Newtral


Lawrence de Arabia en las fronteras de escuadra y cartabón
Siguiente

Lawrence de Arabia en las fronteras de escuadra y cartabón

El Tratado Sykes-Picot es el germen de muchos de los conflictos que aún subyacen en Oriente Medio. Un hombre trató de luchar contra su aplicación: Thomas Edward Lawrence, Lawrence de Arabia

Foto: Lowell Thomas (Wikipedia)

26 de noviembre de 1917. Hoy se cumplen 102 años desde que el periódico británico The Manchester Guardian hiciera público el Tratado Sykes-Picot, un acuerdo que firmaron representantes británicos y franceses para repartirse Oriente Medio. Tratado el cual Thomas Edward Lawrence (conocido como Lawrence de Arabia) quería arruinar. Te contamos cómo el célebre personaje tenía pensado un reparto diferente de los territorios.

Tras la toma de los restos del imperio otomano por parte de las principales potencias europeas en la Primera Guerra Mundial -Francia y Reino Unido- se decidió partir el territorio con una línea imaginaria de Acre (en Palestina) a Kirkuk (en Irán). La zona al norte de dicha línea correspondería a Francia y de ahí hacia el sur, a Reino Unido. Dicho reparto se selló el día 16 de mayo de 1916 con la firma de un pacto entre el representante francés François George-Picot y el británico Mark Sykes, dando nombre a dicho pacto. Las particularidades de la zona, el respeto a sus propias y milenarias fronteras y a las afinidades y diferencias entre diferentes grupos humanos quedaron en segundo plano ante la política e la escuadra y el cartabón.

Promesas a cambio de rebelión

Sin embargo los británicos habían pactado anteriormente el reconocimiento de un territorio independiente para los árabes si estos se rebelaban contra los otomanos, pues sabían que sin su colaboración les sería imposible hacer retroceder al sultán otomano Mehmed V. En estas negociaciones fue clave la figura de un hombre llamado Thomas Edward Lawrence.

Lawrence nació en Gales, en 1888. Durante sus estudios en el Jesus College de Oxford se interesó por las culturas del próximo Oriente y en 1909 emprendió un viaje por Oriente Medio recabando datos académicos. Más tarde realizó excavaciones por el río Éufrates, durante las cuales aprendería importantes lecciones de la situación histórico-política de la región. A comienzos de 1914, Lawrence se alistó a una excavación por la península del Sinaí. Dicha excavación resultó ser una maniobra de los británicos para obtener un análisis topográfico de la zona y sacar mayor provecho de ella en el reparto con los franceses.

El Reino Unido aprovechó la información que Lawrence tenía del contexto socio-político de la zona para intentar crear un clima de tensión entre árabes y otomanos, pues necesitaban una guerra (que se terminó dando entre 1914 y 1918 por los árabes que buscaban liberar los actuales Siria y Yemen de manos del entonces flojo imperio otomano).Así terminó siendo. Lawrence había hecho una amistad muy fuerte con Huseyn Faisal I, miembro de una familia árabe y que terminó encabezando la rebelión árabe de 1918 a 1920. Huseyn compartía con Lawrence la idea de crear un estado panárabe y, a cambio de apoyar a los británicos, exigía que no se les invadiera posteriormente y que ellos reconociesen una liga panárabe con el propio Huseyn como líder.

Entre Versalles, Damasco e Inglaterra

Sin embargo los europeos tenían otros planes. Lawrence confiaba en que su amigo liderase a las tropas árabes hacia la victoria, alcanzando así la ansiada independencia árabe y arruinando de este modo el tratado Sykes-Picot.

Al final la situación no fue así ni mucho menos: el Tratado de Paz de Versalles firmado en 1919 validaba el acuerdo de los franceses y británicos, traicionando así a Faisal I y echando por tierra lo anteriormente pactado. En esta situación, Thomas Edward Lawrence tuvo que afrontar un dilema y elegir entre su fidelidad a su amigo árabe o la lealtad debida a sus tierras de origen. Finalmente abandonó Damasco y volvió a Inglaterra, pero con gran desazón por la situación general.

Esta decisión le convirtió en un traidor para los árabes. Una vez vuelto a Inglaterra se alistó al ejército en 1922 con un nombre falso. Cuando descubrieron su tapadera le echaron pero terminó siendo readmitido y reubicado. En 1926 escribió su libro Los siete pilares de la sabiduría, en el que se basó la película Lawrence de Arabia para narrar sus experiencias en la guerra contra los otomanos.

Fuentes:

How the Guardian and Observer covered the Arab Revolt of 1916-1918, Harry Burton, The Guardian (06/06/2016)

Lawrence de Arabia, de héroe a traidor, Josep Gavaldà, National Geographic (19/05/2019)

El acuerdo Sykes-Picot: nunca tan pocos hicieron daño a tantos, Jose Sánchez Mendoza, El Economista (09/06/2018)

Cien años del acuerdo Sykes-Picot: Cuando los lápices fueron armas de destrucción masiva, Marina Meseguer, La Vanguardia (16/05/20169

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente