Newtral


Esta fotografía se hizo en Bangladesh, no en la perrera de Sevilla
Siguiente
WSPA también publicó un vídeo para denunciar cómo se maltraba y se asesinaba «brutalmente» a los perros en países con pocos recursos para evitar que no se propagara la rabia, con imágenes similares a la de la fotografía. En el texto que acompaña el vídeo explicaba que la «vacunación masiva era la única solución».

Esta fotografía se hizo en Bangladesh, no en la perrera de Sevilla


La imagen forma parte de una campaña de concienciación llevada a cabo por WSPA en 2011 para evitar el maltrato animal y los sacrificios que se llevan a cabo, sobre todo de perros, en países afectados por la rabia.

Una fotografía que muestra cómo un perro es capturado con tenazas y sacrificado mediante una inyección circula en redes sociales atribuyendo el acto a la perrera municipal de Sevilla, conocida como Centro Municipal Zoosanitario. No es verdad, esta imagen no se ha tomado en España, ni es actual. La primera publicación de la que tenemos constancia, a través de la búsqueda inversa, es de septiembre 2011.

La fotografía ilustra dos reportajes sobre el virus de la rabia, uno en el diario español El Mundo y otro en el danés Ekstra Bladet. Ambos trataban la misma problemática y empleaban la fotografía, atribuida a la organización World Animal Protection (WSPA) ―Sociedad Mundial para la Protección de los Animales, en español―, y localizada en Bangladesh.

En aquel momento, esta asociación estaba llevando a cabo una campaña global de vacunación para proteger contra la rabia tanto a personas como a animales. Los medios que publicaron la imagen, además de recoger los datos de la WSPA, informaban de que en los países más afectados se sacrificaba «cruel» e «indiscriminadamente» a animales por esta causa. La imagen que ahora es viral exponía gráficamente esta práctica, que se llevaba a cabo en las calles de países como Bangladesh, donde se tomó la imagen.

WSPA también publicó un vídeo para denunciar cómo se maltraba y se asesinaba «brutalmente» a los perros en países con pocos recursos para evitar que no se propagara la rabia, con imágenes similares a la de la fotografía. En el texto que acompaña el vídeo explicaba que la «vacunación masiva era la única solución».

Tras esta campaña, la fotografía del perro siendo maltratado y recibiendo una inyección se ha seguido utilizando para ilustrar informaciones sobre contagios de rabia (sin especificar el origen), como esta ocurrida en Bolivia. Y también para denunciar abusos contra estos animales en México, como el publicado en esta plataforma de apoyo, o en esta.

Por su parte, el departamento de prensa del Ayuntamiento de Sevilla confirma a Newtral que este mensaje es falso. «La información es absolutamente falsa, ni las imágenes se corresponden con las instalaciones ni empleados públicos del Centro Municipal Zoosanitario, ni estas son las prácticas que se emplean», afirman por email.  Hemos solicitado hablar con la persona encargada del centro para saber más acerca de los sacrificios que allí se realizan, pero hasta el momento no hemos obtenido respuesta.

Fuentes

  • Departamento de prensa del Ayuntamiento de Sevilla
  • World Animal Protection (WSPA)
  • Diario El Mundo
  • Diario Ekstra Bladet

 

 

 

 

 

 

Relacionados

Más vistos

Siguiente