Newtral


Los ultraconservadores polacos buscan reeditar su victoria
Siguiente

Los ultraconservadores polacos buscan reeditar su victoria

El partido en el Gobierno polaco, Ley y Justicia, busca la reelección este domingo 13 de octubre con el apoyo de las encuestas y con sus polémicas reformas como telón de fondo. Foto: El líder del partido polaco Ley y Justicia (PiS), Jaroslaw Kaczynski | Piotr Nowak (EFE/EPA)

Alrededor de 30 millones de polacos están llamados a votar este domingo 13 de octubre en unas elecciones generales que prometen continuidad. Los sondeos reeditan la victoria del partido Ley y Justicia (PiS), una formación que gobierna en mayoría desde 2015 y ha consolidado su popularidad por su mezcla de dos mensajes: la intención de expandir el gasto social y su discurso nacionalista frente a las amenazas que atribuyen a la Unión Europea, el movimiento LGTBI y la inmigración. En contraposición, Bruselas tiene bajo lupa a este partido desde los últimos años, al considerar preocupante su deriva autoritaria a través de reformas que ponen en riesgo la independencia de la judicatura.

Lo más importante

Hasta este viernes, los sondeos aseguraban un porcentaje entre el 42% y el 47% de la intención de voto, pero la encuesta de Kantar para TVN y TVN24 alerta de una posible pérdida de la mayoría absoluta al otorgarle un 40% de los apoyos. Le siguen según este sondeo la centroderechista Coalición Cívica con un 26%, mientras que la izquierda de Lewica lograría un escaño con el 12% de los escaños y la ultraderechista Konfederacja (Confederación) y la alianza del PSL/Kukiz`15 (formada por el partido campesino con un antisistema que lidera un cantante de rock) ingresarían también con un 7%. 

El PiS es el partido del histórico líder ultraconservador Jaroslaw Kaczynski, que ha identificado una base electoral en la Polonia más conservadora y católica que defiende los valores tradicionales. Algunos análisis fuera del país, como este en The Guardian, alertan de que si bien la victoria de los ultraconservadores no está en discusión, es importante destacar una incipiente organización entre la oposición alrededor de causas como la causa de los derechos LGTBI y de las mujeres.

¿Cuál es el contexto?

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, sustenta su campaña alrededor de los avances en las cuentas domésticas que le han permitido convertirse en la sexta economía de la zona euro. El PiS saca pecho porque en agosto presentó el primer presupuesto sin déficit en los últimos 30 años. Pero es que además el paro está por debajo del 5% y el gasto público llegó al 41,5% del PIB en 2018, por programas como los siguientes:

  • Programa 500+, una dotación de 120 euros mensuales a las familias por cada hijo hasta los 18 años que la oposición tacha de populista.
  • La exención del impuesto sobre la renta a menores de 26 años con ingresos inferiores a los 21.300 euros.
  • Se rebajó la edad de jubilación de los 67 años a los 65 para los hombres y a los 6 para las mujeres.
  • Subida del salario mínimo desde los 2.250 zlotys (unos 520 euros) hasta los 4.000 (925 euros) de forma progresiva de aquí a 2023.

Polonia resistió la crisis con crecimientos positivos de hasta el 4,5% en 2011 y según el informe sobre Polonia del FMI de febrero, “su economía ha experimentado la expansión económica más larga del mundo con 25 años de crecimiento” y crece al 3%.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Frente a las luces económicas, Bruselas detecta sombras en relación con la salud democrática del país por sus polémicas reformas. Sobre todo en el terreno judicial, por las que la UE critica a Varsovia de querer politizar la justicia o liquidar la separación de poderes. Esto ha logrado sacar a la calle a ciudadanos poco habituados a manifestarse, al tiempo que la Comisión Europea (CE) anunció el jueves que remitirá al Gobierno polaco antre el Tribunal de Justicia de la UE. «La legislación polaca permite que los jueces ordinarios sean objeto de investigaciones, procedimientos y sanciones disciplinarias sobre la base del contenido de sus resoluciones judiciales», señaló la Comisión en un comunicado. Además, en diciembre de 2017, la comisión activó el artículo 7 de los tratados europeos contra Polonia, un proceso legal que podría retirarle el derecho a voto en la Unión Europea.

#Fact 

El líder de Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski, ha llegado a decir que los homosexuales son “enemigos de la patria polaca” porque “suponen una amenaza para los valores patrióticos y la familia tradicional”. El principal partido polaco defiende que dentro de una Europa plural, cada país es libre de definir sus valores y modelo social.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente