Newtral


Hacia el verano más caluroso de la historia, otra vez
Siguiente

Hacia el verano más caluroso de la historia, otra vez


Julio ha batido el récord de temperatura. Junio, también. Son los meses con más calor de la historia registrada en todo el planeta, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Ante las previsiones para agosto, el de 2019 va camino de ser el verano más caluroso, después del máximo de 2016.

Temperaturas y vientos durante el pico de calor del 25J | GFS y NCEP

Que haga calor en verano ni es noticia ni responde a la emergencia climática. Tampoco que se bata un récord de temperatura un año. Pero que las marcas históricas salten por los aires con cada vez más frecuencia sí que tiene que ver con este fenómeno. Y en este registro tienen mucho que ver las olas de calor, que se repiten con más intensidad.

Según los nuevos datos de la Organización Meteorológica Mundial y el Programa de Cambio Climático Copérnico, «julio al menos igualó, si no superó, el mes más caluroso en la historia registrada». Esto se produce tras darse el junio más cálido de la historia. Julio es un poco más cálido que el de 2016, que también fue el mes más cálido de la serie histórica.

Las últimas cifras son particularmente significativas porque aquel 2016 se vivió uno de los eventos más fuertes del fenómeno de El Niño, que contribuye a elevar las temperaturas globales. A diferencia de 2016, 2019 no ha estado marcado por este elemento natural.

“Siempre hemos vivido veranos calurosos. Pero este no es el verano de nuestra juventud o infancia. Este no es el verano de nuestros abuelos”, dijo el secretario general de la ONU, António Guterres, al anunciar los datos en Nueva York.

1,2ºC más que antes de la industrialización

“Todo esto significa que estamos en camino para que el período 2015-2019 sea el cuatrienio más caluroso registrado (tenemos datos fidedignos desde hace 136 años)». Se mantienen como los años más calurosos registrados hasta ahora: 2015, 2016 y 2017. Pero sólo en lo que llevamos de este 2019, «hemos visto récords de temperatura rotos desde en Nueva Delhi hasta Anchorage, desde París hasta Santiago, desde Adelaida y hasta el Círculo Polar Ártico. Si no tomamos medidas sobre el cambio climático ahora, estos eventos climáticos extremos son solo la punta del iceberg. Y, de hecho, el iceberg también se está derritiendo rápidamente ”, dijo Guterres.

 

[columns size=»3/4″ last=»false»]Movimiento CO2 | NASAAquí te explicamos por qué el CO2 se ha vuelto tan peligroso aunque sea imprescindible para la vida [/columns]

 

Se ha observado un calor excepcional en todo el mundo en la última semana. Europa se ha llevado la peor parte. Ha tenido implicaciones en el transporte  y han comprometido la salud de las personas y el medio ambiente. A medida que la ola de calor se extendió hacia el norte a través de Escandinavia y hacia Groenlandia, aceleró la tasa de derretimiento del hielo.

«Julio ha reescrito la historia del clima, con docenas de nuevos registros de temperatura a nivel local, nacional y global», dijo la Secretaria General de la OMM, Petteri Taalas (@PetteriTaalas). “El calor extraordinario estuvo acompañado por un derretimiento dramático del hielo en Groenlandia, en el Ártico y en los glaciares europeos. Incendios forestales sin precedentes en el Ártico por segundo mes consecutivo. Bosques vírgenes que solían absorber dióxido de carbono se convirtieron en fuentes de gases de efecto invernadero. Esto no es ciencia ficción. Es la realidad del cambio climático. Está sucediendo ahora y empeorará en el futuro sin una acción climática urgente”, añadió Taalas.

Bélgica, Alemania, Luxemburgo, los Países Bajos y el Reino Unido tuvieron que rediseñar sus mapas del tiempo para incluir, por primera vez, temperaturas superiores a 40º C. París registró su día más caluroso, con una temperatura de 42,6 ° C a las 16:32, un valor sin precedentes desde el comienzo de las mediciones.

España ha permanecido ajena a récords de temperatura máxima durante estos días. 2017 fue el más cálido y el segundo más seco de la historia.

¿De dónde salen estas olas de calor?

La última ola de calor fue causada por el aire caliente que parte del norte de África y España. Circuló luego a la Europa Central a Escandinavia. Noruega vivió inusuales «noches tropicales» por encima de 20°C. La capital finlandesa, Helsinki, estableció un nuevo récord de 33,2ºC el 28 de julio y la localidad de Porvoo registró una temperatura de 33,7º C.

Récords de temperaturas máximas en distintos países de Europa en julio de 2019 | NW, OMM

Es normal que se produzcan inyecciones de aire caliente desde el Sáhara. Suelen ser parejas a flujos de aire polar desde el norte en otras regiones. Esto ocurre porque, en nuestras latitudes, a unos 9 km de altura, hay una corriente en chorro constante que fluye de oeste a este. Es la que utilizan las aerolíneas en sus desplazamientos trasatlánticos para ahorrar combustible. Esta corriente no traza una línea recta; es sinuosa. Forma unas ondas o meandros que, según sostienen climatólogos y evangelizadores climáticos como Paul Beckwith, se están acentuando en los últimos años. Según esta teoría, el chorro de aire llega desde más al norte y baja hasta latitudes más cercanas al ecuador, arrastrando masas de aire calientes y secas hasta latitudes muy al norte, y al revés (por eso, mientras a finales de julio París, literalmente, se achicharraba (unos 15 grados por encima de lo normal), en Moscú vivían una semana bastante fresquita (unos 7 grados por debajo de lo normal).

Las altas temperaturas también avivaron la actividad de los incendios forestales en el Ártico, incluso en Groenlandia, Alaska y Siberia. La Agencia Forestal Federal de Rusia estima que, a partir del 29 de julio, los incendios forestales en Siberia han quemado 33.200 kilómetros cuadrados, con 745 incendios activos, causando devastación ecológica masiva e impactando la calidad del aire durante cientos de kilómetros. El humo se puede ver claramente desde el espacio.

 

[columns size=»3/4″ last=»false»]Movimiento CO2 | NASALa ola de calor lleva a Groenlandia a un deshielo histórico, mientras bate los registros históricos con temperaturas por encima de los 20ºC [/columns]

 

“Estas intensas y extendidas olas de calor llevan la firma de la emergencia climática provocada por el ser humano. Esto es consistente con el hallazgo científico que muestra eventos de calor más frecuentes, prolongados e intensos, ya que las concentraciones de gases de efecto invernadero conducen a un aumento de las temperaturas globales”, según Johannes Cullmann, Director del Departamento de Clima y Agua de la OMM, quien en septiembre presentará junto a sus colegas un informe quinquenal en le Cumbre del Clima de la ONU.

Es probable que el cambio climático influenciado por los humanos haya agregado de 1,5ºC a 3ºC a las temperaturas extremas registradas durante Europa en julio de 2019, según un informe de World Weather Attribution. “Las olas de calor en pleno verano representan un riesgo sustancial para la salud humana y son potencialmente letales. Este riesgo se ve agravado por el cambio climático, pero también por otros factores como el envejecimiento de la población, la urbanización, el cambio de las estructuras sociales y los niveles de preparación. El impacto total solo se conocerá después de algunas semanas, cuando se han analizado las cifras de mortalidad. Los planes efectivos de emergencia por calor, junto con pronósticos meteorológicos precisos como los emitidos antes de esta ola de calor, reducen los impactos y se están volviendo aún más importantes a la luz de los crecientes riesgos”, concluye.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente