miembros, acordada por las causas y por los procedimientos previstos en sus estatutos, procederá la disolución de un partido político o, en su caso, su suspensión, por decisión de la autoridad judicial competente”. Los CDR no son partidos políticos, por lo que en ningún caso podría aplicarse contra ellos el procedimiento recogido en esta ley.

Tal y como señala la profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona Argelia Queralt, los CDR “no tienen entidad jurídica” (tampoco son asociación o fundación) sino que son “personas que se organizan coyunturalmente”. Por tanto, solo cabrían contra ellos “actuaciones individuales”.

El catedrático de Derecho Constitucional Ignacio Villaverde explica además que en todo caso se les podría considerar “asociaciones u organizaciones criminales en el sentido del Código Penal”. Esto quiere decir que, al tratarse de organizaciones circunstanciales, sí podrían ser perseguidas penalmente si se las considera “organización o grupo criminal” (art. 570 bis y siguientes del Código Penal).

 

Quién puede ilegalizar un partido

El argumento de Pablo Casado de pedir al Gobierno la ilegalización de partidos políticos, en caso de que los CDR sí lo fueran, también es impreciso. El artículo 11 de la Ley de Partidos explica el procedimiento para instar la declaración de ilegalidad de un partido político, y legitima para ello al Gobierno y al Ministerio Fiscal. Sin embargo, el Congreso de los Diputados o el Senado (donde el PP tiene mayoría absoluta) también pueden instar al Gobierno a que solicite la ilegalización y éste estaría obligado a formalizar la correspondiente solicitud.

Por tanto, el Partido Popular dispone de medios suficientes para iniciar el proceso de ilegalización de un partido político, si así lo considera, y no necesita de la iniciativa Gobierno para hacerlo.

 

Fuentes:

Registro de partidos políticos del Ministerio del Interior.

Ley de partidos políticos

Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal

Relacionados

Más vistos

Siguiente