Newtral


Irene Ferreras: “El fútbol te prepara para superar adversidades y luchar por lo que quieres”
Siguiente

Irene Ferreras: “El fútbol te prepara para superar adversidades y luchar por lo que quieres”


La entrenadora del Valencia Féminas CF colgó las botas por una lesión y se reinventó como entrenadora

Irene Ferreras es fútbol en estado puro. Comenzó con 13 años en el Rayo Vallecano gracias a su profesor de educación física, una pasión, la que tiene por el equipo madrileño, de la que ha disfrutado dentro y fuera del terreno de juego. Como jugadora ha defendido la portería del Rayo Vallecano, el Pozuelo de Alarcón y el Atlético de Madrid. Como entrenadora se inició en La Solana, volvió a su casa ocupando el banquillo del Rayo B para luego disfrutar de la primera línea de competición con el primer equipo. Ahora deja la que ha sido su casa durante muchos años para afrontar un nuevo proyecto al frente del Valencia Féminas CF

Ferreras siempre les dice a sus jugadoras que lo bonito que te da el fútbol es que es muy parecido a la vida, “todas las circunstancias que te encuentras tanto dentro como fuera del campo son extrapolables a la vida real y te prepara para superar adversidad y luchar por lo que quieres”. Y así fue cuando con 26 años tras varios años de lucha para superar una lesión decidió colgar las botas. El fútbol le dio una nueva oportunidad, esta vez, desde el banquillo. 

La pasada temporada Ferreras subió del banquillo del Rayo Vallecano B al del equipo en primera división. Una liga femenina con 16 equipos y con mucho protagonismo masculino en los vestuarios. En la temporada pasada junto con la entrenadora del Rayo, solo otra mujer, María Pry ocupó ese mismo cargo en el Betis CF. Ferreras y Pry han liderado la irrupción de mujeres en los banquillos de la liga femenina de fútbol. 

Historias del fútbol modesto

Atlético de Madrid y FC Barcelona lucharon hasta el final de temporada por alzarse con el título de la Liga Iberdrola y fue el equipo rojiblanco quien se llevó el trofeo a sus vitrinas por tercer año consecutivo. Mientras tanto, el Rayo Vallecano, con un presupuesto muy inferior al de estos dos grandes clubes, luchaba por mantenerse en mitad de tabla. Las jugadoras del Rayo viven una situación muy distinta a la de las que defienden la camiseta de los clubes que encabezan la clasificación.

A las 20:00 horas las instalaciones deportivas del equipo madrileño se iluminan y sus estrellas salen dispuestas a todo tras una dura jornada laboral. Después de la sesión de gimnasio y vídeo, toca balón. La mayoría de ellas comparten su pasión, el fútbol, con el trabajo o los estudios. Unas condiciones que no les permite ser futbolistas a jornada completa. Una desventaja frente a las jugadoras que sí pueden hacerlo. Ferreras también destaca el papel de su equipo técnico, cree que es fundamental rodearse de profesionales que confíen en un proyecto y luchen por sacarlo adelante. Entrega, sacrificio y solidaridad de futbolistas y cuerpo técnico que tiene sus resultados en la pasada temporada del Rayo. 

No ha sido fácil llegar hasta aquí. Ferreras se inició en los banquillos dirigiendo a las jóvenes promesas del deporte rey. Estudió INEF y fue ahí cuando decidió comenzar a formarse como entrenadora y conseguir el título. Irene recuerda que cuando entraba a la clase escuchaba un murmullo que poco a poco se fue desvaneciendo. “Cuando te conocen, te ven trabajar y te ven hablando de fútbol con ellos, se dan cuenta de que no hay ninguna diferencia”. Así fue cómo Ferreras comenzó a instruirse en un mundo que hasta hace no muy poco estaba reservado para los hombres. Ahora se sigue formando a través de ponencias y cursos y sigue muy de cerca a sus referentes. Su entrega al fútbol, su lucha y trabajo constante por aprender hace que hoy ella sea referente para muchas niñas que sueñan con unos banquillos más accesibles para ellas.

Las primeras referencias

Durante años las niñas no han tenido referentes. Esto ha cambiado gracias al esfuerzo de mujeres como Irene. Con la irrupción de los patrocinadores y el seguimiento de los medios de comunicación ha aumentado la visibilidad y muchos partidos se pueden seguir por televisión. El fútbol femenino llega a la gente y nombres como Vero Boquete, Jennifer Hermoso o Irene Paredes son referentes de las niñas que comienzan a dar sus primeros toques. 

No se siente especial, ni cree que esté haciendo algo diferente. Simplemente trabaja y se esfuerza por dedicarse a lo que le gusta. “He tenido la suerte de tener oportunidades, he intentado luchar y trabajar cada día para que esas oportunidades siguieran ahí” y así ha sido, tras un año en el banquillo del Rayo Vallecano, el equipo de su corazón, ha decidido emprender una nueva aventura en el Valencia féminas. 

Ferreras ha dirigido a futbolistas con una pasión que no les da para vivir y que compaginan trabajo o estudios con el fútbol, que no son profesionales en condiciones pero si en comportamiento, son futbolistas a tiempo parcial. 

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente