Newtral
Las complicaciones de Ava Gardner en Madrid
Siguiente

Las complicaciones de Ava Gardner en Madrid

Hoy cumpliría 97 años la actriz estadounidense Ava Gardner, que estuvo viviendo en Madrid. Pero ¿por qué abandonó una ciudad que le daba un estilo de vida lleno de vitalidad?

24 de diciembre de 1922. Tal día como hoy, hace 97 años, nacía en la localidad rural de Grabtown, en Carolina del Norte, la actriz Ava Lavinia Gardner, el animal más bello. El nacer como una chica rural y verse envuelta en el mundo de Hollywood como una superestrella hizo que explotara y decidiera irse a vivir a España.

Gardner dejó como recuerdo de su estancia en un Madrid, en el que el aire de represión de la dictadura franquista seguía presente, un estilo de vida completamente ajeno a la situación, repleto de fiestas a lo grande. Una dictadura que rechazaba a toda la gente con la que la actriz se juntaba. Estrellas de cine, vividores, toreros y hasta mendigos conseguían acudir a sus fiestas. La serie Arde Madrid, de Paco León y Anna R. Costa refleja esas fiestas que tanto desagradaban a su vecino de abajo, el general argentino Juan Domingo Perón. Gardner ni siquiera terminaba las fiestas: cuando se cansaba se marchaba a dormir y dejaba que la noche siguiera viva.

Un cura, una reprimenda y las quejas de Perón

Perón vivía en España tras haber sido exiliado de su país. El Caudillo le había invitado a Madrid a vivir. No debía ser buena idea hacer enfadar a un amigo del dictador del país en el que resides. De hecho, Perón, harto de las fiestas y ruidos de Ava, se quejó a El Pardo y a varios ministros de la dictadura.

Pero no fue (al menos de forma directa) el motivo por el que el animal más bello del mundo, como se conocía a la actriz en la lengua de la época, terminaría abandonando el país. La culpa la tuvo un cura. Sí, un cura.

Justo Pérez Santiago era un clérigo nacido en Pedrosa de Río Urbel, en Burgos, en 1895. Después de haber sido sacerdote o miembro de la Orden Benedictina entre otros cargos, terminó redactando el Manual de la buena esposa, libro que hoy día sería completamente repudiado. Su gran ascenso le llegó cuando Franco le nombró abad del Valle de los Caídos en 1958. Por aquel entonces, según una versión oficial,  visitó el apartamento de Ava Gardner en El Viso para tratar de “corregir” el estilo de vida hacia uno más cristiano y moderado.

En la versión de Gardner, según sus memorias, aunque no cita específicamente haberse reunido con Pérez de Urbel, sí que menciona haberse visto con un cura cuya descripción podría encajar con la de este en concreto. En esta versión dicho cura se le insinúa indirectamente a cambio de rebajar las tensiones con su vecino de abajo. 

El descuento que la actriz rechazó

Por si esto fuera poco, más tarde la Hacienda española reclamó a la actriz la cantidad de un millón de dólares de la época, monto significativo. Manuel Fraga Iribarne, ministro de Información y Turismo en aquella época, ordenó a la estrella comparecer.  Lo que sucedió en esta comparecencia nunca ha quedado del todo claro por la diferencia de versiones.

La de la propia Gardner relata que Fraga le ofreció un descuento en la sanción. Descuento que ella rechazó y decidió salir para siempre del país. El político nunca ha sido muy claro con lo que pasó allí. Y Pilar Cernuda, en su hagiografía de Fraga Iribarne Ciclón Fraga cuenta de manera ambigua que la estrella intentó camelarse al político gallego para que le condonase la deuda.

Sea como fuere, lo cierto es que la actriz se marchó a Londres y ya no volvió a pisar España.Pese a sus enfados con el país, en sus memorias habla de él como un país en el que, a pesar de la represión dictatorial, pudo disfrutar de la libertad hasta la saciedad. De hecho, en Madrid se había exprimido tanto que en Londres apenas abandonaba su casa. La Ava fiestera fue la Ava madrileña y no volvió a serlo más.

Fuentes:

Ava Gardner, IMDB
Sexo, toreros y mucho alcohol: así eran las míticas fiestas de Ava Gardner en Madrid, Javier Zurro, El Español (12/08/2018)
El motivo por el que Ava Gardner abandonó Madrid: el plan que urdieron el General Perón y el abad del Valle de los Caídos, David González, El cierre digital (26/11/2018)

1 Comentario

  • – Yo por mi trabajo, y residiendo en Madrid allá por los años 66 – 67 – 68 , he tenido la oportunidad de confirmar por mi mismo » una pequeña parte de la vida de Ava Gardner » .
    – Mucho se ha comentado sobre ella en todos los medios de comunicación; mucho mas en las revistas del corazón, y prensa amarilla; – estoy seguro de que muchos de los hechos que se han relatado, no se ajustaban a la realidad; es verdad que Ava, era un torbellino de mujer, le gustaba pasarlo bién, y para ello no escatimaba, se divertía , trasnochaba, de emborrachaba, etc. etc. pero, ( el amarillismo ) hizo caja distorsionando y desbarrando sobre ella ; mas de la mitad de todos esos chismes eran netamente FALSOS; ella lo sabía, pero pasaba olimpicamente de todas esas fantasías :
    – En definitiva, era una mujer encantadora que vivia, y dejaba vivir, todo iba bién mientras no la molestaban, era sumamente CAPRICHOSA, no le gustaba que le llevaran la contraria; sé que gustaba de escuchar consejos, aprender a bailar flamenco, cantar cualquier tipo de flamenco, eso conjuntamente con los toros, y los tablaos, la embelesaban; sí es verdad que bebía mucha ginebra, y solía trasnochar, dar fiestas / de véz en cuando / pero ni la mitad de lo que despotricaban ciertos entes; de ahí ,que YÓ salga desmintiendo muchas de las falacias que se han dicho , y se dicen:
    – He visto la película » a modo de T.B.O. – nada que ver con la realidad de Ava; la cinta es un nido de grillos que hacen el GANSO para ganarse las abichuelas, NADA MÁS .- saludos.-

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente