Newtral


Eco, la moneda única que África Occidental quiere acuñar
Siguiente

Eco, la moneda única que África Occidental quiere acuñar

A imagen y semejanza del euro, el eco es la divisa que quince países de África Occidental quieren implantar en 2020, un propósito ambicioso para el que no queda mucho tiempo

Imagen de archivo de una reunión de la Unión Africana para formar un mercado común | African Union Commission

Adoptar una moneda común es un viejo sueño para los países de África Occidental. Este proyecto, impulsado por la Comunidad Económica de África Occidental (CEDEAO o ECOWAS, por sus siglas en inglés) hace tres décadas, ha ido postergándose en el tiempo. Se intentó en 2003, en 2005, en 2010 y en 2014, y la próxima fecha de implantación prevista es 2020. La hoja de ruta y el nombre de la divisa, ‘eco’, quedaron definidas el mes pasado

En ocho de los quince países miembros de la CEDEAO, el eco sustituiría al controvertido franco CFA de África Occidental, cuyo valor está asociado al de la divisa que use Francia, el euro en este caso. Sus críticos la ven como un símbolo de la prolongación del colonialismo francés y sus partidarios como una herramienta de estabilidad en los países que la usan porque contiene la inflación. La usan Benín, Burkina Faso, Costa de Marfil, Guinea Bissau, Mali, Níger, Senegal y Togo; y el resto, Cabo Verde, Gambia, Ghana, Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona, tienen monedas propias. 

¿Por qué es importante?

Este bloque regional, nacido en 1975, representa a una población de cerca de 385 millones de habitantes. El propósito principal es promover el comercio entre los estados miembros con su moneda nativa, reducir los costos de transacción y facilitar los pagos. Para los países de la CEDEAO, la moneda única representa la superación de la parte más difícil del proceso de integración, en un grupo de países con indicadores macroeconómicos diversos y diferentes políticas monetarias. 

¿Cuál es el contexto?

La ausencia de una moneda única contrasta con el contexto de integración comercial a nivel continental al que ya están adscritos 54 países, la Zona de Libre Comercio Continental (AfCFTA). Se trata de un mercado común africano con libertad de movimiento para bienes y personas que a principios de julio logró convencer a Nigeria, una de las principales economías que se resistían a integrar este grupo,  que estrena ahora una fase operacional.  

Nigeria también recela de la posibilidad de acuñar el eco, pues los economistas prevén que domine una eventual zona monetaria y lo comparan con lo que representó Alemania durante el proceso de integración del euro. “Es difícil ver a Nigeria aceptar estar en una unión monetaria si no es el jefe”, decía al diario nigeriano Vanguard el economista Ndongo Samba Sylla, de la Fundación Rosa de Luxemburgo en Dakar. “(El eco) se lanzaría al vacío”. 

¿Qué hay que tener en cuenta?

Los criterios que tienen que cumplir los países para implantar el eco son fundamentalmente cuatro: un déficit presupuestario inferior al 3%, una tasa de inflación promedio anual que no supere el 10%, un financiamiento por parte del banco central de déficits que no excedan el 10% de los ingresos tributarios del año anterior y que haya reservas externas brutas equivalentes a tres meses de importaciones. 

El principal desafío es que todos los países lleguen a cumplir a tiempo los requisitos. Por el momento, según un análisis de Quarz, reina el pesimismo ante la posibilidad de que se consiga en 2020. Según el medio estadounidense, solo llegarán a tiempo Cabo Verde, Costa de Marfil, Guinea, Senegal y Togo del total de países miembros de la CEDEAO. En caso de que no se logre cumplir esta meta antes del año que viene, el compromiso de los líderes del bloque por lo menos significa que los países se intentarán adaptar a la disciplina financiera de las condiciones que impone el eco.

#Fact 

El nombre y el logo de la moneda fue sometido a un concurso público a finales de 2018. De 13 nombres sugeridos, lograron cribar tres. El 40% de la puntuación correspondía a la identidad de la CEDEAO, el 25% al significado, el 20% a la facilidad de la pronunciación y el 15%, a la creatividad, según el económico francés, La Tribune. Y hubo consenso: eco fue el favorito, por encima de ‘afri’ y ‘kola’. Pero con el logo no hubo tanta suerte.


Descárgate Pronóstika
iOS | Android

1 Comentario

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente