Newtral


Nos preguntáis por las firmas falsas en el manifiesto suscrito por más de 3.000 científicos contra Vox
Siguiente

Nos preguntáis por las firmas falsas en el manifiesto suscrito por más de 3.000 científicos contra Vox

Alberto Corsín Jímenez, antropólogo e investigador del CSIC e impulsor de esta iniciativa, reconoce a Newtral que son conscientes de que identidades falsas se colaron entre los firmantes. Pero los han ido borrando y están verificando todos los perfiles.

Foto: Luis García / CC-BY-SA-3.0-ES-WIKIPEDIA-20160103

El jueves pasado conocimos que estaba moviéndose entre la comunidad científica un manifiesto en el que denuncian que Vox ha construido una parte importante de su argumentario político a través del falseamiento y la manipulación de datos e informaciones diversas. «Apelando a fuentes estadísticas e informes sociológicos han pretendido establecer supuestas relaciones de causa-efecto entre inmigración ilegal y delincuencia urbana, población extranjera y violaciones en grupo, o el coste del funcionamiento del Estado de las Autonomías», afirman en el texto.

Pocas horas después, las redes sociales estaban inundadas con capturas de supuestos firmantes con nombres como «Aitor Menta Ministerio de la verdad», «Ana Tomía del Instituto Tecnológico de Lima» o «Mickey Mouse de Disney World University».

Alberto Corsín Jiménez, antropólogo e investigador del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC fue el impulsor del manifiesto. Corsín Jiménez ha reconocido a Newtral que son conscientes de que identidades falsas firmaron el documento. Sin embargo, asegura que ahora la lista está prácticamente limpia de ‘trolls‘. «Tenemos unas 3.000 firmas y calculamos que no debe haber más de un 1-2% de firmas falsas», señala.

Crónica de un trolleo

El antropólogo cuenta que la lista empezó a circular entre un grupo de científicos sociales afines en la mañana del pasado jueves. «Abrimos un Google Form pues pronto advertimos que había bastante gente que quería sumarse. Sin embargo, en cuanto la noticia sobre la lista saltó a la prensa empezó a llenarse de intoxicaciones». Entonces, explica que ya por la noche se dieron cuenta de que se había iniciado una campaña de desprestigio debido al gran volumen de ‘troleo‘ que habían sufrido. «Así que cerramos la lista», asegura.

Volvieron a abrirla el viernes por la mañana pero esta vez incluyendo un campo nuevo para la inclusión de un correo electrónico en la firma. «Esto nos facilitó la identificación de trolls, al tiempo que comenzamos a verificar la identidad de cada firmante. Por otro lado, nos pusimos manos a la obra a limpiar la lista de identidades falsas. Es probable que todavía quede alguna suelta, pero la mayoría de las imágenes que han circulado con nombres falsos son del viernes por la mañana», explica Corsín Jiménez.

Felipe Criado-Boado, arqueólogo y director del Instituto de Ciencias del Patrimonio del CSIC, estuvo desde el principio con Alberto difundiendo esta iniciativa. El arqueólogo cuenta a Newtral que tiene la impresión de que la misma gente que metía las firmas falsas eran los que hacían capturas y lo ponían en sus redes sociales para criticar el manifiesto. Según explica, no establecieron ningún filtro de control al principio porque su objetivo inicial era conseguir 200 o 400 firmas. «Fundamentalmente de personas conocidas y pasar entonces el tema a los medios. No fue que no previésemos el éxito. Es que no lo buscábamos», señala.

En este enlace puedes leer el manifiesto al completo y comprobar las firmas que se siguen sumando al mismo.

Fuentes

  • Alberto Corsín Jiménez, antropólogo e investigador del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC
  • Felipe Criado-Boado, arqueólogo y director del Instituto de Ciencias del Patrimonio del CSIC

Relacionados

Más vistos

Siguiente