Newtral
La estrategia de Puigdemont para volver a pisar suelo catalán
Siguiente

La estrategia de Puigdemont para volver a pisar suelo catalán

El expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, anunció en declaraciones a RAC1 que trabaja para “volver a Cataluña” y visitar a los presos del ‘procés’ por medio de una  “misión” de eurodiputados a distintas cárceles el 23 o 24 de febrero.

Foto | Patrick Seeger

Carles Puigdemont podría venir a España a finales del próximo mes de febrero y visitar en la cárcel a los líderes independentistas juzgados por el procés con motivo de la visita de un grupo de parlamentarios europeos a distintas cárceles. En este sentido, el expresident considera que la inmunidad como eurodiputado le permite moverse en todo el conjunto de la Unión Europea: “Debería poder hacerlo”. Aún así, explicó en una entrevista en RAC1 que antes preguntará a la Eurocámara si existe o no la “excepción española”.

El juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, mantiene la orden de detención nacional contra Puigdemont como procesado por los delitos de sedición y malversación del 1-O y por los que no pudo ser juzgado al huir a Bélgica. Este martes el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, remitió al presidente de la Eurocámara, David Sassoli, la solicitud de suplicatorio para levantarles la inmunidad. El portavoz de la Eurocámara, Jaume Duch, confirmó la recepción y señaló que se tomará “el tiempo necesario para hacer las cosas bien”.

El proceso será lento. De hecho, no se espera una respuesta hasta mediados de año ya que la solicitud tiene que ser estudiada por la Comisión de Asuntos Jurídicos, a la que el propio Puigdemont podría presentar documentos o pruebas escritas como réplica además de tener “una oportunidad de ser oído”; según el artículo 9.5 sobre los procedimientos relativos a la inmunidad del reglamento interno de la cámara europea.

Lo más importante

La recomendación que dé la Comisión sobre la inmunidad de Puigdemont y Comín deberá ser aprobada por mayoría simple en la subsiguiente sesión plenaria del Parlamento Europeo. En el caso de que se atendiera la demanda de la justicia española, el expresident y su conseller perderían la inmunidad pero no las actas de diputado. Ya que “el mandato de un diputado es nacional y, por tanto, no puede ser retirado por ninguna otra autoridad”.

De esta manera, a no ser que Puigdemont venga a España, habría que esperar a que el juez belga que tramita la euroorden se pronuncie sobre su entrega, lo que podría durar aún más meses.

En cualquier caso, se sabe que en la segunda quincena de febrero Puigdemont tiene intención de estar en una acto político en Perpiñán, Francia, a no ser que haya algún cambio en su situación judicial, para “denunciar la represión de la que son víctimas los dirigentes políticos y sociales del movimiento independentista” y que fue anunciada por el Consell de la República en diciembre.

¿Cuál es el contexto?

Este lunes Puigdemont y Comín acudieron a la primera sesión plenaria del año en Estrasburgo. A la cita le acompañaron, entre otras autoridades, el presidente del  Parlament catalán, Roger Torrent, y el president de la Generalitat, Quim Torra y 200 activistas. En su primera intervención, Puigdemont apeló al diálogo para negociar una solución para Cataluña desde la Unión Europea y lanzó un mensaje a los eurodiputados socialistas para que votaran en contra de una posible recomendación de retirada de su inmunidad.

Oriol Junqueras también fue recordado. Cuando el presidente de la cámara informó de su inhabilitación y prisión por la condena española por sedición y malversación, el catalán mostró una imagen en la que pedía su libertad. Ante esto, el Tribunal Supremo recordó al Parlamento que se ha de constituir el “principio de igualdad ante la ley”, es decir, si Junqueras no goza de la condición eurodiputado, otros en su misma situación, como es el caso, no deberían poder eludir la acción de la justicia.

¿Que hay que tener en cuenta?

Puigdemont y Comín ya han solicitado su adhesión al grupo de Los Verdes/Alianza Libre Europa, que engloba a 74 eurodiputados, entre los que están Diana Riba de Esquerra Republicana y Ernest Urtasun de En Comú Podem. No obstante, tal y como explicó su copresidente Philippe Lamberts, esta “presenta un problema”. Lamberts sugiere que sigan a sus colaboradores Nueva Alianza Flamenca, en la actualidad grupo de los Conservadores y Reformistas europeos, al que también pertenece Vox. Aunque algunas voces del subgrupo ALE sí se muestra favorable a la integración.

De no conseguir ningún apoyo, Puigdemont y Comín se mantendrán en la zona de no inscritos a la que también pertenecen la ultraderechista griega Aurora Dorada, dos diputados del Partido Comunista de Grecia, el humorista alemán Martin Sonneborn de Die Partie y 23 representantes del euroescepticismo británico liderados por Nigel Farage, quien saludó a Puigdemont, conversaron y se tomaron fotos.

#Fact

En marzo de 2019 el expresident dio una entrevista al diario argentino Clarín en respuesta a las especulaciones sobre la caducidad de su DNI adelantadas, entre otros medios, por El Confidencial, y corroboró que su carné de identidad caduca el 3 de febrero de 2020 y, “al cabo de un año o un año y medio” después, el pasaporte. De no aceptarse el suplicatorio del Supremo, Puigdemont podría volver a España para renovar la documentación sin poder ser arrestado.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente