Newtral


Luchar contra la desinformación durante las protestas de Chile
Siguiente

Luchar contra la desinformación durante las protestas de Chile

Falsos comunicados sobre el toque de queda y supuestos ataques a colegios y hospitales son algunos ejemplos de las noticias falsas que se comparten durante las manifestaciones

«El Ejército apila cuerpos de manifestantes en las esquinas», «Cortarán las antenas de celulares», «Turba ingresa al Hospital Sótero del Río«. Estos son algunos ejemplos de mensajes con contenidos falsos que se viralizaron en WhatsApp y en las redes sociales de Chile durante las protestas que comenzaron el 18 de octubre a raíz del alza de la subida del precio del metro y que se han prolongado hasta hoy pese a las reformas anunciadas por el presidente Sebastián Piñera y los cambios en su Gobierno.

En este contexto de crisis, El Polígrafo -creado en 2017 y que pertenece al diario El Mercurio- analizó las principales noticias falsas difundidas en el país latinoamericano. Entre el 18 y el 24 de octubre, el equipo de verificación comprobó 100 publicaciones, de las cuales 79 resultaron ser erróneas. Los resultados de las comprobaciones se publican en la edición dominical impresa del diario.

Uno de los mensajes más compartidos y con el mayor número de interacciones (74.933) es un texto que cita datos de un supuesto informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH): «42 muertos, 12 mujeres violadas, 121 desaparecidos y miles de torturados. No sale en los medios y han cerrado cuentas de chilenos que difunden la gravedad de la situación». El informe de la CIDH no existe.

Integrantes de la Policía de Chile detienen a un manifestante durante una protesta contra el Gobierno el sábado 26 de octubre en Santiago. EFE/Fernando Bizerra Jr

Tres periodistas se dedican a monitorear las redes sociales en El Polígrafo. Trabajan con cifras oficiales del Gobierno pero también con las del Instituto Nacional de Derechos Humanos. «Apoya a las víctimas que denuncian abusos por parte del Estado», explica Cecilia Derpich, fundadora de El Polígrafo. «El instituto ha ido entregando cifras que son contrastables con las del Gobierno pero también habla de casos que están en investigación por lo que hay información que se puede comprobar y otra no».

Las dificultades de la comprobación

En el caso del supuesto informe de la CIDH, se sabe con certeza que no existe dicho documento. Sin embargo, como explica la periodista, «no podemos saber la cantidad total de víctimas. El Gobierno habla de 20 víctimas pero aún hay casos en investigación, no se sabe si murieron por actos violencia de esta semana o si tienen que ver con muertes comunes».

Según El Polígrafo, de las 79 noticias falsas comprobadas, el 37% estaban relacionadas con supuestos ataques a infraestructura pública o privada y servicios básicos como agua, luz o telecomunicaciones. El 26% de los contenidos eran sobre el Gobierno y políticos de diversas tendencias. Por ejemplo, un falso documento del Frente Amplio que presentaba una supuesta estrategia para “forzar a que los climas de violencia en la calle se extremen”. La coalición de partidos negó que el documento fuera de ellos.

«Los contenidos que se referían a supuestos ataques o saqueos son los que más fácil fueron de comprobar porque las fuentes estaban más a mano o disponibles y había más certeza», explica la fundadora de El Polígrafo. Un ejemplo fue la publicación de un mensaje que aseguraba que la termoeléctrica San Isidro había sido el blanco de ataques. La empresa de distribución eléctrica Enel lo desmintió.

En cambio, un 22% de los contenidos que se pudieron verificar eran noticias falsas sobre Carabineros y el Ejército. Cuando son vídeos o mensajes relacionados con los Carabineros -la policía chilena- o el Ejército, no siempre existen suficientes elementos para poder comprobar si el contenido es verdadero o no. «Aún hay muchos hechos que están en investigación, por lo que no existe certeza respecto a su veracidad», subraya la periodista.

A día 29 de octubre y según cifras oficiales, las manifestaciones dejaron 20 muertos y multitud de denuncias de abusos a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad, además de daños materiales severos.

De hecho, el 24 de octubre, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y expresidenta de Chile Michelle Bachelet anunció su decisión de enviar una misión para examinar las denuncias de violaciones a los derechos humanos.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos, un organismo independiente al margen del Estado, informó además de que fueron presentadas -a día 28 de octubre- 120 acciones legales ante la justicia por violaciones a los derechos humanos «registrados la semana pasada». 

Al inicio del conflicto, el Gobierno de Sebastián Piñera alegó que el país estaba «en guerra» y que se enfrentaban a un «enemigo poderoso». También decretó el estado de emergencia en el país, lo que supuso el despliegue del ejército en las calles y la implementación de un toque de queda, que hoy se ha suspendido.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente