Newtral


La inesperada derrota electoral de Churchill tras la victoria en la guerra
Siguiente

La inesperada derrota electoral de Churchill tras la victoria en la guerra


El ex Primer Ministro británico fue una de las figuras clave en la victoria de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial 

26 de julio de 1945. El Partido Conservador al mando de Winston Leonard Spencer Churchill perdió las elecciones en Reino Unido. La derrota fue sorprendente hasta para el propio Churchill, ya que convocó los comicios estando seguro de que se iba a llevar la victoria, según explica Roy Jenkins, autor de ‘Churchill’, una de las biografías más completas de la figura de este político inglés. 

Las elecciones se celebraron el 5 de julio, pero hasta tres semanas después -se tenía que esperar a la llegada de las papeletas de los militares- no se conoció el escrutinio, según detalla Jenkins.

Durante la espera a los resultados, los candidatos de los dos partidos más relevantes asistieron a la conferencia de Postdam, que comenzó el 17 de julio de 1945, y se alargaría hasta el 2 de agosto de ese mismo año.

En esta reunión se pudo ver antes de que comenzase las tensiones de la Guerra Fría a los líderes Joseph Stalin (URSS), Harry S. Truman (EE.UU.) y Winston Churchill (Reino Unido). 

De derecha a izquierda: Winston Churchill (UK), Harry S. Truman (EE.UU.) y Joseph Stalin (URSS)

El resultado del los comicios nacionales obligó a interrumpir la presencia de Churchill y el candidato del Partido Laborista, Clement Attlee, en Postdam. El 25 de julio el candidato conservador volvió a Londres y al día siguiente se conocieron los resultados: el Partido Laborista ganó con 393 escaños frente a los 210 del Partido Conservador.

No existe una causa determinante de la pérdida de votos. Una de las posibles razones de la derrota, según Jenkins, fue la tensa campaña llevada a cabo por Winston Churchill, con discursos como el de la ‘Gestapo’, en el que afirmaba que si los socialistas querían dirigir “la vida entera y la industria del país” deberían recurrir a este tipo policía secreta creada durante el nazismo. 

En su etapa en la oposición (1945-1951) Churchill destacó por su convicción de que los aliados de habla inglesa, es decir, Estado Unidos y Reino Unido, debían unir fuerzas ante la Unión Soviética. En 1946, en la Universidad de Westminster (Missouri, EE.UU.) dio un discurso donde hizo referencia por primera vez al famoso término «Telón de Acero«. 

En la conferencia afirmó: “Desde Stettin en el Báltico hasta Trieste en el Adriático, un telón de acero [iron curtain] ha descendido por todo el continente”. La referencia a este término significaba que se había dividido el mundo en dos partes en las que podía dominar el capitalismo o el comunismo. 

Cuando llegaron las elecciones en Reino Unido de 1950 Churchill llevó a cabo una campaña mucho más sosegada, tomando nota de la campaña agresiva de 1945. Pero la victoria volvió a ser para el Partido Laborista, aunque con un margen muy estrecho.

El desgaste de este partido, sumado a la «campaña de desgaste» -como la llama Roy Jenkins- con extensas votaciones parlamentarias llevada a cabo por el Partido Conservador provocaron que Clement Attlee convocara elecciones para el 25 de octubre de 1951. En consecuencia, la nueva ronda electoral con otro resultado: la victoria, esta vez sí, de Winston Churchill, que afrontó el que iba a ser el último mandato de una carrera política de medio siglo.

El entonces Primer Ministro vivió una última legislatura muy intensa con la coronación de Isabel II, el otorgamiento de la distinción de la Orden de la Jarretera y el Premio Nobel de Literatura. En 1955, Churchill tenía 81 años y se comenzaba a notar su pérdida de capacidad física e intelectual. Por ello, el 5 de abril de ese mismo año renunció como Primer Ministro pero mantuvo su acta de diputado 9 años más. El 15 de enero de 1965 una de las figuras más destacadas de la Historia Contemporánea murió en Londres.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente