Newtral


Las otras islas de los Stevenson
Siguiente

Las otras islas de los Stevenson

El abuelo de Robert Louis Stevenson también escribió un libro que le dio fama, pero de manera diferente a la del autor de ‘La Isla del Tesoro’

3 de diciembre de 1894. Hoy hace 125 años falleció Robert Louis Stevenson en Samoa. Fue un novelista, poeta y ensayista británico, conocido por haber escrito obras como El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde o La isla del tesoro. Lo de ser escritor fue decisión suya, pero la tradición familiar le encaminaba hacia otro oficio, aunque también relacionado con islas: la construcción de faros.

La tradición comienza con Robert Stevenson, abuelo del autor, que entró al sector como asistente de su padrastro, y en 1791 llevó la construcción del faro de Clyde, en la Isla de Cumbrae. Supervisó también la construcción del faro Pentland Skerries en 1794, en la isla de Muckle Skerry. Entre 1797 y 1843 Robert fue ingeniero de la Junta del Faro Norte. El faro más famoso cuya construcción supervisó durante este periodo fue el de Bell Rock, construido sobre una roca en mitad del Mar del Norte, y por tanto, con marea alta se ve como un faro en mitad del mar.

Un gran reto

Para construir un faro así, en mitad del mar, sobre una peligrosa roca, Robert decidió inspirarse en el Faro de Eddystone. Este era, en aquel entonces, la única construcción que había logrado aguantar el constante azote de las olas. El primer proyecto de Robert Stevenson incluía un faro de más de 30 metros para estar a salvo de las olas en marea alta, y reflectores con iluminación de aceite, que darían la luz más potente hasta el momento.

Pero la Junta desestimó ese proyecto de construcción, pues sería demasiado costoso además de imposible de construir en aquellos momentos.La muerte de 491 personas en un naufragio ocasionado por la ausencia de ese faro necesario obligó a reconsiderar su construcción, que encargaron a John Rennie.

Pero resultó que Rennie era completamente inexperto en materia de construcción de faros. Sin embargo, tenía tal trayectoria que la Junta le encomendó el trabajo con el puesto de ingeniero jefe y el abuelo del autor de La isla del tesoro debía ser su residente. Sin embargo, la historia atribuye el mérito a Stevenson. ¿Por qué?

Trabajo conjunto

Ambos ingenieros tenían en común la inspiración en la estructura de Eddystone, pero Rennie decidió cambiar el diseño de la curvatura en la base que había trazado Smeaton, para así ser capaz de aguantar las fuertes olas del Mar del Norte. Cuando el ingeniero jefe se volvió a Londres a continuar con otros trabajos, Robert empezó a reclutar hombres para el duro trabajo, y a recoger el granito que haría la cubierta superior del faro, procedente de Aberdeen. El 17 de agosto de 1807 Stevenson y más de 30 artífices partieron a Bell Rock. Solo se podía trabajar durante 2 horas al día debido a la subida y bajada de la marea, y durante el verano por la tranquilidad del mar.

El trabajo fue lento. Además del problema de la escasa disponibilidad de tiempo para trabajar en la roca, había que sumar el desgaste de los picos. Estos debían ser constantemente afilados por una herrería. Tampoco usaron pólvora por el miedo de Stevenson a dañar la roca que hacía de soporte del faro. Al cabo de un tiempo, los hombres decidieron construir una caseta sobre unos pilotes para agilizar el trabajo.

El libro de Robert Stevenson

Dos años después, la torre tenía menos de dos metros de altura, y aún quedaban unos 28 metros por construir. Rennie había ordenado construir un rompecabezas gigante con las piezas de la base para que la construcción se mantuviese fija sin requerir cemento, pero Stevenson no mencionó a su ingeniero jefe en su extenso libro publicado en 1824 Account of the Bell Rock Light-House. Sí contó detalladamente la construcción del faro, la maquinaria utilizada, la parte humana, incluyendo heridas y muertes… La única mención que hizo a Rennie fue como “consultado” por la Junta.

Este libro es la razón por la que la historia atribuye casi íntegramente al abuelo del famoso autor Stevenson la construcción de este faro.

Sin embargo, cuando las luces del faro finalmente se encendieron el 1 de febrero de 1811, nadie dudaba que Stevenson hubiera sido el que realmente aguantó el maltrato del mar durante los cuatro años de construcción, aunque no quedase claro quién se había encargado del diseño.

De las islas al tesoro

En 1797 Robert Stevenson se casó con su hermanastra, con la que tuvo 13 hijos de los cuales cinco llegaron a adultos. El menor de los tres varones que llegaron a adultos se dedicó también a la ingeniería de faros como sus hermanos y terminó siendo el padre de Robert Louis. Pese a que Thomas, el padre del escritor, quería que su hijo siguiera con la empresa familiar, no fue así. Los tres hijos del hermano mayor de Thomas, Alan Stevenson, tampoco siguieron en el negocio familiar.

Fuentes:

Stevenson Lighthouses in Scotland, RLS website

Who Built the Bell Rock Lighthouse?, Christopher Spencer, BBC (1702/2011)

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente