Newtral


La guerra comercial golpea a una Alemania al borde de los números rojos
Siguiente

La guerra comercial golpea a una Alemania al borde de los números rojos

La economía alemana se contrajo un 0,1% en el segundo trimestre, lo que el Gobierno asume como «una señal de alerta» 

La canciller alemana, Angela Merkel, en una imagen de archivo | Pixabay

El pesimismo de los analistas económicos se ha materializado en una sola cifra: la economía alemana se ha contraído un 0,1%, arrastrada por el derrumbe de las exportaciones y la producción industrial, sobre todo por los problemas en el sector del automóvil. La Oficina Federal de Estadística (Destatis) revelaba la cifra del PIB, que achacaba a la ralentización del comercio exterior,  y sumaba un número en rojo a más indicadores desalentadores.

En junio, las exportaciones se redujeron un 8%, cosechando el peor dato en los últimos tres años, y la confianza inversora está en mínimos desde 2011.  La producción industrial cayó en un 5,2% en el sexto mes, el mayor descenso desde 2009. Y por si fuera poco, la economía europea ha sufrido en el segundo trimestre un parón al crecer un 0,2%, la mitad que en los tres anteriores.

¿Por qué es importante?

Estos resultados significan que la economía alemana, que llevaba una década de crecimiento acumulado, ha decrecido por segundo trimestre no consecutivo en el último año.  En el tercero del año pasado se contrajo un 0,2% y cerró 2018 esquivando la recesión técnica. Un país cae en recesión técnica cuando se registran contracciones del PIB en dos trimestres consecutivos, y se visibiliza con el debilitamiento del empleo, el nivel de precios, el consumo interno, la capacidad de pago y el nivel de producción.

Lo que está en jaque, según recoge ‘El País’, es la capacidad de resistencia de la «locomotora» alemana. «El dato de hoy marca definitivamente el fin de una década dorada», afirmó el economista jefe de ING, Carsten Brzeski.

¿Cuál es el contexto?

En las últimas semanas, la economía está trufada de malas noticias. La guerra comercial entre EE.UU. llevó a las bolsas de medio mundo a contener la respiración, el Brexit siembra la incertidumbre, la victoria electoral de la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner el peso argentino va en caída libre… A este panorama hay que sumar la situación de Italia, cuya economía se ha estancado al registrar un crecimiento cero en el segundo trimestre.

¿Qué hay que tener en cuenta?

La canciller alemana, Angela Merkel, enfila con estos datos en rojo el final de su mandato. «Es verdad que afrontamos una fase difícil, reaccionaremos según la situación», afirmó el martes. El ministro de Economía, Peter Altmaier, consideraba que estos resultados representan «una señal de alerta» pero enviaban un mensaje de confianza: «Estamos en una fase de debilitamiento, pero todavía no en una recesión, que podemos evitar si tomamos las medidas adecuadas».

#Fact

El índice de la confianza inversora a medio plazo en Alemania cayó en agosto a su menor valor desde diciembre de 2011, en su cuarta contracción mensual consecutiva. Este indicador del Centro para la Investigación Económica Europea (ZEW) se ha instalado en los -44.1 puntos. En la primavera de 2008 había llegado a-43,6, una cifra que anticipó el descenso a los -50 puntos y dibujó el preludio de la crisis.


Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente