Newtral


¿Los futuros coches autónomos podrían tomar decisiones éticas? El ‘dilema del tranvía’, en las carreteras
Siguiente

¿Los futuros coches autónomos podrían tomar decisiones éticas? El ‘dilema del tranvía’, en las carreteras


Varias empresas se han aventurado ya a invertir en el mundo de los coches autónomos, autoconducidos: Ford, Tesla, Mercedes, Volvo, Nissan pero también Uber, Google o incluso Apple están interesados en esta tecnología.

Hay diferentes niveles de automatización a la hora de hablar de coches autoconducidos: del 0 al 5, siendo el 1 un nivel de automatización que ya están en las carreteras (como sistemas de asistencia) y un 5 la automatización completa, donde el coche no necesitaría ni volante ni pedales porque conduciría de forma completamente autónoma. Este último nivel tardará en llegar al mercado todavía varios años, pero las preguntas que suscitaría ya se están planteando en los grupos de trabajo de empresas privadas y administraciones públicas.

Ahora mismo en las carreteras hay coches hasta un nivel 2 de automatización, aunque algunos fabricantes aseguran tener coches de nivel 3 también. «En Estados Unidos están más avanzados en cuanto a pruebas de coches de niveles más altos», explica el director de la Unidad de Sistemas Inteligentes del Instituto Universitario del Automóvil (INSIA), Felipe Jiménez. «Son los casos de Uber, Waymo (Google), que intentan ir ganando fiabilidad en sus algoritmos. (…) Aunque son coches que todavía cuentan con supervisión del conductor», asevera.

Tres de cada cuatro conductores en EE.UU sentirían “miedo” al viajar en un coche autónomo

Pero antes que nada, ¿tú te subirías a un coche autoconducido completamente autónomo, incluso sin volante ni pedales? Según un estudio de la Asociación Automovilística de Estados Unidos (AAA), en 2016, tres de cada cuatro conductores decían que sentiría “miedo” al viajar en un coche autónomo, sin conductor. La pregunta es: ¿por qué?

«Cuando vas a ponerte en manos de una máquina donde una persona no va a tener el control, es lógico que se nos planteen estas situaciones», explica a Newtral Catalina Aparicio, doctora en Filosofía por Universitat de les Illes Balears. Y una de esas situaciones que se plantea es el ‘dilema del tranvía’.

Qué es el ‘dilema del tranvía’ y por qué los coches autónomos podrían enfrentarse a él

El ‘dilema del Tranvía’ es un clásico entre los filósofos y los sociólogos y tiene múltiples variantes. Por ejemplo, eres el conductor de un tranvía que avanza por una vía a gran velocidad y sin frenos. Al final de la vía hay un grupo de 5 personas de mediana edad. Puedes elegir salvarlos accionando una palanca y cambiando de vía, pero al final de esa otra vía hay un bebé. ¿A quién atropellas? ¿Cómo actuarías? ¿Y si en vez de un bebé hubiera un amigo tuyo? ¿Y una persona anónima?

Como explica la doctora Aparicio, «no hay una solución universal a este dilema» sino que hay «muchas corrientes» sobre las cuales se pueden basar múltiples respuestas. Una de ellas es la corriente utilitarista, que velaría por la mayor felicidad del mayor número de personas posible. «Bajo esa corriente, habría que optar por la decisión que a menos vidas afectara», asegura.

Este ‘dilema del Tranvía’ «es un problema real al que se va a enfrentar la conducción autónoma», explica Sergio Álvarez, doctor en inteligencia artificial que trabajó trece años en el mundo de los coches autónomos y tres de ellos en el proyecto europeo Brave, dedicado a acercar a la sociedad esta tecnología.

Sobre cómo actuaría el coche, Álvarez cree que se buscará el menor riesgo posible, alineándose con la posición ‘utilitarista’ que explicaba la doctora en Filosofía: «Si el coche debe elegir en un accidente inevitable entre atropellar a cinco personas o a una, obviamente tomará la que menor riesgo conlleve».

España, país para probar las carreteras ‘del futuro’ para los coches autónomos

Un proyecto financiado por la Unión Europea, Inframix, está dedicado a preparar la infraestructura vial para que puedan coexistir en un momento dado los coches autónomos como los convencionales. Su objetivo es diseñar, actualizar, adaptar y probar los elementos tanto físicos como digitales que harán falta en las carreteras.

Según explica a Newtral el director de Innovación de Autopistas del Grupo Abertis, Xavi Serra, que participa en el proyecto, «ya se están haciendo pruebas en el Corredor Mediterráneo entre Barcelona y la frontera francesa». Las pruebas de este proyecto solo se están haciendo allí y en Austria.

Estos tests consisten, entre otras cosas, en «generar casos de uso en donde se requieran utilizar equipos específicos en las autopistas», por ejemplo sensores para vigilar los vehículos que pasan y herramientas para permitir la comunicación entre la infraestructura de carreteras y los vehículos automatizados (AVS).

Fuente: Inframix

Alemania ha aprobado un código ético para los coches autónomos

Felipe Jiménez, director de la Unidad de Sistemas Inteligentes del Instituto Universitario del Automóvil (INSIA), asegura que «ya hay grupos de trabajo que intentan decir en base a qué parámetros los vehículos autónomos se deberían comportar». ElGobierno de Alemania ha aprobado, tras el estudio de uno de esos grupos de trabajo, un código ético para los coches autónomos: ¿cómo deberían comportarse ante un accidente inevitable con vidas en juego?

Portada del código ético aprobado por al Ministerio de Transportes. Fuente: Gobierno de Alemania

El punto 9 de ese código ético dice que: «En situaciones de accidentes inevitables, cualquier calificación de acuerdo con las características personales (edad, sexo, constitución física o mental) está estrictamente prohibida«. Es decir, el coche no debería decidir salvar, por ejemplo, a una persona más joven en detrimento de una más mayor.

Aún así, Jiménez prefiere «esperar« y avanzar en la tecnología de los coches autónomos y ver «con qué problemas» se encuentran para determinar si realmente «tiene sentido o no» plantear el ‘dilema del Tranvía’.

El ‘juego’ que te pone en la ‘piel’ de un coche autónomo ante un accidente inevitable

Investigadores del MIT Media Lab, del Instituto de Massachussets, crearon un ‘juego’, Moral Machine, que en realidad era un experimento, precisamente para que te hagas pasar por un coche autónomo y ‘resuelvas’ las diferentes situaciones.

Reunieron 40 millones de decisiones, de 233 países y territorios diferentes. Las preferencias más fuertes eran salvar a los humanos sobre los animales, salvar más vidas frente a menos y salvar vidas más jóvenes. Puedo luego había grandes diferencias entre países. Por ejemplo, España tuvo resultados muy diferentes a Azerbaijan, porque no hay una ética universal y única que de respuesta a este dilema.

Pantallazo del juego ‘Moral Machine’

El ‘dilema del tranvía’, en nuestros stories: así habéis contestado

En nuestra cuenta de Instagram (@newtral) os propusimos participar en una serie de dilemas éticos semejantes al dilema del tranvía. Son casos sacados del experimento realizado por investigadores del MIT Media Lab, del Instituto de Massachussets, llamado Moral Machine.

Los casos eran los siguientes:

«Un coche autónomo sin frenos va hacia un paso de cebra. Si sigue por su carril, atropella a 5 perros que están cruzando en verde. Si cambia de carril, atropella a 5 gatos cruzando en rojo« (¿Qué harías? ¿Seguir por el mismo carril o cambiar y por qué?)

En este primer dilema, la mayoría (59%) habéis votado cambiar de carril y atropellar a los gatos pese a que estaban cruzando en verde, al contrario que los perros.

«Un coche autónomo sin frenos va hacia un paso de cebra. Si sigue por su carril, atropella a una doctora, un bebé y un gato que están cruzando en rojo. Si cambia de carril, atropella a 5 ladrones que están cruzando en verde»

En este segundo dilema, lo teníais muy claro. Un 63% votó por cambiar de carril y atropellar a los ladrones pese a que estaban cruzando en verde. Las razones que habéis dado son, en su mayoría, que es «un bien a la sociedad» atropellar antes a unos ladrones que a una doctora y a un bebé. Además, otro de los argumentos ha sido salvar a la doctora porque ella en un futuro «puede salvar otras vidas».

«Un coche autónomo sin frenos va hacia un paso de cebra. Si sigue por su carril, atropella a 5 hombres. Si cambia de carril, se estrella contra un muro matando a la persona que va dentro del coche»

En este tercer dilema la mayoría decidió cambiar de carril, un 63%. Y el argumento más repetido ha sido porque significa «minimizar daños». Se trataría solamente de una muerte frente a 5, aunque eso significaría que el coche pondría en peligro al ocupante del mismo.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente