Newtral
Esta resonancia no muestra a una mujer que da un beso a su perro: la imagen está manipulada
Siguiente

Esta resonancia no muestra a una mujer que da un beso a su perro: la imagen está manipulada

La captura original era de una mujer con su hijo durante una resonancia a la que luego superpusieron los resultados sobre un estudio de reacciones cerebrales

Una publicación compartida al menos 1.000 veces en Facebook asegura que una imagen es la primera resonancia magnética de una mujer con su perro. Es falso, en realidad muestra una foto manipulada que corresponde originalmente a la resonancia de Rebeca Saxe, neurocientífica del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT), con su bebé.

“La neurocientífica Rebecca Saxe besa a su perrito de 2 meses. El beso provoca una reacción química en los dos cerebros, una explosión de la hormona del amor, la oxitocina que penetra en el cerebro, se integra al sistema, y toma su cuerpo, lo hace flotar, respirar y tranquilo”, indica el texto que se está viralizando junto a la foto. 

Sin embargo, a través de la búsqueda inversa en Google de esta imagen, nos encontramos con un artículo publicado en The Smithsonian Magazine en diciembre de 2015, en el que la neurocientífica Rebecca Saxe, del MIT explica que la imagen corresponde a una resonancia magnética de ella con su hijo, tomada en abril de 2015.

En el artículo, la neurocientífica explica que en su laboratorio del MIT recurren a las resonancias magnéticas para observar el flujo sanguíneo en el cerebro de los niños” y ver “su actividad cerebral”. “Esta resonancia magnética en particular, sin embargo, no fue hecha con propósitos de diagnóstico, ni siquiera por la ciencia en realidad. Nadie, hasta donde sé, había realizado alguna vez una resonancia magnética de una madre y su hijo. Hicimos esta porque queríamos verla”, cuenta Saxe en el artículo.

El 11 de septiembre Rebecca Saxe publicó una serie de tuits también aclarando que las zonas de color rojo y naranja no corresponden a la reacción por un beso, sino que muestran zonas activadas en el cerebro al ver imágenes de rostros de personas.

La imagen de una mujer besando a su perro es, por tanto, una manipulación de una resonancia magnética de una mujer con su bebé en la que se colocaron encima los resultados de un estudio sobre reacciones cerebrales en bebés al ver imágenes con rostros de personas.

Fuentes: 

  • The Smithsonian Magazine
  • Cuenta de Twitter de Rebecca Saxe

Relacionados

Más vistos

Siguiente