Newtral


Newtral Hemeroteca sobre el Gobierno de coalición: del insomnio al abrazo
Siguiente

Newtral Hemeroteca sobre el Gobierno de coalición: del insomnio al abrazo

El acuerdo imposible de la XIII Legislatura se convierte en posible solo 48 horas después del 10-N. Os recordamos lo que dijeron entonces y lo dicen ahora los dos partidos firmantes.

Foto | EFE/Paco Campos

«El proyecto político es tan ilusionante que supera cualquier tipo de desencuentros que hayamos podido tener en los últimos meses”. Con estas palabras los líderes del PSOE y Unidas Podemos han querido dejar atrás meses de reproches a costa de las negociaciones de Gobierno que protagonizaron ambos partidos tras los comicios del 28 de abril.

Durante los meses de verano y en la propia campaña electoral del 10-N, Sánchez e Iglesias justificaron el fracaso de estas conversaciones a través de innumerables desacreditaciones que, hoy, parecen haber caído en el olvido.

18/7. Sánchez: “Iglesias es el principal escollo”

Tras las elecciones del 28-A, el PSOE y Unidas Podemos comenzaron las conversaciones para la formación de un Ejecutivo que, a pocos días de la investidura de Sánchez, seguían sin dar fruto. Las dos partes se señalaban recíprocamente como «socios preferentes», pero no coincidían a la hora de determinar las competencias y cargos que debía ocupar la formación morada en un hipotético Gobierno de coalición.

En este ambiente, el líder socialista llegó a asegurar en una entrevista en ‘Al Rojo Vivo’ que Pablo Iglesias era el “principal escollo para lograr un acuerdo”. 

22/7.  Iglesias: “No nos vamos a dejar humillar por nadie”

Tras estas declaraciones de Sánchez, Iglesias anunció que renunciaba a entrar en el Ejecutivo a cambio de que no hubiera más vetos por parte del PSOE y se asegurara una presencia “proporcional a los votos” de Unidas Podemos en el Gobierno. 

Sin embargo, las negociaciones no avanzaron y ambas partes llegaron a la sesión de investidura enfrentadas. Según Iglesias, con su postura, los socialistas estaban faltando al respeto a su formación y sus votantes: “No nos vamos a dejar pisotear ni humillar por nadie”.

19/9. Sánchez, sobre “la poca experiencia” de los dirigentes de Podemos: “No dormiría por las noches”

Fracasada la investidura, a finales de verano, el PSOE y Unidas Podemos realizaron un nuevo intercambio de propuestas. No alcanzaron un acuerdo y dieron por rotas las negociaciones a pocos días de que terminara el plazo marcado por la Constitución para formar un Ejecutivo. 

Una de las razones que Sánchez dio para justificar esta decisión fue “la poca experiencia política y de gestión pública” que hubieran tenidos lo ministros de la coalición morada. Una posibilidad que, aseguró, le habría impedido “dormir por las noches”.

Iglesias da por hecho que el PSOE buscará una coalición con PP

Con la repetición electoral, los líderes de los dos partidos emprendieron una campaña electoral centrada en explicar su postura, respectivamente. Pablo Iglesias aseguraba que el plan del PSOE era llegar a un acuerdo con el PP, por mucho que Sánchez lo negara. Aludía a la propia experiencia en anteriores negociaciones con el PSOE para no creerse las palabras de su rival: “En política, me fío hasta donde me fío”. 

Sánchez resalta las «diferencias de fondo» con Unidas Podemos

En paralelo, Pedro Sánchez señalaba las “diferencias de fondo” que tenía con Iglesias en cuestiones como la crisis de Cataluña para argumentar su no a un Gobierno de coalición con él. Una de las veces en las que lo evidenció fue en el debate electoral del pasado día 4 de noviembre: “El señor Iglesias defiende que hay presos políticos en España y yo no puedo aceptar eso”.

De la “cal viva” al “populismo”

Pero las desavenencias entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no son nada nuevo. Ambos líderes han protagonizado encontronazos desde la irrupción de Podemos en la política nacional. 

En septiembre de 2014, en una entrevista en A3 Noticias, Gloria Lomana preguntó al secretario general del PSOE si pactaría con Podemos. Aunque no mencionó el nombre de la formación, esta fue su respuesta: “Ni antes ni después el PSOE va a pactar con el populismo». En otra parte de la entrevista, añadió: «El final del populismo es la Venezuela de Chávez, la pobreza, las cartillas de racionamiento, la falta de democracia y, sobre todo, la desigualdad».

Por su parte, en la fallida sesión de investidura a la que el líder del PSOE se presentó tras las elecciones generales de 2015, Iglesias le afeó el pasado de la formación socialista. Tras definirlo como “el partido del crimen de Estado”, se refirió con estas palabras al ex presidente del Gobierno, Felipe González: “El señor Felipe González, sí el que tiene el pasado manchado de cal viva. Cuídese de él, señor Sánchez.“

Meses después, una vez confirmada la repetición electoral, en una entrevista con Susanna Griso, Pedro Sánchez rechazó de forma tajante la fórmula del Ejecutivo que hoy trata de impulsar: “España no se merece el cambio que está proponiendo Podemos, con Iglesias como vicepresidente controlando el CNI y con el apoyo directo o indirecto de los independentistas”.

1 Comentario

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente