Newtral


Nos preguntáis si te pueden multar por llevar una pegatina que insulte a Almeida
Siguiente

Nos preguntáis si te pueden multar por llevar una pegatina que insulte a Almeida

Nos habéis preguntado vía Whatsapp (+34 682 58 96 64) si te pueden poner una “sanción administrativa” por llevar una pegatina que ponga “Almeida carapolla. Seremos tu peor pesadilla”. Te explicamos si esto es posible. 

El pasado 29 de junio un usuario publicó un post en Facebook en el que explicaba que en las fiestas de Vicálvaro (Madrid) unos jóvenes le regalaron una pegatina en la que aparecía la cara de José Luis Martínez-Almeida, actual alcalde de Madrid, y la frase del agravio. Según explica a Newtral, el hecho “le hizo gracia” y por ello se la puso en una camiseta. Asegura que a la salida del recinto ferial un policía municipal le paró, le pidió el DNI y le preguntó qué hacía con esa pegatina y si sabía quién era esa persona para, al final, informarle de que iba a ser denunciado “por insultar a una autoridad competente” y que iba a ser “sancionado administrativamente»

En primer lugar, no existe una infracción administrativa que sancione esta acción. Hemos consultado la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como Ley Mordaza, y ninguna de las infracciones que incluye tipifica que puedas ser denunciado por insultar al actual alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. La única y posible relación con el caso sería “las faltas de respeto o consideración” a un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones; considerado falta leve en artículo 37.4 de la misma. Pero no es este caso. 

Pero sí te podrían denunciar por la vía penal, que es más grave, aunque es muy complicado. Según estipula el artículo 556.2 del Código Penal, los que falten “el respeto y la consideración debida a la autoridad, en el ejercicio de sus funciones, serán castigados con la pena de multa de uno a tres meses”. 

Según explica a Newtral Julia Ropero Carrasco, profesora titular de Derecho Penal de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC), la acotación de “en el ejercicio de sus funciones” del artículo 556.2 no refiere a si el alcalde está o no presente o si la autoridad está en “funciones”, puesto que no había sido investido aún. La acotación “aborda la actividad pública” de la autoridad. Y explica que este derecho busca además de proteger el honor de la autoridad, “proteger que no queden afectados los intereses colectivos de todas la personas y el desarrollo de las relaciones públicas”. 

Y, ¿qué es una autoridad? También el Código Penal da respuesta a ello. Según el artículo 24, es todo aquel que “por sí solo o como miembro de alguna corporación, tribunal u órgano colegiado tenga mando o ejerza jurisdicción propia”. También “los miembros del Congreso de los Diputados, del Senado, de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas y del Parlamento Europeo” y los funcionarios del Ministerio Fiscal.

¿José Luis Martínez-Almeida es una “autoridad”? Así es. En base a la Ley reguladora de las bases del régimen local, artículo 21, “el Alcalde es el Presidente de la Corporación”, por lo que entra dentro de los parámetros establecidos como autoridad. Cualquier ciudadano presentando una denuncia o querella ante los juzgados de instrucción de la zona puede denunciar una falta de respeto a la autoridad, desde un policía municipal hasta el propio Almeida. 

Sin embargo, según explica Ropero, el hecho «no tendría recorrido penal para ningún juez porque si no te cargas cualquier tipo de disidencia política». Ropero expone que aunque los políticos tengan que aguantar este tipo de manifestaciones, estas expresiones solo contribuyen al desprecio del sistema. En todo caso, recuerda el «principio de última ratio» o principio de intervención mínima en el derecho penal, que implica que aunque este delito se pueda llevar por la vía penal, siempre ha de tomarse como la última alternativa y en tal caso debería tenerse en cuenta un umbral de peligrosidad. 

Relacionados

Más vistos

Siguiente