Newtral


La huella más antigua del mundo… por ahora
Siguiente

La huella más antigua del mundo… por ahora

Descubren la huella fósil dejada por una criatura reptante hace más de 541 millones de años. No es el animal del que tenemos la evidencia más antigua, pero sí el primero terrestre.

Huella de Yilingia speciformis | Virginia Tech
Huella de Yilingia speciformis | Virginia Tech

Se llama Yilingia spiciformis en honor a la ciudad china en cuyas inmediaciones ha sido descubierto. Y estamos ante las primeras patitas conocidas en el mundo animal. Tuvo que ser un gusano de aspecto simétrico y dejó su marca de huella en una roca de hace entre 541 y 550 millones de años. Hasta la fecha, la huella más antigua dejada por un animal. De alguna forma, quienes vinimos después, descendemos de él, pero con muchísimos matices.

Con anterioridad, se encontró el rastro de una Dickinsonia de unos 558 millones de años. Se supone que es el ascendente de quienes poblamos hoy el planeta. Un ser ovalado del que ni siquiera se sabía si fue un animal o una ameba gigante. Quizás, una criatura ‘fallida’ de la evolución, antes de que la vida saliese del agua. En aquel caso, se trató de un fósil con presencia de moléculas de grasa, lo que permitió identificarlo como animal y datarlo, pero del que no se sabe cómo se movía.

De la nueva Yilingia hemos podido deducir que reptaba. La huella dejada es el rastro más antiguo del movimiento que haya dejado un animal terrestre. De la dickinsonia no sabemos mucho de su movilidad, como tampoco del animal conocido más antiguo de todos los tiempos: un tipo de esponja marina de hace más de 635 millones de años que, por sus características, tampoco se movía.

 

Un animal anterior a Pangea y los dinosaurios

El profesor de geociencias de Virginia Tech Shuhai Xiao es quien ha bautizado al animal. Literalmente, en español, como «criatura puntiaguda de Yiling». Los hallazgos se publican en el último número de Nature. Las pruebas son de la misma unidad de roca y tienen aproximadamente la misma edad que las huellas de gusanos encontradas por Xiao y su equipo en una serie de excavaciones entre 2013 y 2018 en el área de las Gargantas de Yangtzé (sur de China).

[blockquote align=»left» author=»»]Este es el comienzo de los animales bilaterales, como los humanos, llamados a cambiar y dar forma al planeta.[/blockquote]

 

Se remontan al Periodo Ediacarán (635 y 539 millones de años), mucho antes de la edad de los dinosaurios o incluso del supercontinente Pangea. «Este descubrimiento muestra que los animales segmentados y móviles evolucionaron hace 550 millones de años», explica Xiao. «La movilidad hizo posible que los animales dejaran una huella inconfundible en la Tierra, tanto literal como metafóricamente. Esas son las características que se encuentran en un grupo de animales llamados bilaterales. Este grupo nos incluye a los humanos y a la mayoría de los animales. Estos seres, particularmente los humanos, son motores y agitadores en la Tierra. Su capacidad para dar forma a la faz del planeta está en última instancia vinculada al origen de la motilidad animal».

El animal era una criatura parecida a un milpiés de hasta 10 cm de largo, que arrastraba alternativamente su cuerpo a través del suelo fangoso del océano y descansaba a lo largo del camino, dejando senderos de hasta 63 cm. El animal era una criatura alargada y angosta, con más o menos 50 segmentos del cuerpo, un lado izquierdo y derecho, una espalda y panza, y una cabeza y una cola.

La primera evidencia de una decisión animal

El origen de los animales bilateralmente simétricos,, con cuerpos segmentados y movilidad direccional es un evento monumental en la evolución animal temprana. Se estima que ocurrió en el Período Ediacarán. Pero hasta este hallazgo de Xiao y su equipo, no había evidencia fósil convincente para corroborar esas estimaciones. Uno de los especímenes recuperados es particularmente vital porque el animal y el rastro que produjo justo antes de su muerte se conservan juntos.

[columns size=»3/4″ last=»false»]el abuelo de la humanidadY unos 540 millones de años después: La importancia de poner cara al abuelo de la humanidad[/columns]

 

Sorprendentemente, el hallazgo también marca lo que puede ser la primera señal de toma de decisiones entre los animales: los senderos sugieren un esfuerzo para moverse hacia o alejarse de algo, tal vez bajo la dirección de un sistema nervioso central sofisticado, dijo Xiao. La movilidad de los animales provocó impactos ambientales y ecológicos en el sistema de superficie de la Tierra y, en última instancia, provocó el sustrato cámbrico y las posteriores revoluciones, explica el investigador.

1 Comentario

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente