Newtral
La Gomera, pionera en la desescalada después un estricto estado de alarma para diez contagiados y cero fallecidos
Siguiente

La Gomera, pionera en la desescalada después un estricto estado de alarma para diez contagiados y cero fallecidos

Hoteles y restaurantes ya pueden abrir al público, pero los turistas no llegan: “Si no llega a ser por las noticias, hubiera parecido la total normalidad”

La Gomera, durante el confinamiento | Violeta Mesa (Efe)

Plagas de langostas, la guerra del Golfo Pérsico o el golpe de estado de Franco.  “Aquí hemos vivido todas las crisis que afectan al turismo”, recuerda Luisa Trujillo cuando le preguntamos desede Newtral.es cómo va su hotel rural de La Gomera. Con una empresa de tres generaciones, la crisis que le ha tocado vivir a Luisa es la del coronavirus.  

Su madre solo podía merendar “un higo y una almendra”, ahora a ella piensa en cómo mantener a sus quince empleados de los Apartamentos Los Telares’. “Nuestra preocupación está en el personal, que están en ERTE. Su recuperación tendrá que ser en función de la ocupación”, confiesa Trujillo.

Actualmente, la tasa de paro en Canarias es del 18,7%, casi cuatro puntos más por encima de la media nacional. Según el último estudio de IMPACTUR, el PIB Turístico de Canarias alcanzó los 16.099 millones de euros, “elevándose su contribución a la economía al 35,0%”.

El hotel de Merkel, cerrado por pandemia

Como Trujillo, buena parte de los gomeros vive del turismo, en su caso, del alemán, país en el que han recomendado no viajar a Canarias. “El hotel donde viene la canciller Merkel en Semana Santa está cerrado. La temporada de primavera estaba asegurada, y ahora los plannings de recepción están limpios”, lamenta.

Su empresa se ha mantenido abierta como servicio esencial. Ahora solo tiene dos clientes periodistas que se han desplazado hasta la isla para informar de la Fase 1 del plan de desconfinamiento.

Confinamiento total con solo diez contagiados

La Gomera, junto con en El Hierro, La Graciosa y la balear Formentera son los primeros lugares de España en comenzar la primera fase del desconfinamiento, el lunes cuatro de mayo. “Imagino que los periodistas querrán grabar a la gente dando un paseo”, vaticina Trujillo.

Hace casi dos meses, la declaración del estado de alarma aisló –aún más, si cabe- a los gomeros. Con puertos y aeropuertos cerrados, y vecinos confinados, el presidente del Cabildo Insular de la Gomera define el comportamiento ciudadano como “ejemplar”.

“No encuentras ni un coche en la calle, el grado de fidelidad y cumplimiento de la gente ha sido muy responsable”, cuenta a Newtral.es el socialista Casimiro Curbelo.

La Delegación del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Canarias no detalla los datos por islas o municipios, pero sí que contabiliza (hasta el 30 de abril) 43.006 propuestas de sanción y 467 detenciones en toda Canarias por saltarse las medidas de confinamiento.

En el conjunto nacional las propuestas de sanción han sido 786.323, y ha habido 7.073 detenciones desde que empezó él estado de alarma, según los últimos datos ofrecidos por el Ministerio del Interior. Un 5,4% del total de las sanciones se han cometido en Canarias.

El primer caso de España, en La Gomera

El 31 de enero, la Consejería de sanidad del Gobierno de Canarias confirmaba el primer caso de coronavirus en España. Se trataba de un ciudadano alemán que estaba de vacaciones en un hotel de La Gomera.

A pesar de ser los primeros en mirar al virus a la cara o, dice el presidente Curbela, “tal vez por eso”, en La Gomera solo se han contagiado diez personas y no han tenido que lamentar ningún fallecimiento.

Aun así, Pilar García solo ha salido de casa un día a la semana, para hacer la compra y llevar comida a sus padres. “Aquí la gente se lo ha tomado muy estricto y hemos alejado el virus”, cuenta García a Newtral.es

Lo que más echa de menos, dice, es “abrazar y besar”, pero a pesar de la reapertura, García ha decidido que, de momento, solo saldrá de casa dos días por semana.

“Es curioso. Ves la tele y dices ‘dios mío’, pero aquí no hay casi peligro de transmisión y aun así la gente ha sido muy cívica y ha seguido las recomendaciones”, dice también Trujillo.

“Si no llega a ser por las noticias, hubiera parecido la total normalidad”

Con un índice de letalidad cero y una isla de 22.120 habitantes vaciada de turistas, esta empresaria local asegura que “si no llega a ser por el bombardeo de noticias, casi hubiera parecido la total normalidad”.

Una normalidad, cuentan, rota “por el problema económico”. Pilar García, gobernanta en un hotel y con un adolescente de 16 años en casa, sigue a la espera de de cobrar la prestación de su ERTE. “Ahora me paso las noches en vela pensando cuándo volverá la normalidad, si en seis meses no vuelve, tendré que ir al paro”, explica.

García se ha visto afectada por uno de los 231 ERTEs ejecutados en La Gomera. Como ella, a nivel autonómico, son más de 200.000 los trabajadores que se han visto afectados por estos expedientes, según datos de la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo y del Cabildo de La Gomera.

Plan especial para salvar a Canarias

“Hasta ahora la crisis ha sido sanitaria, pero ¿y la crisis económica y social?”, se pregunta Curbela. El desconfinamiento se hará poco a poco, por eso el presidente del Cabildo ve muy lejano el horizonte de Reino Unido y Alemania. 

Gran parte de los 15 millones de turistas que recibe Canarias al año vienen de esos países, por eso pide que el Gobierno amplíe a más de seis meses los plazos de los ERTEs, «para que no se conviertan en EREs».

Las autoridades locales y autonómicas demandan un gran pacto para la recuperación y un plan especial para el turismo canario. “Canarias ha sido de las comunidades que ha tenido más ventajas a la hora de salir del confinamiento, pero en el resto de los asuntos somos la comunidad que menos ventajas tenemos”, asevera Curbelo.

Vivir del turismo en mitad de una crisis  

A partir del 4 de mayo los restaurantes de La Gomera pueden abrir sus puertas (al 50% de su capacidad), pero Rochi Mendoza mantendrá bajada la persiana de la tasca Telémaco hasta que haya “conectividad” en esta, su particular odisea.

Cocinera y dueña de un restaurante desde hace diez años, ha tenido que hacer un ERTE a sus cuatro empleados. “No me queda otra. Aquí vivimos del turismo y si no hay extranjeros no nos sirve de nada estar abiertos”, explica a Newtral.es.

Según los cálculos que presenta el Gobierno en su ‘Plan de Transición hacia la nueva normalidad’, los turistas nacionales podrían empezar a llegar a la isla a llegar a finales de junio; los extranjeros, tal vez en octubre.

Y con el temor de que un rebrote afecte definitivamente a su negocio, Mendoza habla de la memoria de las catástrofes. Recuerda las erupciones volcánicas o los incendios que “quemaron La Gomera”. “La gente dejó de venir”, dice Mendoza: “el turismo es muy sensible, cualquier cosas que pasa te cambia completamente”. 

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente