Newtral


La subida del precio del metro desata revueltas sociales en Chile
Siguiente

La subida del precio del metro desata revueltas sociales en Chile

Las manifestaciones en Chile por la subida del precio del metro han dejado 10 muertos y numerosos heridos. Pese a que la medida se ha suspendido, las revueltas continúan y el Ejecutivo ha declarado el Estado de Emergencia, que no se ponía desde 1987  | Foto: Elvis González (Efe)

La protesta ciudadana en Chile, que comenzó por el rechazo a la subida del precio del metro, ha derivado en enfrentamientos violentos que han dejado 10 muertos, según los últimos datos ofrecidos por el Ministerio del Interior de Chile a 21 de octubre- y numerosos detenidos. El presidente, Sebastián Piñera, ha alegado que el país «está en guerra».

Pese a que la medida se suspendió tras varios días de protesta, las movilizaciones no han cesado. El Ejecutivo ha decretado el Estado de Emergencia, que no se establecía desde hace más de 30 años, y que conlleva un toque de queda en varias regiones del país.

¿Por qué han comenzado las protestas en Chile?

El Gobierno chileno anunció una medida por la cual el precio del viaje del metro aumentaba en unos 30 pesos chilenos. Así, el más caro se situaba en los 1,19 dólares en las horas más transitadas. Esto, según el Ejecutivo se debía a la subida del precio del petróleo y del alza del dólar, entre otros.

Esta medida indignó a la ciudadanía ya que el salario mínimo de Chile se sitúa en los 301.000 pesos -que al cambio se sitúa en unos 417 dólares- desde marzo de 2019, cuando se hizo efectivo un aumento de 13.000 pesos (unos 18 dólares), según informó el Ministerio de Trabajo chileno. Así, los manifestantes acusan que la subida implicaría un gasto de casi 47 dólares al mes solo en ir y volver del trabajo usando el Metro.

«La subida ha sido más bien la gota que ha colmado el vaso», comenta a Newtral.es Eduardo Saldaña experto en América Latina de El Orden Mundial, que asegura que «Chile tiene un problema de base». Este se debe a que tras el mandato del dictador Augusto Pinochet se intentó hacer una transición marcada por modelo democrático, «pero no se cerraron las heridas con un modelo neoliberal», comenta y añade que «por muchas reformas que hubo, no existió un cambio real».

Por esto, asegura que se entienden las revueltas a las que tuvieron que hacer frente la expresidenta Michelle Bachelet y Sebastián Piñera. «Las manifestaciones vienen principalmente de la mano del descontento de las capas más jóvenes. Están en una situación complicada», afirma.

Ahora, a pesar de que el Gobierno finalmente ha renunciado a subir el precio del metro, las manifestaciones no han terminado y se han vuelto violentas. La capital chilena y otras cinco regiones están bajo toque de queda, que prohíbe el tránsito libre desde las 19:00 horas hasta las 06:00h.

¿Qué repercusiones ha tenido?

Hasta el comunicado realizado el 21 de octubre por el ministro del Interior chileno, Andrés Chadwick, se ha registrado una decena de muertos y numerosos heridos. Los últimos fallecidos se contabilizaron el domingo 20, cuando dos personas fueron calcinadas en un incendio registrado tras el saqueo a un local de la cadena Construmart en la comuna de La Pintana, en la Región Metropolitana de Santiago. El tercero recibió un impacto de bala que el ministro no ha aclarado por parte de quién fue.

Cientos de personas protestan en Santiago (Chile) | Esteban Garay (Efe)

«Solo en el último día se han registrado 350 actos de violencia a lo largo de todo el país», ha explicado Chadwick en una rueda de prensa para hacer valoración sobre los incidentes. Según el ministro del Interior, en ese tiempo fueron heridos «50 carabineros» y agentes del orden y se desplegaron 9.500 efectivos durante la noche. El ministro ha denunciado la quema de diversas estaciones de metro y buses, saqueo de supermercados y ataques a cientos de instalaciones públicas.

Por su parte, el Instituto Nacional de los Derechos Humanos de Chile, ha dirigido a Newtral.es a sus últimas publicaciones en las que asegura que presentará ocho acciones judiciales por torturas registradas durante las protestas y los disturbios. Así, calculan que 283 personas han sido detenidas de las cuales 71 son menores de edad. Además, calculan que 44 han resultado heridas, 9 de ellas de gravedad y otras 9 personas han sido desnudadas en procedimientos policiales. «Los militares chilenos son una institución muy asociada a lo que viene ser la dictadura. Tienen una línea muy dura y muy represiva», recuerda Saldaña.

¿Quién ha impulsado las manifestaciones?

Pese a que las manifestaciones están más impulsadas por movimientos estudiantiles, una cosa que se ha visto en las revueltas de Chile, según el experto Saldaña, es que «son acéfalos», es decir, no tienen un liderazgo como tal. «Va desde las asociaciones de estudiantiles, universitarias y se unen movimientos como los proabortistas. Desde la gente que no puede pagar la sanidad a estudiantes que tienen que pedir préstamos. Esto se debe a que el descontento es transversal», alega.

Saldaña cree que el conflicto no tiene fácil solución, aunque recuerda que en Chile las protestas siempre son muy irregulares: «a lo mejor están cinco días a tope y luego se calman las cosas». «Hay una cosa que pasa con la Constitución Chilena, que es muy difícil de modificar y se hizo con esa idea. Bachelet ya advirtió que cualquier reforma que se haga económica o social iba a ser muy larga», lo que comenta que dificulta la resolución del conflicto.

¿Cómo ha reaccionado el Gobierno chileno?

Sebastián Piñera envió un proyecto de Ley al Congreso para suspender el incremento de las tarifas del metro hasta que encontraran «una fórmula que permita proteger mejor los derechos de los ciudadanos frente a alzas bruscas e inesperadas del tipo de cambio o del petróleo que son los que están detrás», según declaró el presidente en un discurso el domingo 20 de octubre.

«Quiero hacer un llamamiento a la unidad contra la violencia y en vandalismo, contra la delincuencia, a la unidad por nuestra democracia y nuestro estado de derecho y a cuidar nuestro país», añadió. Piñera ha afirmado que están «en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni a nadie y que está dispuesto a usar la violencia y la delincuencia sin ningún límite». «Está dispuesto a quemar nuestros hospitales, el metro, los supermercados, con el único propósito de producir el mayor daño posible», decretó.

Además, el Ministerio del Interior ha anunciado que se ha declarado el Estado de Emergencia en 6 regiones del país: la región metropolitana, Antofagasta, Biobío, Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins, además de en las comunas de Talca, Chillán, Chillán Viejo, Temuco, Padre Las Casas y Punta Arenas. Esto supone el despliegue de los militares quienes, además, ordenaron toque de queda.

El Ejecutivo también ha habilitado en su Web oficial un espacio en el que da recomendaciones sobre cómo actuar en esta situación y recuerda los diferentes toques de queda y cancelaciones. «El Mineduc (Ministerio de Educación) confirmó que este lunes 21 se suspenden las clases en 47 comunas de la Región Metropolitana. Además, el Ministerio de Transportes informó que la línea 1 del Metro de Santiago estará parcialmente operativa», anuncian en la página.

¿Qué es el toque de queda?

El toque de queda, según explica el Ejército de Chile en su página oficial de Twitter, se establece «en consideración a los hechos de violencia» en las protestas. El estado de Emergencia se ha establecido en seis regiones, entre ellas la capital. Así, según la región se establecen horas en las que no se permite a los ciudadanos que se movilicen sin un «salvoconducto» que se lo autorice.

Saldaña explica que «no se trata de algo normal». De hecho, el toque de queda no se establecía en Chile por protestas sociales desde 1987 con Pinochet, es decir, no se aplicaba desde hacía más de 30 años. «Imponer esto y las declaraciones de Piñera de ‘estamos en guerra’ deja entrever la línea que está llevando el Goberno», comenta.

Según explica el Ejercito, por ejemplo, en Santiago, el domingo 20 de octubre se estableció el toque de queda entre las 19:00h y las 06:00h del lunes 21 de octubre. La vigencia de esta norma se evaluará de «forma periódica», según explica el Ejército chileno, por lo que no se sabe hasta cuando será efectiva.

Fuentes:

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente