Newtral
Guinea Bisáu, en el bucle
Siguiente

Guinea Bisáu, en el bucle

Los guineanos vuelven a las urnas este domingo 29 para elegir en segunda vuelta un nuevo presidente, entre dos opciones ya conocidas, los exministros Domingos Simões Pereira y Úmaro Sissoco Embaló

Fuente: Facebook Domingos Simões Pereira

Guinea Bisáu vuelve a las urnas el próximo 29 de diciembre, después de que ningún candidato lograra sumar mayoría absoluta en la primera vuelta de las presidenciales del 24 de noviembre. El principal reto de esta convocatoria electoral es desbloquear una arraigada crisis política que atraviesa desde hace años este país de África Occidental. Semanas antes de la primera votación, la comunidad internacional -desde la ONU a la Unión Africana y la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO)-  expresó su inquietud por la inestabilidad del país. Sumido en constantes Gobiernos destituidos por el anterior presidente, violentas protestas y duras respuestas policiales, Guinea Bisáu vivió sin embargo una jornada de comicios normal, de acuerdo con los observadores consultados por la revista Jeune Afrique.

Lo más importante

El objetivo de estas elecciones es darle un giro a un país estancado, pero los dos candidatos que pasaron a disputarse la Presidencia en la segunda vuelta de las elecciones guineanas son viejos conocidos en la política del país. Se trata de los dos ex primeros ministros Domingos Simões Pereira (Partido por la Independencia de Guinea Bisáu y Cabo Verde, PAIGC) y Úmaro Sissoco Embaló (Movimiento por la Alternativa Democrática, Madem G-15), con un 40,13% y un 27,65% de los votos, respectivamente, según el Comité Nacional Electoral del país africano. 

El último presidente hasta junio, Jose Mario Vaz, que se presentó a la reelección, quedó en primera vuelta en el cuarto puesto con apenas un 12,41% de los apoyos. Aunque acató el resultado, denunció “irregularidades” por parte del equipo de su rival Pereira, “incluyendo el relleno de urnas con votos marcados un día antes de las elecciones”, dijo.

¿Cuál es el contexto?

Desde que se independizó de Portugal en 1974, los guineanos han vivido al menos nueve intentos de golpe de Estado, de los que cuatro prosperaron. Desde entonces, el único presidente que logró completar una legislatura ha sido Vaz. Pero Vaz, Pereira y Embaló guardan unos intrincados vínculos políticos que los enemistan cruzadamente desde hace años. Vaz está enfrentado con el PAIGC, partido al que perteneció y del que fue excluido al destituir del cargo de primer ministro a Pereira, líder del mismo partido, en agosto en 2015, y quien ahora busca resarcirse.

Embaló fue uno de los ocho primeros ministros sucesivos (2016-2018) durante la presidencia de Vaz y ahora lidera una disidencia del PAIGC y busca ser identificado como un unificador, a diferencia de Pereira, quien, según dijo en una entrevista en Jeune Afrique, es “el origen del mal” porque presionó para dividir a cristianos y musulmanes. Vaz ahora apoya a Embaló. El pasado 28 de octubre, Vaz disolvió también el 28 de octubre el Gobierno del primer ministro, Aristides Gomes, a golpe de decreto, el séptimo desde el comienzo de su mandato. 

¿Qué hay que tener en cuenta?

  • El sistema político de Guinea Bisáu permite que el partido mayoritario o coalición designe al Gobierno, pero el presidente puede destituirlo en determinadas circunstancias.
  • La economía, que crece alrededor del 5% anual, se ha visto resentida por la inestabilidad y queda en manos de los anacardos, principal fuente de ingresos  para más de dos tercios de los hogares guineanos, según Africa News.
  • Guinea Bisáu ocupa el puesto 177 de 189 en el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de la ONU.
  • Casi el 70% de los aproximadamente 1,8 millones de Guinea-Bissau viven con menos de 2 dólares al día.
  • Guinea Bisáu fue declarado como el primer “narcoestado” africano hace una década, y el tráfico y la corrupción no han abandonado el territorio. Este año fueron incautadas 1,8 toneladas de cocaína en sacos de harina, con lo que rompió su propio record de decomisos, explica la fundación InSight Crime, experta en crimen organizado.

#Fact 

Guinea Bisáu es uno de los países que dejarán de utilizar el franco de la Confederación Financiera Africana (CFA) para empezar a utilizar el eco, la moneda única de África Occidental de la que ya te hemos hablado en Pronóstika. Así lo anunció este lunes el presidente francés, Emmanuel Macron, durante un viaje a Costa de Marfil, al identificar este paso como un punto final en una moneda “percibida como uno de los vestigios de la Françafrique”. Guinea Bisáu no fue una colonia francesa, sino portuguesa, pero acuñó el franco CFA en 1997.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente