Newtral
Las 7 fases emocionales por las que pasarás durante el confinamiento
Siguiente

Las 7 fases emocionales por las que pasarás durante el confinamiento

Incredulidad, preparación, ajuste, aclimatación, resistencia, alivio y temor, según un estudio iniciado en China por la consultora Ipsos.



Incredulidad, preparación, ajuste, aclimatación, resistencia, alivio y temor. ¿Qué pasa si te digo que estás pasando o que vas pasar por cada una de estas fases emocionales durante el confinamiento?

«Necesitamos ir adaptándonos al momento actual en el que estamos, no es lo mismo la primera semana de confinamiento que la séptima», explica Patricia Gutiérrez Albaladejo, psicóloga sanitaria del centro TAP, un gabinete de psicología, psiquiatría, psicopedagogía, sexología y formación que durante estos días está ofreciendo atención gratuita al que lo necesite.

Sin embargo, Gutiérrez insiste en que no son compartimentos estancos. Es decir, cada persona puede pasar por cada una de las fases en diferentes momentos o permanecer más tiempo en cada una de ellas. «No significa que si no pasamos por esas fases tenemos una patología social, no. Puedo estar en una fase de shock a pesar de que sigan pasando las semanas», asegura.

Estas fases se desprenden del estudio y el análisis que está realizando semanalmente Ipsos, una consulta con sede en España y en varios países del mundo, entre ellos China, donde se inició por primera vez este análisis emocional.

El equipo del país asiático estudió los procesos emocionales que atravesaban los ciudadanos durante su confinamiento. «También con técnicas más cualitativas como pueden ser focus group, entrevistas en profundidad, comunidad online… Y tras un análsis conjunto fueron ellos los que detectaron que existían estas fases emocionales en la población», explica Marina Navarro, Directora de Cualitativo de la empresa.

A España se ha extrapolado este estudio con una muestra de más de 1.500 personas que responden semanalmente cuestionarios online para conocer en qué fase se encuentran. Con los resultados en la mano se publica un documento con las respuestas. Esta semana, la del 30 de marzo, la fase que coge más fuerza es la de resistencia.

Porcentaje de personas que se encuentran en cada fase. Fuente: Ipsos.

De la tensión al alivio pasando por la resistencia

«En las primeras semanas la ventana de incertidumbre era muy grande», asegura la psicóloga Patricia Gutiérrez Albaladejo. «Por el propio desconocimiento sobre el virus pero también el propio desconocimiento sobre las medidas», prosigue. En ese sentido, también se convivía con una «incredulidad absoluta», añade Navarro. «Tengo que prepararme pero no sé cuánto, incluso rechazo de decir ‘¿esto será verdad? ¿no lo será?'», dice.

A medida que pasan los días, las emociones que se van asentando son otras. Por ejemplo, cuando llega el momento de la aclimatación: acepto la situación y me adapto a nuevas rutinas para sobrellevar los días, pero no sin sentir cierto enfado.

«Me adapto, estoy en casa pero aparecen otras emociones. Ya no tanto relacionadas con el miedo o la ansiedad o incluso la tristeza, sino una parte casi virulenta, de enfado, sensación de injusticia. Empezamos a conectar con las pérdidas, con todo lo que está suponiendo para el sistema social, sanitario y humanitario», asevera Gutiérrez.

La fase hacia la que caminamos ahora, según Ipsos, es la resistencia. El momento de aguantar. «Para tener la capacidad de adaptarnos en esa fase de resistencia es importante poder rebajar las exigencias. Permitirnos sentir las emociones negativas que en muchos momentos sentimos», relata Gutiérrez.

«Las tensiones emocionales han ido aumentado de una forma muy rápida, sobre todo en los adultos. Entonces, empiezan esos primeros roces con la pareja, con los niños… Porque es un momento de incertidumbre muy grande», sentencia Navarro.

5 Comentarios

  • Me parece irreal, todos no somos iguales, ni tenemos los mismos problemas de salud, habitabilidad, etc. Sí te quitan de la noche a la mañana tu libertad, puede crear daños de toda índole, un confinamiento en el tiempo y sin un final es más dañino que sabiendo una fecha real de finalización. Este confinamiento traerá muchos daños colaterales ahora y después.

  • Mira yo soy mexicano y todas esas teorías, serán aplicables pero de nada nos sirven en este momento , sabes tengo 80 años cumplidos, estoy pleno con algunos achaque de la vejez pero me basto a mi mismo, aun trabajo soy jubilado, eso me da una cierta tranquilidad, pero lo que motiva ira es que a los que elegimos para gobernarnos, no sepan ni donde estan parados, hablan pura pendejadas yo pregunto las personas que se ganan el dia a dia, que van a hacer para alimentar a su familia, sobre todo a los pequeños que aun no han gozado de su futuro, pregunto, para qué existen organismos como la ONU, OEA, CELAC, G20, SI en una emergencia como esta que atañe a todos los países no son capaces de tomar una decision he imponerla con mano de hierro a pesar de las reticencias de los paise dizque democráticos, es cuestión de conciencia de salvar al mundo y si se necesitan recurso financieros ,sacarlos de donde estén ,usando cualquier método. Espero que algún iluminado forjado a base de su esfuerzo logre dar con el remedio a este virus ( fabricado)

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente