Newtral
La mancha en el historial de seguridad de Suecia: un magnicidio sin resolver
Siguiente

La mancha en el historial de seguridad de Suecia: un magnicidio sin resolver

Suecia, uno de los países más seguros del mundo, sigue sin resolver el asesinato de su entonces primer ministro Olof Palme a 34 años del crimen

28 de febrero de 1986. Tal día como hoy hace 34 años era asesinado Sven Olof Joachim Palme, primer ministro de Suecia, en Estocolmo. ¿Por quién? Gran incógnita a día de hoy. ¿Por qué? Otra gran incertidumbre.

Para ponernos en contexto, repasemos quién fue este político. Palme fue un activo miembro de los socialdemócratas desde principios de la década de 1950, y en 1953 se convirtió en secretario personal del primer ministro Tage Erlander. Entró al Parlamento sueco 5 años después y en 1969 ocupó el puesto de Erlander tras haber pasado por varios Ministerios. Fue entonces cuando tuvo más polémicas.

Neutralidad y paz

Con respecto a la Guerra Fría que enfrentaba a los bloques capitalista y comunista, adoptó una posición de neutralidad, cosa inusual en un país occidental. De hecho, tras su asesinato, varios organismos soviéticos mandaron un telegrama al gobierno sueco expresando un reconocimiento hacia Palme en el que alabaron su posición favorable al desarme, la paz y la cooperación internacional.

Durante los años 60 y 70 en los que en Sudáfrica estaba impuesto el régimen de segregación racial de los afroamericanos y el Congreso Nacional Africano de Mandela luchaba por liberar su país del apartheid, Palme se posicionó a favor del CNA. Cuando el líder sueco fue asesinado, un hombre llamado Eugene de Kock, condenado por crímenes políticos vinculados a la derecha sudafricana, declaró que el ex espía sudafricano Craig Williamson estaba detrás del homicidio del primer ministro. Las autoridades suecas dijeron haber tenido sospechas de que el crimen podría estar relacionado con el país africano hasta 1987, pero no hicieron más declaraciones.

Amistades en España

Otra relación internacional de Olof Palme reconocida fue la defensa de la democracia en España cuando este país estaba en la Transición. En 1975, tras las últimas ejecuciones franquistas a miembros de ETA y el FRAP, con el régimen a punto de acabarse, el primer ministro sueco salió a la calle de Estocolmo con una hucha y un cartel de hombre sándwich en el que pedía ayuda “para la libertad de los españoles”. Y es que Palme guardaba una relación de amistad con el líder de la entonces clandestina oposición democrática española: Felipe González.

Pero todo esto, la carrera de primer ministro, la relación con los socialdemócratas europeos, acabó un día como hoy hace 34 años. Mejor dicho, una noche. Olof Palme salió al cine con su mujer, sin escoltas. Al volver tomaron la calle Sveavägen, en la cual un misterioso hombre se le acercó y le descargó una bala por la espalda. El político llegó a ser trasladado al hospital pero falleció allí. Múltiples investigadores han tratado de despejar dudas sobre el asesinato sin resolver. ¿Quién fue? ¿Y por qué lo hizo?

Los hombres que no amaban a Palme

El autor de la saga literaria de éxito Millenium, Stieg Larsson, escribió mucho más que libros de ficción: fue periodista. Investigó el asesinato de Palme, y persiguió a organizaciones de extrema derecha. Pero todo este trabajo quedó inconcluso con el fallecimiento del autor en 2004. 10 años después de la muerte de Larsson, otro autor sueco, Jan Stocklassa, encontró 20 cajas de documentación que el autor de éxito había estado recopilando antes de morir. Y tras ocho años leyendo estos documentos, Stocklassa presentó en un libro sus conclusiones sobre los fallos en la investigación y una teoría sobre la autoría del crimen.

La primera teoría que siguieron los investigadores suecos fue la de que el asesino de Palme trabajaba a cargo del Partido de los Trabajadores del Kurdistán. Hans Holmer, el primer jefe de la investigación, estuvo tras esta pista. Al año este investigador fue relegado del cargo policial por el fracaso.

Alguien tenía que pagar el pato

La policía sueca detuvo y liberó a varios acusados por el asesinato. Uno de ellos fue un drogadicto, alcohólico, con dotes en el manejo de armas de fuego, que había sido partícipe de varias manifestaciones racistas. Pero Christer Petterson fue liberado finalmente. ¿El motivo? Carencia de un móvil sólido y el hecho de que no se le consiguiera vincular con el arma del crimen. ¿Entonces por qué fue condenado? Por el mero hecho de que Lisbet Palme, la viuda, le señalara en una rueda de reconocimiento.

Esta es una de las muchas fallas de los investigadores suecos que Stocklassa señala en su libro. Y pese a que el autor señala una teoría que podría resolver el magnicidio, este sigue sin tener una respuesta sólida y probada.

Fuentes:

¿Quién mató a Olof Palme? Veinte cajas de cartón dejadas por un best seller sueco pueden resolver el misterio después de 33 años, Andrés Klipphan, Infobae (17/09/2019)

Did Apartheid Kill Olof Palme?, TIME (26/09/1996)

Olof Palme subraya su amistad y buen entendimiento personal con Felipe González, Miguel Ángel Aguilar, EL PAÍS (21/03/1983)

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente