Newtral


Esto con Franco no pasaba: bulos sobre la dictadura
Siguiente

Esto con Franco no pasaba: bulos sobre la dictadura

Nos habéis preguntado muchas veces si son verdad o no multitud de mensajes en los que se atribuyen a la dictadura de Franco distintos avances económicos y sociales.

Franco creó la seguridad social, la ONCE, y la educación pública…Y además, no había paro. Estos son varios ejemplos de mensajes que circulan por redes y que nos habéis preguntado si son ciertos o no. A continuación os damos datos sobre qué hay de cierto y que no en todas estas supuestas bondades de la dictadura: 

¿Fue la ONCE idea de Franco?

Nos hemos encontrado en redes distintos mensajes que atribuyen al dictador Francisco Franco la autoría de la puesta en marcha de la ONCE. Desde Newtral nos hemos puesto en contacto con la organización y nos han explicado que Franco no fue el ideólogo o impulsor de la misma, aunque sí firmó el decreto que formalmente permitía la puesta en marcha de la Organización Nacional de Ciegos. 

En los años 20 y 30 del siglo pasado surgieron asociaciones de ciegos en distintos puntos de España que pusieron en marcha las primeras rifas (antecedentes del actual Cupón de la ONCE). En torno a 1935 comienza a germinar la idea de la unificación de las distintas asociaciones, sin embargo, con el estallido de la Guerra Civil todo se paraliza.

En 1938 Javier Gutiérrez de Tovar, uno de los ciegos más activos del país, presenta un proyecto para la creación de un Servicio Nacional de Ciegos, el cual fue remitido al gobierno provisional del bando sublevado. Sin embargo, esta idea distaba mucho del proyecto del Patronato de Ciegos de Falange Española, con el que se pretendía eliminar el cupón y dotar a las personas ciegas con una pensión diaria de 6 pesetas. Ese planteamiento es rechazado por Tovar y se siguió presionando para que fuera aceptada la venta del cupón como vía económica para que la organización pudiera ser autónoma y autosuficiente. 

Ambas posturas conseguirán resolver las diferencias y darán como resultado un proyecto que consistía en establecer una organización nacional de ciegos gestionada por ellos y respaldada por el Estado. El 11 de diciembre de 1938 Serrano Suñer presentó al Consejo de Ministros el proyecto de creación de la Organización Nacional de Ciegos donde fue aprobado. Finalmente, el 16 de diciembre de ese mismo año se publicaba en el BOE. El término “Españoles” fue añadido al nombre en 1952, quedando como ONCE, tal y como lo conocemos hoy en día.  

Fuentes:

Las ayudas sociales a familias numerosas 

Estas existen al menos desde 1926. Aquel año se establecen en España ayudas a familias numerosas mediante Real Decreto Ley del 21 de junio de 1926, donde quedaba establecido un servicio de protección familiar denominado “subsidio a las familias obreras numerosas”. Tal y como establece el artículo 1 del Título Primero, se entendía por familia numerosa “la que cuente con ocho o más hijos legítimos o legitimados, a cargo del cabeza de familia, ya sean menores de edad, ya mayores de edad o emancipados a quienes esté prestando legalmente alimentos”.

El beneficiario de la ayuda tenía que cumplir una serie de condiciones para poder acceder a la misma, como por ejemplo vivir exclusivamente de un salario o no percibir un ingreso anual superior a 6.000 pesetas. El importe anual del subsidio variaba en función del número de hijos, desde 100 pesetas para las familias de ocho hijos a 1.000 pesetas para las que tengan dieciocho hijos o más. 

Fuentes:

Drogas en la dictadura

Nos habéis preguntado en varias ocasiones sobre el argumento de si el consumo de drogas durante la época de Franco era algo problemático o, incluso, si existía o no. En este punto es interesante este estudio de los historiadores Mónica Hinojosa e Isidro Marin-Gutiérrez. Franco remuneraba en parte con kif a los militares bereberes que utilizaba en su favor para luchar (participarían unos 70.000), siendo, de acuerdo a los investigadores, también consumida por miembros de la Legión. Tras la guerra, el consumo se extendió por España por los ambientes marginales de las grandes capitales y las zonas de costa.

Además, prueba de que el asunto estaba encima de la mesa es la Ley 17/1967 por la que se actualizan las normas vigentes sobre estupefacientes y se regulaba el cultivo, la posesión, el uso y el consumo del cannabis.

Fuentes:

La Seguridad Social

Franco no creó la Seguridad Social. En 1883, la Comisión de Reformas Sociales realiza un estudio para averiguar cómo mejorar el bienestar de la clase obrera, a propuesta de la Comisión de Reformas Sociales. Las políticas encaminadas a este fin se empezaron a aplicar en el año 1900, cuando se crea el primer seguro social y la Ley de Accidentes de Trabajo. La Seguridad Social se formaliza con la creación del Instituto Nacional de Previsión (1908), en el que se integran las cajas que gestionan los seguros sociales que van surgiendo, por lo que la Seguridad Social es anterior a Franco.

No obstante, hubo medidas de relevancia para el funcionamiento actual, como la Ley de Bases de la Seguridad Social de 1963, que pretendía implantar un modelo «unitario e integrado de protección social, con una base financiera de reparto, gestión pública y participación del Estado en la financiación«. Además, esta Ley estableció que la Seguridad Social sería la encargada de otorgar prestaciones por desempleo o incapacidad a los cotizantes.

La norma hizo que se creara en 1966 la Ley General de la Seguridad Social, pero la situación no mejoró: «pervivían antiguos sistemas de cotización alejados de los salarios reales de trabajadores, ausencia de revalorizaciones periódicas y la tendencia a la unidad no se plasmó al pervivir multitud de organismos superpuestos». No es hasta la implantación de la democracia y la aprobación de la Constitución cuando se inicia una serie de reformas  en distintos campos que configuran, como tal, el sistema actual de la Seguridad Social.

Fuentes:

La población reclusa

Algunos virales aseguran que la población reclusa durante el franquismo nunca superó los 10.000 individuos. Sin embargo, en el año 1974, tal y como consta en el INE, había 14.764 presos en las cárceles españolas, cuando la población no alcanzaba los 37 millones. Tras la muerte de Franco tuvo lugar la Ley de Amnistía, lo que provocó que la población reclusa descendiera en unas 6.000 personas. Hoy en día, el número de presos asciende a 50.000, según los últimos datos públicos disponibles por el Ministerio del Interior, para una población de 46,6 millones de habitantes. 

Fuentes:

Enseñanza pública gratuita

La gratuidad del periodo obligatorio no fue una innovación del franquismo. Ya existía en la II República: la escuela pública se creó en 1931 con la Ley de Patronato de Misiones Pedagógicas. Pero incluso antes, en 1857, durante el reinado de Isabel II, se estableció que el periodo de educación elemental y obligatorio (entonces hasta los nueve años) fuera gratuita para “los niños cuyos padres, tutores o encargados no puedan pagarla.”

Franco tampoco creó la Formación Profesional, esta data del Estatuto de la Enseñanza Industrial de 1924, un instrumento que se encargaría de capacitar a un capital humano formado en las artes manuales con garantías de formación y de promoción social.

La Ley 14/1970 General de Educación y Financiamiento de la Reforma Educativa estableció que la etapa de los seis a los catorce años era obligatoria y gratuita. El bachillerato y el resto de etapas formativas como la formación profesional o la universidad, eran de pago. Solo la matrícula de un curso completo costaba 3.000 pesetas en 1965. El salario mínimo mensual establecido para 1966, según se publicó en el BOE, era de 2.520 pesetas al mes o de 84 pesetas al día. Este salario, además, sumaba la retribución «tanto en dinero como en especie».

Fuentes:

Viviendas de protección oficial

La creación de viviendas de protección oficial ya se contemplaban en la Ley de 1911 para el Fomento y Mejora de Casas Baratas. El Ministerio de la Gobernación franquista solo modificó bases preestablecidas a su llegada al poder.

En 1968 se aprueba el Reglamento de Viviendas de Protección Oficial, donde quedaban establecidos aspectos como el ámbito, la clasificación y promoción de las mismas. En él se destaca, por ejemplo, que se consideran incluídos “los alojamientos construidos por encargo del Instituto Nacional de la Vivienda para remediar necesidades apremiantes de carácter social”.

Fuentes:

Relacionados

Más vistos

Siguiente