Newtral


La contaminación prolongada, tan mala como fumar tabaco a diario
Siguiente

La contaminación prolongada, tan mala como fumar tabaco a diario

La contaminación del aire, especialmente la del ozono, acelera el enfisema pulmonar, una dolencia que asociábamos al tabaco. Además, se ha demostrado que otras partículas propias del tráfico (PM), aumentan la mortalidad en más de 650 ciudades.


Entre el gesto de prender el mechero y girar la llave de arranque de un coche hay un vínculo simbólico, demostrado por la ciencia. Los alveolos de los pulmones se dilatan; las paredes pulmonares adelgazan; comienzan los ‘pitos’ o sibilancias. Son manifestaciones del enfisema pulmonar, una enfermedad obstructiva crónica (EPOC) típicamente derivada del consumo de tabaco. Ahora, esta dolencia se ha visto relacionada con claridad con la exposición a contaminantes del aire de manera prolongada. Pero, además, la polución afecta a sistema cardiovascular. Y se ha podido ver ya a nivel global.

Dos estudios, publicados esta semana, se centran en dos tipos de contaminantes típicos de ciudades españolas: los óxidos de nitrógeno (NOx), que derivan en nitrogenazos y ozonazos; y las partículas materiales en suspensión o PM, típicas (pero no sólo) de los diésel.

Si bien, trabajos anteriores han demostrado una conexión clara entre la contaminación atmosférica y algunas enfermedades cardíacas y pulmonares, la primera investigación, publicada en JAMA, demuestra una asociación entre la exposición a largo plazo a todos los contaminantes del aire, especialmente el ozono troposférico (O3), con un aumento en enfisema y el riesgo de muerte.

«Nos llamaba la atención la progresión del enfisema en los escáneres pulmonares, y lo vinculamos a la contaminación, al mismo nivel que los efectos del consumo de tabaco, que es la causa más conocida de enfisema», explica el investigador principal del primer estudio, Joel Kaufman, profesor de ciencias ambientales y epidemiología en la Universidad de Washington. Es decir, exponerse al ozono (que se deriva de los conocidos NOx que persigue Europa en las ciudades) es motivo de enfisema incluso entre quienes no fuman tabaco.

La contaminación de los vehículos, tan perjudicial como fumar | M.V.

La segunda de las publicaciones, con participación del CSIC español, se centra en efectos a corto plazo. Muestra en NEJM que el material particulado (PM) más grande, el PM10, es capaz de aumentar la mortalidad en un 0,44% por cada 10 microgramos extra que se escupen a cada metro cúbico de aire que respiramos. Fuentes humanas de PM10 son los residuos de combustión de los automóviles, el desgaste de sus pastillas de freno, la minería o algunas industrias. Típicamente, llega en forma de polvo sahariano.

Hay otras más finas, llamadas PM2,5. Su diámetro es 100 veces más delgado que un cabello humano. Son aún peores porque pueden atravesar los alveolos pulmonares y pasar al torrente sanguíneo, «de ahí que se relacionen especialmente con enfermedades cardiovasculares», recuerda a Newtral el profesor Aurelio Tobías (@atobias 69)  del IDAEA-CSIC, que ha participado en este estudio del aire y la mortalidad en 652 ciudades del mundo, entre 1986 y 2015. Las muertes suben un 0,68% por cada 10 µ/g extra de contaminante PM2,5. Puede parecer poco, pero esto tiene un efecto acumulativo.

Contaminación por PM2,5 en el mundo y riesgo para la salud. Cuanto más rojizo, más perjudicial para más población | Berkeley

«Un aumento de 10 microgramos  tiene un impacto igual en todos sitios. Afectaría igual pasar de 20 a 30 en España que de 80 a 90 a en China», ejemplifica el profesor Tobías. Las muertes ascienden en proporción. Madrid y Barcelona son las ciudades que peor retratadas salen en el estudio, de entre las 45 urbes españolas analizadas; casi todas ellas presentan fuentes contaminantes considerables de PM y de óxidos de nitrógeno que pueden derivar en ozono (O3).

Lejos: así se forma el ozono que respiras

¿Cómo es posible que se hayan dado varias superaciones del límite de contaminación en la Sierra de Madrid o el Henares en lo que va de verano? En concreto, después de tres ozonazos, el mes de agosto se está saldando en la ciudad de Coslada con una calidad del aire mejorable. Por poner un ejemplo, a las 15h del día 3 se registraban 137 microgramos de ozono troposférico por metro cúbico de aire en el polideportivo municipal.

Al caer la noche, el índice bajaba hasta los 27 µg/m3, lo que ilustra muy bien la dependencia de este contaminante del calor y la luz solar. Las cifras de este 2019 están, por ahora, lejos de los récords que se dan el el área metropolitana, donde destaca la zona de la Sierra Norte, Alcobendas o el Corredor del Henares.

Pero hay un reverso: Coslada fue el municipio que peor registro de óxidos de nitrógeno marcó en 2018, después de Madrid. Un punto negro, con 41 µ/g. ¿Hay relación entre ambas cosas? ¿Es que los cosladeños contaminan más?

[blockquote align=»left» author=»»]La estación de Guadalix de la Sierra ha superado el límite de 180 µ/g nueve veces en lo que va de verano de 2019[/blockquote]

El ozono troposférico es un contaminante secundario, la otra cara de los NOx. Es decir, el O3 no se genera donde se padece. En el caso de Madrid, el foco puede estar en los tubos de escape de la capital o los centros logísticos, que son fuente de óxidos de nitrógeno. El contaminante tiene puntas de mayor concentración en superficie hacia junio y julio, en días soleados, porque es un producto que reacciona con la luz. Y, en este sentido, los investigadores estadounidenses citan expresamente a la emergencia climática.

Los vientos en Madrid barren la ciudad predominantemente de suroeste a noreste (aunque el patrón podría estar cambiando), con más fuerza al final de la primavera. La presencia del aeropuerto y su tráfico aéreo, sumado al de los vehículos que pasan por la A-2 y se desplazan hacia el Centro de Transportes, ayudan a que el proceso de los ozonazos se alimente. Por eso esta zona se ve golpeada doblemente: en invierno (con nitrógeno) y en verano (con ozono).

El caso es aún más paradójico en la Sierra. Por ejemplo, la estación de Guadalix ha superado el límite de 180 µ/g nueve veces en lo que va de verano de 2019. 

Desde 2000, el ozono en el aire ha crecido: un 7% entre 2011 y 2018, según datos de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid. ¿A cuánto tabaco equivale lo respirado en la metrópoli madrileña?

10 años de ozono = 29 años fumando

El equipo estadounidense descubrió que si el nivel de ozono era 0,003 partes por millón (ppm) más alto en el lugar donde se vive en comparación con otra ubicación, al cabo de una década el riesgo de padecer enfisema equivale a fumar un paquete de cigarrillos al día durante 29 años.

[blockquote align=»left» author=»»]Ya existe una app que dice a cuántos cigarrillos equivale respirar el aire de un lugar concreto[/blockquote]

El profesor Tobías coincide con sus colegas y cree que los efectos de las PM también son asimilables a los del tabaco. La equivalencia entre consumo de tabaco y polución se lleva planteando desde hace años. Este estudio de Berkeley es muy elocuente, sobre todo para las regiones orientales de China. Un día respirando 22 migrogramos de las partículas finas flotando en el aire equivale a fumarse un cigarrillo, según estos investigadores.

Conforme a esta equivalencia, hay una aplicación móvil (Shit I Smoke) que dice a cuántos cigarrillos equivale el aire respirado en un preciso momento y lugar. Usa los datos de geolocalización y medidores de contaminación. Y sólo teniendo en cuenta la PM. No el ozono o los óxidos de nitrógeno.

Equivalencia entre cigarrillos al día y el efecto de las PM en el centro de Valencia el 23 de agosto de 2019
La app usa datos de una estación medidora de contaminación y los traslada a la localización, aquí, Ciutat Vella en  Valencia. | M.V.

«A medida que las temperaturas aumentan con el cambio climático es peor», añade el profesor Graham Barr en una nota, también de la Universidad de Washington. «El ozono a nivel del suelo aumenta a menos que se tomen medidas para reducir este contaminante. Pero no está claro qué nivel de contaminante es seguro para la salud humana».

Informes como el de la Agencia Europea del Medio Ambiente de 2015 estiman que la polución del aire es causante de 450.000 muertes prematuras.

Perjudicial, incluso con lo exigible en Madrid Central

Respecto a las partículas en suspensión o material particulado (PM), también se abre un debate en torno a los umbrales que pueden suponer un riesgo para la salud humana.  «Hemos demostrado que la única forma de que no haya efecto perjudicial es reducir a cero las emisiones de PM», dice Tobías. Es decir, zonas de bajas emisiones (ZBE) como Madrid Central se quedan cortas.

La Comisión Europea tiene a España y otros países en el punto de mira por no «proteger a sus ciudadanos de la contaminación». En este sentido, torció el gesto ante el anuncio del nuevo equipo del Ayuntamiento de Madrid de suprimir su zona de bajas emisiones. Europa está especialmente preocupada por los óxidos de nitrógeno, pero el profesor Tobías recuerda que «el tráfico de las ciudades el la principal fuente de PM».

[blockquote align=»left» author=»Aurelio Tobías (IDAEA-CSIC)»]Se tiende a pensar que si estamos por debajo de los umbrales estamos protegidos, y no es cierto.[/blockquote]

El tema de los umbrales admisibles es delicado. «La OMS es la que tiene las guías más estrictas y está ahora revisando sus valores». Con el caso concreto de Madrid Central y otras ZBE,  «se tiende a pensar que si estamos por debajo de los umbrales estamos protegidos, y no es cierto. Incluso a niveles bajos también es nociva. Al incluir en el estudio datos de 650 ciudades se ve una relación lineal que muestra un mismo incremento tanto a niveles bajos como altos».

El diésel (y el Sáhara), en el foco de las PM

En 2012 la Organización Mundial de la Salud (OMS/IARC) clasificó el humo diésel como cancerígeno, a partir de «datos probatorios suficientes de la carcinogenicidad en seres humanos», particularmente, de tumores de pulmón.

¿Tienen la culpa sólo los diésel? No necesariamente, como puso de relieve este estudio publicado en Nature, que viene a decir que un motor de gasolina antiguo puede producir más PM que un diésel de última generación. El problema es que la realidad es muy variable por modelos y tipos de uso. Hasta un coche eléctrico produce PM con sólo rozar sus ruedas sobre el asfalto, sólo que es proporción notabilísimamente menor. Los diésel más antiguos han sido una fuente importantísima de PM. Pero, fuera de las causas humanas, las inyecciones de polvo sahariano son el gran foco de picos de PM10 en nuestro país.

La boina visible es una mezcla de PM y óxidos de nitrógeno, no CO2 | Campelo CC-BY

El doctor Antonio Gasparrini, coordinador de la Red de Investigación Colaborativa MCC, que ha recopilado la base de datos del estudio, señala que «si bien el aumento porcentual de la mortalidad parece pequeño, este riesgo puede conducir a un exceso significativo en el número de muertes, dada la exposición generalizada y las grandes poblaciones que viven en zonas urbanas». Es decir, hay un efecto acumulativo. Lo que respiramos hace años se suma a lo que respiramos hoy.

El doctor Gasparrini indica: “La ausencia de un umbral discernible significa que es probable que ocurra un aumento sustancial de la mortalidad incluso con baja exposición a partículas. Estos resultados deben tenerse en cuenta al evaluar los beneficios potenciales de las intervenciones para reducir la contaminación del aire urbano, y al revisar valores límite  existentes para la salud humana”.

La emergencia climática juega en contra también en este caso. Los episodios de ola de calor y las entradas de aire sahariano en nuestra península suponen un aporte de partículas materiales muy importante. Son capaces de arrastrar otros contaminantes. «Hemos visto en estudios previos que, en los días de polvo, el efecto de las PM es más tóxico en BCN que en los días que no», concluye Tobías. Hay científicos que plantean que ante la emergencia climática, nuestra península y, sobre todo, Canarias y Baleares, pueden padecer este tipo de episodios con más frecuencia.

1 Comentario

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente